*

X

Biblioteca Pijama Surf: La época dorada de la ciencia ficción (PDFs)

Por: pijamasurf - 09/04/2014

Agregamos otro post a nuestra biblioteca: una selección que esperamos sea estimulante sobre la mejor época de la ciencia ficción, con libros de autores clásicos como Isaac Asimov, Ray Bradbury y otros
Ed Valigursky

Ed Valigursky

La ciencia ficción es, sin duda, uno de los géneros más importantes de la literatura moderna. Si bien, por muchos años, la crítica especializada apenas prestó atención a esas narraciones, considerándolas como una forma menor y desdeñable, con el tiempo se volvió evidente que, sin importar su origen o sus temas, también servían al propósito de la literatura de reflejar la realidad de la cual surge para evidenciar sus fortalezas pero sobre todo sus fallas, esos elementos que, a pesar de cierto discurso elogioso, quizá no son tan buenos como se presentan en un primer momento.

En el caso específico de las narraciones sci-fi, todo ese futurismo optimista en torno al desarrollo tecnológico de mediados del siglo XX fue puesto en duda por las circunstancias paralelas que lo acompañaron pero que, no del todo por casualidad, intentaban pasar desapercibidas: el control y la vigilancia exacerbados, la manipulación política de los cuerpos, el monopolio del poder económico y político y, en general, un panorama más bien distópico que, después de todo, parecía ser mucho más factible que los cuadros propagandísticos de los gobiernos o las empresas que impulsaron dicho “progreso”.

La consolidación de la “ficción científica” dentro de la literatura (según la traducción que Borges creía más acertada para sci-fi) se debió en buena medida a una afortunada constelación de autores que, sin proponérselo, coincidieron en preguntas similares sobre su presente y el futuro al que este se encaminaba. Ahora reconocemos de inmediato nombres como el de Isaac Asimov, Ray Bradbury o Stanisław Lem, pero hubo una época en que, junto con otros, emprendieron la difícil tarea de hacerse un espacio dentro del canon de la literatura.

En la historia del género, dicha época se considera "la edad de oro de la ciencia ficción”, un período amplio caracterizado por esa desenvoltura inaugural de las cosas que empiezan y, por lo mismo, apuestan sin temor ni recelo, porque en cierto sentido no hay nada que perder.

A continuación, compartimos algunos de estos títulos. Una selección que no pretende ser exhaustiva sino, en todo caso, estimulante. Atisbos a una realidad posible, imaginada, que con el paso del tiempo parecen cada vez más inquietantes profecías.

 

Más que humano, Theodore Sturgeon

 

Solaris, Stanisław Lem

 

El fin de la eternidad, Isaac Asimov

 

El congreso de futurología, Stanisław Lem

 

Crónicas marcianas, Ray Bradbury

 

En otros posts de Biblioteca Pijama Surf compartimos libros de Philip K. Dick y, por otro lado, de Jean Baudrillard y Michel Foucault, quienes en cierta forma también tienen relación con este género.

10 videos musicales que te volarán la tapa de los sesos

Por: Daniel Patrón - 09/04/2014

[caption id="attachment_73130" align="aligncenter" width="630"]Sami-reindeer-Salvasskard-009 Clay Rodery[/caption]

Si eres de los que cree que el arte del videoclip está en decadencia, seguramente estás en lo cierto. Pero es a veces, en ese punto en que un arte alcanza tal madurez en empieza a pudrirse, cuando la vida empieza a poseerlo. Es en la decadencia donde surgen los “enfants terribles”, esos seres que al destruirlo todo dejan al descubierto ruinas subterráneas y antiguos ídolos. Los animadores y directores de estos videos hace mucho se excedieron con sus dosis de Hendrix y Ovidio. Así que te advierto que no te pedirán permiso para conectar y desconectar cables en tu cerebro.

Estoy seguro de que tus ojos disfrutarán el masaje psicodélico, pero los efectos posteriores son incalculables. Algo pasa después de ver estos vídeos. Te costará regresar, reencontrar tu punto de anclaje con la realidad. Sentirás que los colores brillan más, que se salen de sus límites, que se derraman. Tu imaginación, que parecía tan bien domesticada, empezará a inquietarse. Cuando ves que imágenes salvajes rompen los amarres con los que el lenguaje intentaba contenerlas, la metamorfosis se vuelve la regla.

Intentarás explicarte lo que pasa, pero lo único que vas a lograr es enredarte en un laberinto de palabras que te llevará a un callejón sin salida y a un espejo. Entonces quedarás paralizado al ver del otro lado a un minotauro que empaña el cristal con el hedor de su aliento.  

Subirá la marea, no sabrás distinguir donde empieza la costa de la realidad y terminan las aguas del sueño. Viendo estas imágenes añorarás a la maestra de la que estabas enamorado, te acordarás del cráneo que llevas bajo el rostro, bailarás por paisajes que nunca recorriste, te acosaran como serpientes tus más recónditos deseos, comerás del árbol del poder y la fama. Amarás al gran hermano.

Mi última recomendación: súbele al volumen y arranca la perilla del estéreo.

 

 

Forest. Música: Ready, Able por Grizzly Bear. Animación y Dirección: Allison Schulnik

 

Zodiac Shit. Música: Flying Lotus. Animación y Dirección: lilfuchs

 

The Music Scene. Música:  Blockhead. Animación y Dirección: Anthony Francisco Shepperd

 

Ghosst(s). Música: Lorn. Animación y Dirección: CRCR

 

Arctic Monkeys - Do I Wanna Know? from David Wilson on Vimeo.

 

Fantasy

Música: DyE. Animación y Dirección: Jérémie Périn.

 

The Wend. Música: Secret por Clark feat. Martina Topley-Bird Animación y Dirección: Daniel Farah

 

Mind Mischief. Música: Tame Impala. Dirección: David Wilson. Animación: Jonathan Harris.

 

G.I. Jane (Fill Me Up). Música: Jackson and his Computerband. Animación y dirección: Mrzyk & Moriceau

 

Mondo Taurobolium. Música: Devendra Banhart. Animación y dirección: Galen Pehrson