*

X

Hospital cultiva comida orgánica para ofrecerla como medicina

Salud

Por: pijamasurf - 10/01/2014

Hospital honra el principio: "Que tus alimentos sean tu medicina"

Screen shot 2014-10-01 at 6.55.22 PM

El hospital  de St. Luke University en Pennsylvania, Estados Unidos, ha anunciado la creación de una granja de cinco acres en la que planea cosechar más de 20 mil kilos de alimentos orgánicos. Los alimentos serán distribuidos en los seis hospitales de su red para que sus empleados, visitantes y especialmente sus pacientes puedan beneficiarse de una dieta orgánica.

"Una dieta basada predominantemente en plantas es una medicina extremadamente poderosa, a veces mejor que la medicina que tomamos", dijo la Dra. Bonnie Coyle, la directora de salud comunitaria de St. Luke. Coyle alabó los beneficios de los alimentos orgánicos.

Más allá de que St. Luke pueda obtener beneficios económicos de vender su comida orgánica más cara --como un lujo dentro de la mala fama que tiene la "comida de hospital" y la moda de la comida orgánica-- la medida es una señal prometedora en una industria de salud que tiene el mal hábito de recetar enormes cantidades de fármacos y descuidar el poder de la comida para sanar el cuerpo. La mayoría de los doctores ha olvidado el postulado fundacional de Hipócrates, a quien se le atribuye la frase "Que tu alimento sea tu medicina". Quizás no haya ninguna señal más evolutiva y armónica que una sociedad que no necesita otra cosa que lo que come (y lo que cosecha) para mantenerse sano, más allá de utopías futuristas de medicina genética o nanotecnológica. 

Un estudio reciente mostró que la comida cultivada bajo métodos orgánicos es más nutritiva. Quizás debido a métodos como el monocultivo, el uso de pesticidas y demás ingredientes tóxicos, hemos dejado de recibir los efectos medicinales de los alimentos. La comida-medicina a fin de cuentas es resultado de una tierra sana, rica en minerales y oligoelementos, lo cual a su vez se traduce en un cuerpo sano. Esto se ha perdido; por eso es tan importante retomar prácticas de cultivo orgánico.

La temporada en la que naces afecta tu personalidad para toda la vida, revela investigación

Salud

Por: pijamasurf - 10/01/2014

Nacer en verano o en invierno parece influir en que tengas un temperamento más volátil e irritable o más contenido y recatado: el tiempo determina el temperamento

Mother carrying sleeping baby. Image shot 2006. Exact date unknown.

Se parece a la astrología, pero en realidad es algo que la ciencia ha observado de manera reiterada en la última década: la temporada en la que se nace tiene una influencia duradera en una serie de características, que van desde rasgos de personalidad, tendencia a ciertas enfermedades y desempeño académico hasta, incluso, probabilidad de fumar o suicidarse.

Un nuevo estudio presentado en el Congreso CNP del European College en Berlín sugiere que la temporada en la que nacemos influye de manera significativa en el riesgo a desarrollar desordenes mentales de tipo afectivo. Según la investigadora Xenia Gonda:

Estudios bioquímicos han demostrado que la temporada en la que nacemos tiene una influencia en algunos neurotransmisores monoaminas, como la dopamina y la serotonina, la cual puede detectarse en la vida adulta. Esto nos lleva a pensar que la temporada de nacimiento tiene un efecto duradero. Nuestro trabajo estudió a 400 sujetos y correlacionó su fecha de nacimiento con su personalidad posterior en la vida. Básicamente, parece que la temporada incrementa o reduce la posibilidad de desarrollar ciertos desordenes mentales.

Los investigadores hallaron que un temperamento ciclotímico (caracterizado por cambios de estado de ánimo frecuentes) es significativamente más común en aquellos que nacen en verano. Las personas nacidas en invierno tienen una tendencia hipertímica, y menor propensión a la irritabilidad. En el caso de las personas nacidas en otoño existe una menor tendencia a la depresión, especialmente en comparación con las personas nacidas en invierno.

Como una curiosidad, The Telegraph hace referencia a Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, como un ejemplo de una persona hipertímica (nacida el 9 de enero) y al futbolista irlandés Roy Keane, nacido en agosto, como un ejemplo de alguien de un temperamento explosivo con grandes variaciones en su humor.

Siguiendo con esta interpretación, podemos notar que las personas nacidas en invierno entran dentro del ámbito de Capricornio, un signo que simboliza una mayor estabilidad --ligado a la tierra-- y las personas nacidas en verano entran, en algunos casos, en el signo de Leo --ligado al fuego y a una personalidad más brusca e impulsiva--. Quizás esta coincidencia entre la temporada de nacimiento y la astrología muestre que el conocimiento astrológico, más que sostener que existe una influencia física de ciertos planetas, es un sistema simbólico, arquetipal (usando el término de Richard Tarnas), que relaciona los ciclos de la naturaleza con la personalidad humana, trazando un puente entre la psique y el mundo. 

Por otro lado, la misma palabra "temperamento" parece reflejar esta misma noción que históricamente ha asociado un aspecto cualitativo a un punto específico en el tiempo, una cualidad que parece imprimirse en una persona. El temperamento es la influencia del tiempo o la marca que el tiempo, con su gama de factores asociados, deja en una persona. Al parecer existe una diferencia biopsicosocial en pasar ciertos meses y no otros dentro del vientre materno y nacer en cierta temporada --con toda sus características que, a su vez, influyen en el desarrollo (sabemos, por ejemplo, que la luz solar afecta la producción de neurotransmisores). 

La interpretación de la astrología y las sincronicidades de Carl Jung justamente sostenía que cada momento tenía una particular cualidad y al hacer algo en cierto momento se adopta la particular qualia de ese momento. Como ocurre con las imágenes de edición de una película, es posible que las cosas tengan un código de tiempo asociado.