*

X

Fantasía hecha realidad: crean cristales de oxígeno para respirar bajo el agua

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/10/2014

Investigadores de Dinamarca han sintetizado materiales cristalinos que pueden unir y guardar oxígeno en altas concentraciones

bajau_laut_pet_shark-640x426

Al parecer, muy pronto podremos respirar bajo el agua sin ayuda de aparatosos tanques de oxígeno. Investigadores de Dinamarca han sintetizado materiales cristalinos que pueden unir y guardar oxígeno en altas concentraciones. En otras palabras, han encontrado la manera de empaquetar una habitación llena de oxígeno en unos cuantos cristales.

“Unos cuantos granos contienen suficiente oxígeno para que uno respire, y como el material puede absorber oxígeno del agua alrededor del buzo y abastecer al buzo de él, el buzo no tendrá que llevar con él más que estos cuantos granos”, apuntó el profesor McKenzie en un artículo.

La diferencia entre estos cristales y un tanque de oxígeno –además del tamaño-- es que los primeros pueden almacenar tres veces la cantidad de oxígeno. A estos cristales se les está llamando, tentativamente, “Aquaman Crystals”, por sus obvias implicaciones de respirar bajo el agua.

El cristal (conocido formalmente como {(bpbp)Co2II(NO3)}2(NH2bdc)](NO3)2 * 2H2O) tiene usos más importantes en la medicina. Podría ser un tremendo alivio para pacientes con cáncer de pulmón que necesitan cargar con ellos tanques a todas horas. El simple hecho de que exista ya esta tecnología, puede cambiar el rumbo tanto de la medicina como de las exploraciones submarinas.

TOP 13 Tecnologías reales que Woody Allen predijo en los 70

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/10/2014

Sleeper es la única película de ciencia ficción del eternamente excéntrico Woody Allen, y la que más se ha acercado a los avances tecnológicos de nuestra época

sleeper morral helicoptero

Desarrollada en el año 2173, Sleeper es la única película de ciencia ficción del eternamente excéntrico Woody Allen y quizás uno de sus más importantes filmes. En él podemos observar el humor de Allen en todo su esplendor, burlándose incluso de películas futuristas como 2001: A Space Odyssey. Pero lo más interesante de esta película es su desconcertante perspectiva sobre los avances tecnológicos que ocurrirían tras 200 años de evolución humana. A continuación enlistamos algunos de estos progresos imaginados por el cineasta que ya existen ahora, 158 años antes de lo previsto:

 

1. Cápsulas para dormir y criogenia

capsulas para dormir

El dispositivo en forma de cápsula en donde congelan a Miles Monroe (Woody Allen) 200 años, existe. El Aeropuerto Internacional de Abu Dabi colocó en algunos puntos de sus instalaciones sillas que, al estirarse, se convierten en una cama compacta de alta tecnología en forma de vaina; esto con el fin de que los pasajeros puedan aislarse por unos momentos del ruido del aeropuerto. Cuesta nada menos que 9 euros la hora.

Pero si nos referimos a las cápsulas para dormir a largo plazo en un estado criogénico como sucede con Miles, la ciencia tampoco nos ha defraudado. En Estados Unidos ya existen compañías como Alcor, que se dedica a la criopreservación de cuerpos y cabezas humanas por las que familiares han pagado para su congelamiento con el fin de que algún día (tal vez en el año 2173, como lo dice la película), la ciencia se encargue de devolverles la vida. Al menos a Miles Monroe no le gustó nada la idea.

 

2. Robot mayordomo

robot mayordomo

El robot mayordomo de los dandis del futuro tiene personalidades programables y ayuda en las tareas de la casa; sin embargo aún posee fallos en su aparato locomotor, lo que le impide ser una tecnología perfecta que iguale o supere a los humanos. El robot es sólo una máquina que auxilia en las tareas fáciles del hogar o trabajo, un artefacto bastante similar a los humanoides que ahora fabrica PAL Robotics, diseñados para servir en el entorno laboral o social; flexibles, estándar y actualizables.

 

3. Vehículos que se conducen solos

Carro futurista

Miles Monroe despertó de un sueño criogénico (que en la época es ilegal) y ahora se ve obligado a huir de la justicia o su cerebro será simplificado electrónicamente. Un par de científicos lo ayudan a huir en una especie de nave-automóvil que se conduce sola a través de un camino iluminado que posee sensores de movimiento o algo parecido. Se parece mucho a lo que tienen ahora Audi, BMW, GM e incluso Google, que también presentó su auto revelador, que se conduce exactamente igual que en el film.  

 

4. Videollamadas

videollamada

El videochat era una tecnología onírica para 1973. Estar en dos lugares al mismo tiempo a través de una pantalla, resultaba sólo un invento de la mente maníaca de Allen. En la película, Luna intenta huir del prófugo Monroe y hace una súplica desesperada a la policía a través de un teléfono de video-bulbosa. Quizás, en algún futuro cercano, nos convenga utilizar nuestras pantallas de plasma para conversar.

 

5. Propulsor personal

sleeper morral helicoptero

La concepción del vuelo como medio de transporte es, sin duda, lo que gobierna el futuro en el año 2173. Coches, camionetas y helicópteros personales que te conducen por los cielos. Según los cálculos de Allen, en el futuro los morrales-helicópteros aún tendrán sus fallas mecánicas para arrancar el vuelo; sin embargo, hoy en día la tecnología nos dice otra cosa. Cuando Miles intenta huir de la justicia en uno de estos artefactos sobre campo abierto, se viene a la mente ese video que presenta al dispositivo Hoverbike, una especie de motocicleta voladora que en vez de ruedas utiliza dos grandes ventiladores en forma horizontal.

 

6. Sistema drive by wire

sleeper crive by wire

Los vehículos de Sleeper no solamente son aparatos innovadores en el arte del vuelo; también podemos observar que en lugar del volante tradicional que poseen los automóviles, utilizan controles y palancas para manejarse automáticamente, lo que recuerda mucho a los sistemas de acelerador drive by wire del Honda Fit o el Mini Cooper, un invento que innovó, sin duda, en el mercado automotriz.

 

7. Clonación de muestras de ADN

sleeper clonación

El gobierno planea clonar al presidente Kim Jong-Il utilizando su nariz, la única parte de su cuerpo que sobrevivió a su asesinato. Hoy en día existen varios tipos de clonación, de entre los que destaca la clonación celular terapéutica, la cual es ampliamente usada para crear embriones a partir de los que se obtienen células madre para experimentar sobre terapia regenerativa. Pero la concepción que la mayoría tiene sobre la clonación (humana y total) al parecer aún no ha sido realizada, o al menos no abiertamente. Se han clonado ovejas, búfalos e incluso una cabra montés extinta, pero hablando de humanos, por ahora está prohibido en los países que quizás tendrían recursos para hacerlo. Así que aún tenemos ese intento algo frustrado (como también es el caso de la película).

 

8. Asistencia de cirugía robótica

sleeeper asistente quirurgico

En la sala de cirugías encontramos nuestra próxima tecnología ya existente: asistencia quirúrgica robótica. En Sleeper este concepto es personificado por una computadora (HAL 9000), bastante similar al sistema da Vinci, una sofisticada plataforma robótica diseñada para ampliar las capacidades del cirujano y completar los procedimientos internos delicados en una operación..

 

9. Robots mascotas

sleeper mascota robot

Rags es el perro robot que se le asigna a Miles Monroe una vez que se encuentra rehabilitado. La mascota parlante es una exacta simulación de lo que ahora es PLEO, el robot dinosaurio que se prevé que en pocos años agrandará su catalogo para sustituir a las mascotas reales. Probablemente no defeque pilas como lo predijo Allen, pero al menos PLEO cambia su estado de ánimo, lo cual es un punto para la ciencia, que se saltó todo ese infierno de escuchar a las mascotas artificiales decir “Hola, soy Rags” una y otra vez.

 

10. Reconocimiento de voz

sleeper robot

Los mayordomos robot son fieles ayudantes que responden a los comandos vocales. Interpretan todas las órdenes de su amo y las llevan a cabo, aunque no muchas veces las cumplan a la perfección. Algo muy parecido a lo que ahora sucede con el software de reconocimiento de voz que traen nuestros teléfonos. Siri de Apple, por ejemplo: ¿cuántas veces nos ha fallado porque no entiende nuestro acento? Tal vez aún no esté completado del todo este campo, pero no importa; afortunadamente, aún tenemos 158 años para perfeccionarlo.

 

11. Alimentos genéticamente modificados

sleeper GMO

La escena más surrealista de Sleeper en la pantalla de los 70 debió ser cuando Miles Monroe sale a buscar comida para Luna y encuentra una granja con frutas y verduras gigantes conectadas a un tubo. Toda clase de sustancias extrañas engordan a estos alimentos mediante mangueras. Monroe consigue esquivar a los guardias y se roba un trozo de apio y un plátano que bien podría tener ese tamaño en un par de años, cuando Monsanto, mediante sus organismos genéticamente modificados, se emplee a fondo para hacerlo. Ahora ya no suena tan surrealista.

 

12. Armas láser

sleeper armas laser

Uno de los inventos que más se ha anhelado para nuestro futuro en las películas son, sin duda, las armas láser. Allen intenta ser realista y plantea que para 2173 estos cañones aún no estarán perfeccionados; sin embargo, se ponen en marcha por la policía. Para nuestra fortuna, la tecnología de nuestra época es aún más fiable. La empresa Boeing ha desarrollado un láser para el Departamento de Defensa de Estados Unidos, que permite destruir o inhabilitar objetos a varios kilómetros de distancia. El arma está montada sobre un camión militar y necesita de dos personas para ser utilizada, una para el funcionamiento de los instrumentos externos y otra para disparar y manejar el artefacto, justo como en Sleeper.

 

13. El Orgasmatrón

sleeper orgasmatron

Una máquina que aparentemente va al punto cumbre de lo que una pareja quiere lograr cuando se gustan: el orgasmo. Sin precopeo sexual ni cópula, simplemente logra el punto máximo de excitación. No es una cápsula como en la película, pero sí una pequeña caja que se conecta a la columna vertebral y emite ligeros impulsos eléctricos que provocan placer en la persona. Por supuesto que existe, pero por ahora no se podrá comercializar, ya que su costo sería de US$25.000.