*

X
Julian Assange alerta de que Google espía a sus usuarios y se beneficia económicamente de los datos que recaba

Screen shot 2014-09-19 at 6.45.06 PMEntrevistado por la BBC en la embajada ecuatoriana de Londres donde recibe asilo político, Julian Assange habló sobre la doble moral de Google, la empresa que considera la más influyente del mundo. El fundador de WikiLeaks dijo que el gigante de Mountain View está inmerso en una serie de prácticas ligadas a la minería de datos y el espionaje de sus usuarios. "El modelo de negocio de Google se basa en obtener datos de inteligencia. Aporta a la empresa 80% de las ganancias", dijo Assange al periodista John Simpson de la BBC

La forma en la que opera Google es recopilando "información sobre personas, la reúne, la almacena, la clasifica y crea perfiles de los usuarios". La empresa hace una ficha de datos sobre un individuo para tratar de anticipar sus intereses y acciones y luego vende esta información, "en la mayoría de los casos a compañías publicitarias, pero también a otros", señaló Assange.

 Assange considera que lo que hace Google "es casi idéntico a lo que hace la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. y la Inteligencia electrónica británica GCHQ".

Y si bien Google no es la única empresa de alto calibre que ha sido vinculada con el espionaje y la entrega de datos a la NSA, Assange enfatiza que en el caso de Google hay un aspecto que brinca, específicamente, que ha construido su marca con el mantra "Don't be evil", apelando a una integridad moral que hoy resulta ilusoria, todo lo más inquietante porque Google "es la corporación más influyente del mundo.. ya no es Coca-Cola". La alquimia corporativa de Google, que además ha sido típicamente representada como la compañía "más cool del mundo",  opera a través de un  "marketing colorido" que "ha creado la impronta de que es una corporación lúdica y humanitaria --y que no es una maligna supercorporación pero es justo eso", apunta Assange.

Te podría interesar:
Nuestros ojos pasan por las imágenes como si fueran textos, ¿pero qué pasaría si nuestros ojos no fueran exactamente a donde los publicistas suponen? ¿Qué miramos realmente al observar un perfil de Facebook, un resultado de búsqueda en Google o un CV?
[caption id="" align="aligncenter" width="678"] Lo más probable es que la gente sólo vea el rostro de Scarlett Johansson y que apenas preste atención a la marca y otros detalles[/caption]

Los mapas de calor son una tecnología que permite entender el recorrido de la mirada sobre una imagen, al igual que sus movimientos dentro de ella. Mientras más rojo ("más caliente"), más tiempo pasa una persona viendo ese punto; mientras más azul (más frío) menos tiempo.

Las imágenes no se leen igual que los textos: no todas tienen un sentido tan claro, y los diseñadores publicitarios proponen composiciones gráficas que determinan ciertas rutas visuales. Los mapas de calor permiten saber si esas rutas se cumplen o no.

Es interesante, por ejemplo, ver que existen diferencias en cuanto a lo que llama la atención de hombres y mujeres en una misma imagen, o que los lectores de páginas de internet parecen haber incorporado un filtro visual para no distraerse con los banners y anuncios.

En esta prueba de atención visual, los hombres pasaron más tiempo observando a la modelo, mientras las mujeres vieron a la modelo y luego leyeron el texto:

Aquí, solamente las mujeres prestaron atención a los zapatos de la modelo:

En La última cena, el observador se enfoca en los rostros de Cristo y los apóstoles:

Al observar el perfil de Facebook de una mujer, ambos sexos se enfocaron en el rostro; si el perfil es de hombre, es más probable que lean el texto:

La gente parece prestar poca atención a los banners y anuncios en general en las páginas de internet:

En búsquedas de Google, lo más probable es que sólo veamos los primeros cinco resultados antes de comenzar otra búsqueda o seguir algún link:

Un reclutador pasa sólo 6 segundos mirando un CV. En lo que más se fijan es en el nombre, puesto actual y puestos anteriores, las fechas y el nivel educativo.