*

X

¿Qué dice la música que escuchas sobre tu personalidad?

Por: pijamasurf - 09/11/2014

Usamos la música para controlar nuestro estado de ánimo y afirmar nuestra personalidad, pero además el genero que escuchamos dice mucho de nosotros

La mayoría de la gente utiliza la música como una forma para regular sus emociones. Esto quiere decir que tus elecciones musicales pueden ser vistas como un reflejo de tu personalidad. Recientemente, la ciencia ha descubierto que tu gusto musical revela de ti mucho más de lo que creerías.

No se puede decir mucho de una persona tan sólo enfocándose en los géneros musicales que escucha, pues muchas veces estos son influencia del lugar donde se desarrolló o de su estatus socioeconómico, pero resulta que como personas acostumbramos gravitar alrededor del mismo tipo de canciones, no importa el género. Por esto, los investigadores de la personalidad buscan agrupar la música por sus características emocionales.

Este tipo de acercamiento ha llevado a un interesante trabajo sobre personalidad y música, desarrollado por Samuel Gosling y Peter Rentfrow de la Universidad de Texas, quienes han creado cuatro categorías en las que creen poder agrupar el infinito universo musical (lo cual puede ser muy complicado). Haciendo esto, dicen haber descubierto que las personas que gustan de uno de estos géneros tienen rasgos de personalidad realmente parecidos. Así es como han dividido las personalidades musicales:

1. Fans de jazz, música clásica, blues y folk

Los fans de la música compleja muestran regularmente altos niveles de apertura a nuevas experiencias, buenas habilidades verbales y estabilidad emocional. También tienden a ser tolerantes y con ideas liberales.

2. Fans de country, soundtracks, pop y música religiosa

Quienes son conservadores políticamente tienden a seguir al rebaño y escuchar música convencional. Usualmente son extrovertidos, agradables y concienzudos. Se perciben a sí mismos como físicamente atractivos, como las estrellas pop a las que idolatran. Este tipo de personas son poco estables emocionalmente y menos desarrollados en cuanto a sus habilidades verbales.

3. Fans de rock, música alternativa y metal

Aquellos que disfrutan de la música intensa y rebelde tienden a ser impulsivos, duros y tienen un deseo de dominar a aquellos que perciben como más débiles. Estos fans son extrovertidos, atléticos y creen ser muy inteligentes (aunque no siempre lo sean).

4. Fans de hip-hop, soul, funk y música electrónica

Los amantes de la música rítmica y energética son extrovertidos, liberales, atléticos y atractivos, además de que tienden a dar poca importancia a las fallas de otros. Aunque hay excepciones, sobre todo entre los fans del hip-hop

Te podría interesar:

Estas son algunas cosas que puedes hacer mientras sueñas

Por: pijamasurf - 09/11/2014

Este reciente estudio demuestra cómo nuestro cerebro puede aprender a resolver problemas durante el sueño. Quizá con esto puedas sentirte bien de dormir más horas que de costumbre

120920141721478524629_2

Para aquellos que duermen muy poco porque tienen demasiado trabajo, o para los que se quedan dormidos durante el trabajo, este estudio develó buenas noticias. Si entrenamos lo suficiente, un día podremos encontrarnos trabajando en nuestros sueños.

Según este estudio, publicado en Current Biology, las personas que están profundamente dormidas pueden responder a instrucciones verbales. Los investigadores piensan que esto explica por qué podemos despertar si alguien dice nuestro nombre o por qué nuestro despertador tiene más posibilidades de despertarnos que otros sonidos

El estudio primero grabó las ondas cerebrales de personas despiertas mientras se les pedía que identificaran palabras habladas, ya fuera de animales o de objetos. Después de cada palabra, el participante apretaba el botón derecho para animales o el izquierdo para objetos.

current_custom-84e9aae2cee536c01e806e934cbcc73aca852ca4-s3-c85El mapa cerebral mostró en dónde estaba teniendo lugar la actividad y qué partes del cerebro estaban siendo preparadas para responder. La preparación incluía, por ejemplo, escuchar la palabra "elefante" y luego procesar que el elefante es un animal. Los participantes hicieron esto hasta que la tarea se volvió automática.

Después, los investigadores arrullaron a los participantes para que se quedaran dormidos (los metieron a un cuarto oscuro y los acostaron en cómodos reposets), y les dijeron una nueva lista de palabras.

Esta vez sus manos no se movieron, pero la actividad cerebral fue la misma. Estaban procesando las palabras y eligiendo si eran animales o cosas. “De alguna manera, lo que sucede es que la regla que aprendieron y practicaron se sigue aplicando”, comentó Tristan Bekinschtein, uno de los autores del estudio.

Estos resultados, más allá de que pueden ayudar a un estudiante a memorizar verbos irregulares o a estudiar para un examen, son alentadores para aquellos que se servirían de poder programar su mente durante las horas de sueño para recabar información en general.

Hasta ahora, este tipo de actividad cerebral sólo está probada en tareas automáticas pero se espera que, en el futuro, se pueda probar que la mente incluso puede resolver problemas matemáticos durante el sueño.

“Es un pensamiento terrible, en el mundo moderno”, anota Bekinschtein, refiriéndose a las personas que se sienten orgullosas de no dormir mucho porque trabajan mucho. “Creo que, de alguna manera, estos experimentos empoderarán a la gente… el hecho de que podamos hacer cosas durante el sueño es muy útil”.