*

X

Encuentran relación entre tu olor corporal y tu preferencia política

Por: pijamasurf - 09/20/2014

En el cuento de Pinocho, la nariz simboliza la mentira que se confiesa a sí misma. Pero el olfato, de hecho, podría ocultar una clave de la atracción sexual y su relación con la ideología

 pinnochio.banner.shutterstock

El olfato, sobre cualquier otro de nuestros sentidos, parece ser el más congruente política y amorosamente. Al menos eso parece revelar una investigación de la Universidad de Brown, donde 146 personas de entre 18 y 40 años realizaron un curioso experimento: “oler” las preferencias políticas de otros podría estar ligado a la atracción sexual.

Aunque los sociólogos saben desde hace tiempo que las parejas de mucho tiempo tienden a compartir ideas políticas, la relación con el olfato es menos clara. Para probarla, los investigadores crearon una escala de siete niveles para situar a los participantes dentro del espectro político.

Luego, tomaron a 21 participantes (10 liberales y 11 conservadores) y les colocaron parches de gasa en las axilas. La consigna fue no realizar actividades que pudieran afectar el olor “natural” durante 24 horas: no fumar, beber, comer alimentos condimentados, tener sexo, jugar con mascotas, al igual que no usar desodorante.

Al día siguiente, los 125 participantes olieron cada parche (limpiándose el olfato entre cada olisqueada con un poco de aceite de pimienta) sin que supieran a quién pertenecía. Los participantes prefirieron el olor de los parches de aquellos con quienes se identificaban políticamente, a pesar de que no se conocieran.

La hipótesis es que los humanos tienden a agruparse con aquellos que comparten sus posturas ideológicas. Según el estudio, “si las actitudes sociales están ligadas al olor, como sugiere la literatura, entonces un mecanismo de preferencias olfativas que se transfiere de padres a hijos podría operar a través de la elección de pareja de las madres. De este modo, los procesos sociales podrían regular algunos de los caminos por los que los individuos prefieren a aquellos cuyo ‘aroma’ ideológico es compatible con el suyo”.

Tal vez a causa de su relación con la nariz, las mentiras políticas sigan caracterizándose con la famosa imagen de Pinocho...

 

Te podría interesar:

Singapur es el país donde menos probabilidades hay de ser asesinado (en Latinoamérica es Chile)

Por: pijamasurf - 09/20/2014

Singapur, Islandia y Japón son los países con menor tasa de homicidios per cápita en el mundo

blog-singapore

El asesinato, la interrupción de una vida, es quizá el crimen más deplorable, o en todo caso el "más definitivo" que puede ocurrir al interior de una sociedad. Por eso, el número de muertes violentas es un referente fundamental para evaluar las condiciones de seguridad pública de un país. 

Durante la última década la situación latinoamericana se ha recrudecido en materia de asesinatos, en muchos casos por circunstancias ligadas al tráfico de drogas. Por otro lado existen países en los que la probabilidad de morir asesinado está próxima al cero, los cuales sirven como referencia para entender las particularidades de un contexto sociocultural que inhibe al máximo el homicidio.

Un estudio que ubica a los países de la OCDE de acuerdo con su tasa de homicidios revela que Islandia es el país europeo mejor posicionado en este rubro, ya que registra tan sólo 0.3 de asesinatos por cada 100 mil habitantes –a nivel mundial sólo es superado por Singapur, con 0.2., mientras que en América Latina Chile ocupa tal distinción, aunque a buena distancia de sus pares europeo y asiático, con 3.1. En contraste, el caso de México es muy triste, ya que de todos los países de la OCDE es el peor ubicado, con 21.5, y ya a nivel regional la situación de Honduras resulta devastadora, ya que este pequeño país tiene una tasa de 90.4 homicidios por cada 100 mil habitantes. 

Cabe destacar que quizá el caso de Islandia es más loable que el de Singapur si consideramos que en el país asiático la normatividad es hiperestricta, lo cual ciertamente se traduce en un eficiente control de las cosas, pero la pequeña isla escandinava tiene resultados similares sin tener que recurrir a medidas como pena de muerte por delitos relacionados con drogas o prohibir mascar chicle en un espacio público.

De acuerdo con El País, especialistas que se han dedicado a analizar los casos más extremos de uno y otro lado han concluido que los países más seguros en cuanto a baja tasa de homicidios coinciden en condiciones tales como bajos niveles de desigualdad, oportunidades para los jóvenes y una infraestructura generosa a disposición de la población.