*

X

Las increíbles fotografías de Chris Hadfield, el carismático astronauta canadiense

Por: pijamasurf - 10/25/2014

La sencillez contrasta con el portento en estas imágenes tomadas por Chris Hadfield mientras se encontraba a bordo de la Estación Espacial Internacional

A mediados de 2013 el exastronauta canadiense Chris Hadfield saltó a la fama por una serie de videos en donde con sencillez y amabilidad explicaba la vida cotidiana a bordo de la Estación Espacial Internacional, siempre sin descuidar el aspecto científico del asunto. Sin embargo, hubo un par de momento en los que fue su originalidad sensible la que lo convirtió en un fenómeno viral: primero, un video en el que mostraba que las lágrimas en el espacio exterior no caen; después, para no dejar asomo de duda, la ocasión en la que antes de volver a la Tierra interpretó “Space Oddity”, la canción de David Bowie que era más que adecuada para sus circunstancias.

Recientemente, el periódico inglés The Guardian reseñó el libro You Are Here. Around the World in 92 Minutes, el cual compila fotografías que Hadfield tomó de nuestro planeta mientras se encontraba en el espacio exterior.

La idea del libro es simple, sin duda, acaso porque poco puede hacerse frente a las imágenes capturadas por el astronauta más allá de mostrarlas y dejar que nos colmen de asombro.

Te podría interesar:

Tsū, una red social en la que eres dueño de tu contenido (y además te pagan por él)

Por: pijamasurf - 10/25/2014

Esta nueva red social pretende distribuir 90% de sus ganancias entre los generadores de contenido, es decir los usuarios

Screen Shot 2014-10-27 at 12.50.18 AM

Luego de que Facebook controlara explosivamente la arena de las redes sociales mientras simultánea (y paradójicamente) se convirtiera en una de las compañías más odiadas del planeta han surgido diversas alternativas que, apelando al deseo de los usuarios de ser respetados, buscan competir con la red de Zuckerberg.

Recién anunciábamos la relativa popularización de Ello, creada el verano pasado y que hace unas semanas presumía de estar recibiendo alrededor de 30 mil nuevos miembros cada hora. Su principal cualidad es no lucrar con la data que sus usuarios le confíen ni terminar comercializando los espacios de su interfase (lo cual deja en el misterio su modelo de negocio). El pasado 20 de octubre nació otro competidor, Tsū.

Tsū se jacta de ser la primera red social en la que sus miembros son propietarios del contenido que generan y de hecho se pueden beneficiar económicamente de ello. Aparentemente, 90% de las ganancias que obtiene Tsū mediante la comercialización de su interfase terminará repartiéndose entre los usuarios que hayan creado los contenidos, entre aquellos que lo hayan propagado y entre los responsables de haber invitado a unirse a los creadores y propagadores.

Aquí puedes unirte para probar esta nueva opción, la cual, como ocurre con el resto de nacientes alternativas, deberemos analizar a detalle y sobre todo experimentar. Mientras tanto lo que queda claro es que al mundo digital, y al mundo físico, les vendría bien un competidor importante frente a la hegemonía facebookiana.