*

X

La secreta razón por la cual la escuela y la política aburren tanto

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/08/2014

Un nuevo documental llamado Boredom explica la principal razón por la cual tanta gente se aburre en clases y escuchando discursos políticos

APTOPIX China 30 Years Reforms

El aburrimiento en las escuelas es imperante, pero no por las razones que la mayoría cree. De acuerdo con el nuevo documental Boredom no son los temas a estudiar lo que hace que los alumnos se aburran terriblemente, sino la cultura sedentaria de estar constantemente sentado. “Estar sentado demasiado tiempo hace que el cerebro de la gente se convierta en papilla”, apunta Albert Nerenberg, director del documental.

El psicólogo Earl Henslin explica en la película que es la naturaleza inmóvil de los estudiantes lo que eventualmente hará que la mayoría de las experiencias sean aburridas. “Cuando una persona deja de moverse, el cerebelo comienza a ir más lento”. Debido a que el cerebelo, el cual se activa principalmente con movimiento, es tan central al cerebro, cuando se desactiva, todo el cerebro va más lento. Literalmente, la inmovilidad física se traduce en inmovilidad mental --la mente y el cuerpo tienen menos división de lo que pensamos.

Hace sentido pensar que, si no podemos poner atención porque nuestro cerebelo está aletargado, eventualmente caeremos en un aburrimiento brutal. Pero no sólo son los salones de clase los que fomentan esta niebla mental; el efecto sedentario también se da en arenas políticas donde se sabe que algunas personas incluso se desmayan mientras escuchan un discurso político. Por si fuera poco estar sentados, en esa oprimente inmovilidad, hay que aguantar la retórica de los discursos que se repiten --lo que llamaba Baudrillard "el infierno de lo mismo". 

“Cuando el cerebelo se aletarga y la respiración se ahoga, es más fácil desmayarse”, anota Nerenberg. “Particularmente cuando un discurso es extremadamente monótono (como suelen ser)”.

Una escena impresionante en Boredom muestra a personas cayendo inconscientes mientras atienden a discursos del presidente Obama y el Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, entre otros. Palabras que literalmente dejan inconscientes, llevan al cuerpo a escapar del tedio que lo invade.

“Lo que la gente no comprende es que una cultura monótona y sedentaria es una amenaza para la sociedad”, comenta Nerenberg. “Es aburrido y es fatal”. El comportamiento sedentario, de hecho, ha sido vinculado a condiciones crónicas que incluyen la depresión, la diabetes, enfermedades del corazón y paros cardíacos. Existe, entonces, la muerte por aburrimiento.

Numerosos científicos coinciden en que uno de los principales problemas de salud en la actualidad es pasar 8 horas al día sentados trabajando; este hábito, propio de la era de la información y los ordenadores, merma al cuerpo y la mente de diferentes maneras que apenas estamos detectando. Algunos estudios han vinculado el estar sentado por mucho tiempo con el cáncer de cólon, pecho y endometrio. La razón no es clara, pero se cree que el exceso de insulina favorece el crecimiento celular del cáncer. También debido a que moverse regularmente provoca la liberación de antioxidantes, los cuales acaban con los radicales libres que atacan a las células.

Otras enfermedades vinculadas al sedentarismo son la degeneración muscular, el cansancio crónico, problemas en la columna, pancreatitis y paros cardíacos, estas últimas debido a que los músculos queman menos grasa y la sangre fluye más lentamente cuando se pasa mucho tiempo sentado, haciendo que los ácidos grasos puedan atascar más fácilmente alguna arteria. Además, se ha relacionado el estar mucho tiempo sentado con un aumento en la presión sanguínea y con el colesterol elevado. Tus hábitos sedentarios pueden hacerte más proclive a tener algún problema cardíaco.

Te podría interesar:

La repulsión lleva a la gente a mentir; la limpieza promueve el comportamiento ético (ESTUDIO)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/08/2014

Por sorprendente que parezca, con sólo pensar en espacios limpios o productos de limpieza actuamos más éticamente que si pensamos en pañales o arena de gato

2012-orig-spring-cleaning-broom-600x411

Es posible que este sea uno de los estudios más útiles para la sanidad social que se hayan hecho hasta ahora. De acuerdo con los investigadores, los sentimientos de repulsión pueden incrementar comportamientos mentirosos o tramposos, y en cambio la limpieza puede ayudar a la gente a regresar a un comportamiento ético. Lo más interesante es que, de acuerdo con los resultados, con sólo pensar en productos de limpieza, por ejemplo, actuamos mejor en un medio social.

“Como emoción, la repulsión está diseñada como protección”, apunta Vikas Mittal, profesor de mercadotecnia en la Rice’s Jones Graduate School of Business. “Cuando la gente siente repulsión, tiende a retirarse de la situación. El instinto es protegerse a sí mismo. Las personas se enfocan en el “yo” y son menos proclives a pensar en los demás. Pequeñas trampas comienzan a ocurrir: si siento repulsión y me enfoco en el “yo” y necesito mentir un poco para ganar algo de ventaja, lo haré. Este es el mecanismo fundamental”.

Pero, en cambio, los investigadores encontraron que comportamientos de limpieza de hecho mitigan los efectos autoserviles de la repulsión. “Si puedes crear condiciones donde la repulsión de la gente se mitigue, no verás este efecto no ético”, dice Mittal.

Una de las formas de mitigar la repulsión es, sorprendentemente, pensar en productos de limpieza (como Windex o cloro): “La gente no lo sabe, pero estas pequeñas emociones están afectándolos constantemente”.

Los investigadores llevaron a cabo tres experimentos aleatorios evocando la repulsión por distintos medios. En uno de ellos, por ejemplo, los participantes tuvieron que evaluar productos antidiarreicos, pañales, toallas femeninas, arena de gato, etcétera.

Después de este ejercicio, los hicieron evaluar productos de limpieza, desinfectantes y jabones para baño. Estos últimos tuvieron un rango mucho menor de comportamientos tramposos o engañosos que los primeros.

HBX-CHIC-FASHIONABLE-CLEANING-SUPPLIES-11

A un nivel muy básico, si tomamos un baño diario (como recomendaba Paracelso), limpiamos nuestra casa y nuestro espacio de trabajo e incluso quizás encendemos una vela que nos guste o rociamos alcohol al aire para limpiarlo, nuestra mente trabajará de una manera más limpia. Simbólica y operativamente más limpia. Tenderemos, incluso, a ser más honestos y derechos con los otros.

Es increíble lo influyente que puede ser una emoción básica de repulsión o limpieza. A veces ni siquiera nos damos cuenta que algo está causándonos repulsión y sólo actuamos de maneras defensivas. Este estudio es un llamado a poner atención a la limpieza elemental y diaria de todo lo que nos rodea, por supuesto empezando por nosotros mismos. Y cuando tengas ganas de mentir, primero piensa en Windex.