*

X

Muerte blindada: así se ven los tanques de los Zetas y las autodefensas de Michoacán (FOTOS)

Por: pijamasurf - 10/03/2014

Armaduras de metal, bloques de arena y mucho espacio para llevar balas y gatilleros: estos son los tanques hechizos que poco a poco van apareciendo en las carreteras de México

México es el país surrealista por excelencia: sólo aquí es posible que las organizaciones criminales fabriquen tanques que compiten con los del ejército e igualmente que un grupo de vigilantes, conocidos como autodefensas, apliquen las mismas estrategias en Michoacán para defender sus pueblos.

La policía ha decomisado más de 40 monstruos a los Zetas, pero se estima que muchos más aún recorren las carreteras del norte del país, como si se tratara de piezas de utilería salidas de Mad Max.

Pero en Michoacán, donde las fuerzas de las autodefensas combaten contra los Caballeros Templarios, personas como Francisco Espinosa (en la foto) emplean a herreros de la localidad para transformar vehículos de carga en piezas de artillería móvil, útiles tanto en la defensa como en el ataque.

Estas imágenes fueron tomadas por GlobalPost en el poblado de Tepelcatepec, en Tierra Caliente, Michoacán. Muy pocas veces han sido utilizados en el campo de batalla (finalmente, no cabe romantizar la guerra: México sigue en guerra contra sí mismo), pero podría tratarse de un vistazo al futuro de las carreteras, donde monstruos de metal como estos se vuelvan tráfico común.

Te podría interesar:

El cerebro entiende palabras cuando estás dormido; podemos usar el lenguaje para programarnos

Por: pijamasurf - 10/03/2014

Un interesante estudio muestra que el cerebro es capaz de clasificar palabras que escucha cuando ya está clínicamente dormido

Screen shot 2014-10-05 at 1.39.13 PM

Tal vez has visto alguna de esas grabaciones de hipnosis que prometen influir en tu cerebro para dejar de fumar o cualquier otra cosa con mensajes subliminales que puedes reproducir mientras duermes; y aunque esto sonaba como una medida desesperada y poco efectiva, algo de verdad puede haber en estos métodos, según ha arrojado un nuevo estudio.

Investigadores franceses liderados por Sid Kouider realizaron un elegante experimento en el que se conectó a una serie de voluntarios a un aparato que medía sus ondas cerebrales mientras realizaban un sencillo examen de categorizar palabras que escuchaban: podían ser un animal o un objeto. Al escuchar la palabra los participantes debían apretar un botón con su mano derecha o su mano izquierda. Lo interesante del experimento fue que se les permitió quedarse dormidos mientras seguían realizando la prueba.

button_press_kouider

Kouider y su equipo habían registrado los patrones neurales correspondientes a las diferentes respuestas, mostrando una actividad cerebral distinta cuando se usaba la mano derecha o la mano izquierda. Lo sorprendente del caso fue que los voluntarios siguieron manifestando la actividad cerebral en respuesta a las palabras que escuchaban aunque ya estaban dormidos. Si bien evidentemente no utilizaban sus manos, sus cerebros seguían respondiendo de manera correcta la categoría a la que pertenecían las palabras.

Esto lleva a un nuevo entendimiento la idea de que algo es tan fácil que hasta dormido lo podemos resolver y, sobre todo, abre una nueva dimensión sobre cómo podemos entrenar el cerebro. Aunque quizás lo mejor sea simplemente dejar que se manifieste el curso natural de nuestros sueños --el tiempo donde consolidamos memorias y nuestras neuronas se regeneran-- algunas personas seguramente querrán aprovechar el tiempo de sueño para practicar y modelar su psique. Ya que el cerebro es esencialmente moldeable (neuroplasticidad) es probable que sea posible que los mensajes que emitimos a un cerebro dormido puedan activar ciertos patrones de comportamiento que puedan acarrearse al mundo de la vigilia, como una especie de memoria sub rosa. En un sentido primario, somos lo que recordamos, así que si podemos utilizar los sueños para almacenar recuerdos selectivos, podemos modificarnos a un nivel cuasiontológico.