*

X

Cómo sería pasar un año en el lugar más frío y solitario del mundo (VIDEO)

Por: pijamasurf - 11/29/2014

Durante 10 años, el director neozelandés Anthony Powell documentó la vida en la Antártica para ensamblar su nuevo documental: "Antarctica: A Year On Ice"

zr9wi75de8wbdtjib3mo

Todo lo que podamos imaginar sobre la Antártida no se acerca ni un poco a como realmente se ve y se siente. Lo más seguro es que muy pocos de nosotros vayamos algún día, pero mientras tanto tenemos este documental llamado Antarctica: A Year on Ice del director neozelandés Anthony Powell. Nada de lo que se ha hecho hasta ahora sobre la Antártida (p. ej. Encuentros en el fin del mundo, de Herzog o The Thing, de John Carpenter) captura la experiencia de vivir allí, según el director.

Powell trabajó 10 años en el documental debido a todos los inimaginables problemas técnicos y médicos de filmar a -60ºC en inviernos de 6 meses donde nunca sale un rayo de Sol. En entrevista con io9, Powell habla de todas las cámaras que perdió en temperaturas extremas y cómo tuvo que recurrir a la tecnología más simple porque hay “menos cosas que puedan salir mal”.

También menciona la diferencia de “personas de verano y personas de invierno”. Él es de los que se va a la Antártida a pasar todo el invierno, pero para ello necesitas ser “del tipo introvertido”, dice. “Tienes que estar feliz con tu propia compañía y al mismo tiempo estar feliz en compañía de otros, y poder trabajar con otras personas. Pero definitivamente debes ser ingenioso e inventivo. Si algo se rompe, no puedes ir a la tlapalería de la esquina y comprar un repuesto. Tienes que arreglártelas con lo que tienes”.

sjmgkudzrojgjfugfkl2

Uno de los problemas físicos de pasar un invierno allá es el llamado síndrome T3 (abreviación de la hormona triyodotironina). Aparentemente es una de las cosas que promueve la regeneración y crecimiento de los tejidos. En condiciones de frío extremo, se desplaza del cerebro hacia sistemas más críticos como los músculos. El cerebro comienza a ir más lento con el tiempo. Así, la pérdida de memoria a corto plazo y la deficiencia cognitiva son algunos de los padecimientos de “las personas de invierno”.

Pero nada de lo anterior merma los espectáculos boreales y las millones de estrellas que se pueden apreciar prácticamente a cualquier hora del día (que siempre es noche). El siguiente es el tráiler del documental de Powell, lanzado el 28 de noviembre de este año.

Te podría interesar:

Por qué hay tan pocas fantasías sexuales inusuales (GRÁFICA)

Por: pijamasurf - 11/29/2014

Gracias a que hay diferencia entre imaginar y llevar a cabo, la lista de fantasías sexuales es enorme y hay muy pocas que se consideren inusuales. Esta es la lista

Sexual_fantasies

Aunque varias teorías y planes de tratamiento utilizan las fantasías sexuales como una manera de identificar desviación, raramente describen cómo las fantasías referidas fueron determinadas como inusuales. De acuerdo con recientes estudios, “sólo hay dos fantasías sexuales que podrían considerarse como inusuales”.

El estudio encuestó a alrededor de 1,500 adultos que calificaron, de una lista de 55 fantasías sexuales, cuáles les interesaban más. Los investigadores encontraron que sólo hay dos fantasías estadísticamente escasas (sólo 2.3 de los encuestados las incluyeron en su lista): la bestialidad y la pedofilia. Todas las demás que se mencionaban en la lista (ver infográfico abajo) fueron elegidas varios números de veces, incluyendo orinar sobre tu pareja y usar ropa asociada con el sexo opuesto, aunque estas fueron las más raras.

Las fantasías más comunes de la lista fueron: querer sentir emociones románticas durante el sexo, la felación o el cunnilingus; tener sexo en una locación inusual o romántica; tener relaciones sexuales con alguien que no es tu pareja; masturbar a alguien que conoces.

Esta lista es mucho más importante de lo que aparente a primera vista. En el pasado, ese afán de utilizar las fantasías sexuales como unacalcetines-sexo manera de identificar desviación ha estigmatizado aquellos comportamientos y deseos, de la misma manera que la homosexualidad fue estigmatizada al ser enlistada como un desorden mental en 1973. Pero la lista deja claro que muchas más personas de lo que se cree sueñan con ser dominados por su pareja, por ejemplo, o ser sometidos.

Sin embargo, la distinción entre fantasía y realidad permanece. Es importante notarlo. De las mujeres que fantasearon con ser dominadas por sus parejas, la mitad dijeron que no querrían ser dominadas en la vida real. Pero la fantasía es una válvula de escape para estas pasiones sin necesariamente tener que actuarlas. Lo mismo sucede con la fantasía más común de todas: estar con alguien que no sea tu pareja. 56% de las mujeres y 83% de los hombres han tenido esta fantasía, según el estudio. El Dr. David Schnarch, un psicólogo clínico que se especializa en sexo y felicidad marital, dice que “los humanos somos animales sexualmente gregarios que también valoramos la vinculación de pareja. Las fantasías sexuales proporcionan variedad mental sin violar los lindes de la monogamia; al menos para la mayoría de los adultos maduros”.

Esta encuesta sólo demuestra que es común y sano que la variedad mental de las personas alcance un enorme rango de escenarios y situaciones, ya sea que los lleven a cabo o no.   

Screen shot 2014-12-01 at 11.58.38 PM Screen shot 2014-12-01 at 11.59.04 PM Screen shot 2014-12-01 at 11.59.22 PM