*

X

La neurociencia advierte que estamos diseñados para disfrutar el arte

Arte

Por: pijamasurf - 09/16/2014

Durante una experiencia artística, contemplando una obra de arte, se activan en nuestro cerebro múltiples regiones; esto sugiere una comunión perfecta entre ambas partes involucradas

tumblr_l4iorfjHZk1qa6reco1_500

A pesar de que aún no existen definiciones unánimemente satisfactorias para explicar lo que es el arte, en cambio parece indiscutible el hecho de que este representa uno de los pilares fundamentales de la naturaleza humana. Desde las representaciones primitivas inscritas en los muros de las cuevas hace miles de años, pasando por las hebras distintivas de creación artística propias de toda cultura que se haya desarrollado, hasta las inverosímiles expresiones de nuestros días, la presencia del arte ha sido una constante en la historia de nuestra especie. 

A las múltiples reflexiones antropológicas, psicológicas, ideológicas, etc., que se han gestado en torno al acto artístico, ahora se suma una nueva trinchera: la neurociencia, es decir, el entendimiento de lo que ocurre a nivel químico dentro de nuestro cerebro cuando creamos o interactuamos con una obra de arte.   

Recientemente un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto arrojó luz a la neuroquímica del arte, y concluyó que nuestro cerebro está efectivamente diseñado para poder apreciar las manifestaciones artísticas. Además, se comprobó que la experiencia neuronal que registramos cuando estamos ante una obra de arte envuelve variables más allá de la información visual, ya que se activan en nuestro cerebro regiones tanto emocionales como cognitivas. 

Fighting Temeraire Turner

El estudio, publicado en la edición de junio del diario especializado Brain and Cognition, analizó la información extraída de 15 estudios previos que se enfocaron en entender cómo reacciona nuestro cerebro ante pinturas artísticas –básicamente se dedicaron a observar, vía imagenología de resonancia magnética, lo que ocurría en los cerebros de personas mientras contemplaban un cuadro.  Dichas investigaciones habían corroborado que al colocar a una persona frente a una obra de arte, se detona actividad en las regiones cerebrales abocadas a procesar la información visual, a percibir y reconocer objetos y paisajes, pero también en aquellas encargadas de procesar las emociones, los pensamientos y el aprendizaje. 

Lo anterior puede interpretarse como algo que, por cierto, resulta fascinante: la totalidad de nuestro cerebro, con su complejo entrelazamiento de regiones –ingenieril engranaje de realidades– se activa, como si estuvieran hechos el uno para el otro, durante la experiencia artística. Es decir, ese cúmulo de emociones que fácilmente puede despertar una marina en fuego de J. M. W. Turner, tiene un respaldo a nivel neuroquímico –lo cual estrecha la relación entre metafísica y emoción, entre el óleo, la sinapsis y el encantamiento. 

 

Te podría interesar:

Fotógrafo recrea los retratos más famosos con la inigualable cara de John Malkovich (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 09/16/2014

Todos somos John Malkovich: en su serie titulada "Malkovich, Malkovich, Malkovich: homenaje a maestros fotográficos", el célebre fotógrafo Sandro Miller recrea los icónicos retratos que más lo han guiado en su carrera con el rostro del popular actor
[caption id="attachment_84866" align="aligncenter" width="633"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-3 Albert Watson, Alfred Hitchcock con ganzo (1973)[/caption]

 

El célebre fotógrafo Sandro Miller ha trabajado muchas veces con el legendario actor de Hollywood John Malkovich (con él hizo la portada de Esquire, por ejemplo). Así que, cuando le tocó hacer un homenaje de las grandes fotografías que lo han guiado en su carrera, decidió usar a Malkovich como su modelo unisex en una serie llamada, apropiadamente, Malkovich, Malkovich, Malkovich: homenaje a maestros fotográficos.

La serie muestra la excelencia de la foto de Sandro junto con la excelencia de la actuación de Malkovich. Sandro consigue la iluminación exacta, el tono y la composición, mientras las fotos, puestas juntas, evocan sensaciones encontradas. Malkovich, como sabemos los que lo hemos visto en pantalla, sobre todo en Being John Malkovich, no puede sino ser sí mismo. Su rostro es de esos que se reconocen siempre aunque estén bajo el disfraz más elaborado y su presencia rezuma irrumpiendo en cualquier situación. Quizá esa sea la razón por la que Sandro eligió fotografiarlo a él. Todas las representaciones del actor serán él representando algo; su impresionante personalidad no se difumina con nada.

Algunas fotos son realmente graciosas; otras, trágicas. La serie nos invita a recordar esas famosas fotos que todos hemos visto antes, y a la vez pasar un buen rato; quizá hasta apreciar un poco más a Malkovich por su rostro y por haberse prestado a hacer este proyecto. Ninguna de las fotos fueron manipuladas con Photoshop.

[caption id="attachment_84851" align="aligncenter" width="633"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-1 Dorothea Lange, Madre migrante, Nipomo, Califorinia (1936)[/caption]

 

[caption id="attachment_84852" align="aligncenter" width="633"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-2 Philippe Halsman, Salvador Dalí (1954)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84853" align="aligncenter" width="635"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-4 Victor Skrebneski, Bette Davis (1971)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84854" align="aligncenter" width="636"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-5 Andy Warhol, Autorretrato (1986)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84855" align="aligncenter" width="635"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-6 Diane Arbus, Gemelas idénticas (1967)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84856" align="aligncenter" width="635"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-7 Gordon Parks, American Gothic (1942)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84857" align="aligncenter" width="634"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-8 Yousuf Karsh, Ernest Hemingway (1957)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84858" align="aligncenter" width="633"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-9 Irving Penn, Pablo Picasso (1957)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84859" align="aligncenter" width="632"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-10 Arthur Sasse, Albert Einstein sacando la lengua (1951)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84860" align="aligncenter" width="634"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-11 Alberto Korda, Che Guevara (1960)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84861" align="aligncenter" width="634"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-12 Annie Leibovitz, Lennon y Yoko Ono (1980)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84862" align="aligncenter" width="636"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-13 Bert Stern, Marilyn in Pink Roses (1962)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84863" align="aligncenter" width="633"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-14 David Bailey, Mick Jagger "Fur Hood" (1964)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84864" align="aligncenter" width="635"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-15 Edward Sheriff Curtis, Three Horses (1905)[/caption]

 

 

[caption id="attachment_84865" align="aligncenter" width="635"]john-malkovich-iconic-portraits-recreations-sandro-miller-16 Herb Ritts, Jack Nicholson (1988)[/caption]