*

X
Un solo post de Facebook o Twitter podría colocarte en la lista negra del gobierno de Estados Unidos

joelle L-Flickr

El sistema de vigilancia global del gobierno de Estados Unidos abarca todo el espacio digital y poco le preocupa atropellar la privacidad en favor de cuidar sus intereses. Nueva información revelada por el sitio The Intercept muestra que la NSA ha compilado una base de datos de inteligencia llamada ICREACH, la cual provee información a 23 agencias gubernamentales. ICREACH funciona como un motor de búsqueda --el Google de los espías. 

Por otro lado, también se confirmó que el FBI comparte con 22 gobiernos extranjeros una base de datos conocida en inglés como la Terrorist Screening Database, en la cual se incluyen personas sospechosas de ser terroristas de todo el mundo. De los 680 mil individuos que se encuentran en la lista, se reconoce que 40% no tienen ningún vínculo detectado con una organización terrorista; sin embargo, eso no impide que estén en la lista.

Escribiendo para The Guardian, Arjun Sethi señala que los estándares en los cuales se basa esta lista son tan bajos que la política de EE.UU. permite que una sola fuente de información no corroborada --incluyendo un post de Facebook o Twitter-- sea suficiente para que se incluya a una persona en esta lista maestra (lo cual no es muy agradable cuando se quiere viajar a Estados Unidos o a algún otro país incluido en este programa, por lo que se recomienda tomar precauciones imposibles de definir, para no enojar a los dioses del algoritmo).

La forma en la que llenan esta lista negra es ejemplificada con el hecho de que, por ejemplo, Dearborn, Michigan, una ciudad con menos de 100 mil personas, sea el lugar en Estados Unidos con más personas vigiladas, después de Nueva York. Aunque esto se explica con que Dearborn tiene una numerosa comunidad árabe.

Esto sucede porque los oficiales estadounidenses tienen la facultad de hacer inferencias y de "basarse en su propia experiencia" sin necesariamente depender de evidencia concreta. Esa experiencia y eso que se infiere son, muchas veces, los prejuicios que dominan dentro de la ideología xenofóbica y la narrativa del terror promovida a partir del 11-s. 

Te podría interesar:
Para los amantes de los mapas, una explosión de color para resaltar los principales idiomas con que se escribe en Twitter

6276642489_0b46ed964e_z

El explosivo crecimiento del microblogging en Twitter está dejando de ser un fenómeno anglófono, o por lo menos eso parece indicar el mapeo realizado por Mike McCandless y Eric Fischer.

El primero es el responsable de haber trasladado el CLD, un software incluido en el navegador de Google Chrome que indica el idioma de la página web visitada y ofrece el servicio de traducción. Por su parte, Fischer es quien lo ha aplicado a Twitter.

En el mapeo es posible encontrar que los usuarios de Twitter en Europa Occidental saturan el mapa de colores y luces como si fuera un árbol de Navidad, sobre todo en los Países Bajos, lugar donde se estima que, proporcionalmente, existe la mayor cantidad de usuarios de Twitter: un 22% de la población. El este de Europa no brilla tanto. En Rusia es posible encontrar ciudades conectadas seguidas por la abrumadora oscuridad que alberga la vasta Siberia.

El sudeste asiático, Japón, Corea del Sur e Indonesia resaltan mucho más que la India, a la cual se representa con un gris tenue porque a pesar de la disminución de tweets en inglés, este sigue siendo el idioma dominante para los usuarios que teclean dentro de ese país.

El Medio Oriente se muestra con una media luz. La densidad aumenta al momento de revisar la parte de América Latina, fundamentalmente en Centroamérica, los países del Caribe y las costas de Sudamérica.

Un ejemplo fascinante para hacer un análisis respecto al lenguaje oficial en comparación con el cotidiano es el de Quebec, Canadá. La provincia es una importante región francófona, tres veces mayor a Francia, pero los canadienses que emiten tweets en francés forman un grupo pequeño dentro del mapa de Fischer y McCandless.

El resto de Norteamérica es mayoritariamente anglófona, excepto donde hay grandes comunidades hispánicas. Cuba aparece tan negra como la noche. En la frontera México-Estados Unidos domina el castellano.

En Europa algunos países simplemente parecen desaparecer. El caso de Suiza es curioso, porque domina el alemán. Bélgica, en cambio, escribe tanto en francés como en holandés. Alemania sobresale en el centro de Europa. En Francia y Austria es posible ver unas manchas considerables que exhiben un creciente aumento de usuarios que utilizan el italiano.

Realmente lo fascinante del mapa radica en la posibilidad de encontrar ejemplos que contradicen cualquier prenoción acerca de la relación entre país e idioma oficial. Son varias las aristas dentro del mapa listas para ser explotadas, ya sea por curiosos o analistas más serios.