*

X

BREAKING: Los hombres no las prefieren rubias y el sexo no vende

Por: pijamasurf - 11/25/2014

El mercado define las categorías del deseo y se encarga de producir objetos de consumo para satisfacerlas. Pero esta compañía ha encontrado que lo que solemos creer del imaginario colectivo de repente da giros de 180 grados

3038740-slide-s-14-this-lingerie-company-a-b-tests-its-models

El sexo no vende, y los compradores de lencería compran menos productos anunciados por rubias de lo que uno pudiera pensar. Al menos esas son algunas de las conclusiones de Adore Me, una compañía francesa de lencería, especializada además en el manejo de grandes flujos de data.

¿Cómo se da esta unión tan improbable de un geek dirigiendo una compañía de lencería? El chiste se cuenta solo.

Su creador, Morgan Hermand-Waiche, es egresado de la École de Mines, el "MIT" de Francia. Adore Me no sólo vende lencería, sino que analiza los patrones de compra de las imágenes que más lencería venden. Este análisis se realiza con variables tales como la postura de la modelo, la conjunción de color de cabello / lencería / posición, además de la interacción con la cámara (si fijan los ojos en el lente o en otro lado, etcétera).

Hasta ahora, la modelo que más vende es la morena brasileña Simone Villas Boas. Hermand-Waiche explica que "la imagen tiene un enorme impacto de ventas cuando se trata de moda. Compras el producto no por cómo se ve, sino por las emociones que el producto te proporcione y que tú quieres producir a través del producto".

Nunca la función de la belleza quedó mejor expresada. Sin embargo, su expresión es una definición de mercado, así que en cierto modo el inapresable objeto mental que perseguimos en la mercancía, en el fetiche y en nuestro mundo plagado de imágenes no es más que la comparación entre dos expresiones de una misma mentira que nos hemos enseñado a creer. Así que recuerden: las rubias no venden ropa interior; lo mejor es una morena en un sofá, mesándose el cabello.

 

Te podría interesar:

Así perciben tu rostro los algoritmos de Facebook

Por: pijamasurf - 11/25/2014

Con el fin de advertirnos que estamos siendo permanentemente percibidos por los algoritmos activos en las redes sociales, Sterling Crispin creó su proyecto "Data-Masks"

Screen Shot 2014-11-26 at 2.01.48 PM

Aunque no necesariamente sea una idea placentera lo cierto es que las máquinas, los algoritmos y, en este caso particular, Facebook, sí nos perciben, y lo hacen todo el tiempo. Esta es la idea detrás del proyecto Data-Masks, de Sterling Crispin. A partir de data extraída de algoritmos de reconocimiento facial y programas de detección de rostros se crean renders tridimensionales para definir cómo es que nos perciben estos seres binarios tal vez conscientes y, sobre todo, para "confrontarnos con la idea de que estamos siendo observados prácticamente todo el tiempo". 

Crispin advierte que por medio de nuestras fotografías alojadas en esa red social, independientemente de que seamos o no "taggeados", Facebook está creando permanentemente máscaras de cada uno de nosotros. Imitando los pasos que Facebook implementa, el artista compila patrones faciales de data sets y luego traduce la información en una imagen bidimensional para después renderearla en 3D. Sin embargo, interrumpe el proceso antes de que se haya logrado una imagen "perfecta". 

El resultado de este experimento son entidades perturbadoras que actúan como siniestro recordatorio: la data también nos percibe. 

 Screen Shot 2014-11-26 at 2.01.58 PM