*

X

Clases de yoga al desnudo ayudan a mejorar vida sexual

Salud

Por: pijamasurf - 11/26/2014

Hacer yoga desnudo puede ayudar a la sexualidad, al fomentar la autoaceptación e incrementar la conciencia del propio cuerpo

naked1

En los últimos años ha habido una explosión del yoga ampliándose la oferta desde el "doga", yoga para perros, hasta el ganja yoga (para fumadores de marihuana), entre otras prácticas heterodoxas. Paralelamente, también se han implementado varias escuelas que ofrecen clases de yoga al desnudo. Algunas personas piensan que esta versión es innecesaria y sólo apela al morbo; otras, que es una forma ideal para cobrar mayor conciencia del cuerpo y entrar en un estado de mayor comodidad y aceptación de la sexualidad.

El Huffington Post narra la experiencia de una mujer que ha experimentado con clases de yoga al desnudo en Londres, superando la incomodidad inicial para cosechar los beneficios. Al parecer, uno de ellos tiene que ver con una cierta mejoría de la vida sexual.

Jane Hedge escribe que el yoga desnudo "te coloca en sintonía con tu cuerpo, te hace más espontánea y genera aceptación. De esta forma, beneficia tu vida sexual". Algo que se potencia aun más cuando se tiene la posibilidad de seguir la práctica inmediatamente después en la cama, navegando la cresta sensorial que ofrece el yoga.

Más allá del posible efecto positivo en el desempeño sexual, es indudable que el yoga al desnudo sí tiene una fuerte aplicación terapéutica en la autoaceptación de la imagen corporal, lo cual es parte de la sexualidad. Esta cualidad ha sido identificada en el nudismo, pero en el yoga quizás pueda ser incrementada por la plantilla en la que la desnudez se desenvuelve: una atmósfera de relajación y conexión a través de la respiración. Sin embargo, es importante realizarlo con un instructor que tenga experiencia y pueda proveer un ambiente serio para la práctica a la vez que relajado.

 

Tal vez te sorprenderás al conocer que muchos de los pilares de la cultura occidental se le deben a la cultura árabe.

Tal vez a algunos les llame la atención el título de esta nota, considerando que el Islam es, estrictamente, una religión. Sin embargo, referirnos al Islam como una cultura también es apropiado, ya que necesariamente en paralelo a una práctica religiosa se gesta una cultura. En todo caso en este contexto nos referimos a ese cúmulo cultural que reúne a esos múltiples pueblos que tienen como común denominador la práctica del Islam.  

Una vez aclarado lo anterior, procedamos a sustentar la afirmación que titula este artículo, por cierto una aseveración especialmente pertinente ahora que, una vez más, el Islam se encuentra en la mira de la condena cultural. Tras los sucesos ocurridos en París, en las oficinas de la revista Charlie Hebdo, se avivó la animadversión ante “lo musulmán”. Esto en buena medida gracias al tratamiento frívolo e irresponsable que muchos medios le imprimen a cualquier acto negativo perpetuado por practicantes del Islam –sin enfatizar en que se trata de grupúsculos híper violentos y dogmatizados que poco tienen que ver con el grueso de esta fabulosa cultura.

A continuación un breve listado de algunas de las más exquisitas, útiles y relevantes aportaciones que las culturas alrededor del Islam han concretado a lo largo de muchos siglos. Para muchos resultará sorpresivo encontrarse con este pulso precioso de manifestaciones culturales, mientras que para otros será un importante recordatorio de que cuando hablamos de la cultura árabe, hablamos no de crueles tipos “enturbantados” que asesinan a sangre fría a seres humanos de primera clase (es decir, occidentales), sino a una de las civilizaciones indudablemente más refinadas y brillantes que se hayan registrado en la historia de la humanidad.

Así que la próxima vez que te cruces con un musulmán considera que el tipo es, antes que el probable familiar de un terrorista (o incluso el propio terrorista), el heredero de uno de los linajes culturales más admirables de nuestra especie.

9781435114883_p0_v2_s260x420

Las mil y una noches

Se trata de uno de los cuerpos narrativos más hermosos y estimulantes jamás escritos. Presuntamente esta compilación de cuentos persas se consumó en el siglo IX, por Abu Abd-Allah Muhammad el-Gahshigar. Si bien Las mil y una noches podría considerarse el máximo representante de la literatura arábica, vale la pena aclarar que también es sólo una de las muchas gemas literarias emanadas desde esta cultura.

Ajedrez

Si bien el primer antecedente de este inabarcable juego –que ocupa mediante un tablero con 64 espacios el infinito– se registró en la India, el puntual desarrollo del ajedrez ocurrió en Persia, alrededor del siglo VII, y por eso se considera entre los preciosos legados de Arabia al mundo.

Café

Sin la cultura islámica es muy probable que tu devoción por esta bebida estimulante jamás hubiese ocurrido. La práctica de beber café nació por primera vez en Yemen, hace unos 1,200 años.

Mezquitas

Difícil dudar que entre las más estremecedoras muestras de estética arquitectónica se encuentran las mezquitas. Estos templos islámicos se caracterizan por una hipnótica geometría que sublima la experiencia humana, orientándola hacia la divinidad.

Hospitales

El primer hospital en la historia fue fundado en Egipto, durante el siglo IX. Nos referimos al  hospital Ahmad ibn Tulun, que proveía, de acuerdo a una obligación islámica de asistir médicamente a todo aquel que lo necesite, asistencia médica gratuita.

Universidades

El actual concepto de universidad tiene a su primer antecedente directo en un centro de enseñanza fundado por una joven princesa, de nombre Fatima al-Fihri, y que actualmente lleva más de 1,200 años operando. Se trata de la Universidad al-Qarawiyyin, en Fez, Marruecos.

1084290_orig

Álgebra

Una de las áreas más relevantes de las matemáticas, en el desarrollo del álgebra la influencia de matemáticos árabes, que incluso acuñaron el término, fue fundamental. 

Cirugía

Uno de los procedimientos fundamentales para la medicina fue inventado hace poco más de mil años por el médico musulmán Al Zahrawi, quien publicó una enciclopedia sobre esta técnica que sería una referencia obligatoria en Europa durante más de 5 siglos.

Alquimia

Algunos de los pilares fundacionales de esta tradición, no sólo una de las más influyentes en la historia espiritual del ser humano sino también antecedente directo de la química como ciencia, se gestaron en Egipto y el Medio Oriente. En pocas palabras, sin la influencia de las culturas islámicas, difícilmente se habría logrado este cuerpo de conocimiento que permearía el misticismo occidental durante los siglos posteriores. 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis