*

X

Una historia ilustrada de las campañas publicitarias para vender tabaco (FOTOS)

Por: pijamasurf - 08/24/2014

¿Fumar o no fumar? He ahí la cuestión.

La industria tabacalera ha invertido millones de dólares durante años para hacernos creer que fumar es bueno --mientras la industria de la salud ha invertido otro tanto en hacernos creer lo contrario. La lógica de ambos lados ha echado mano de la ciencia --a veces, de manera inescrupulosa-- y, más regularmente, de factores subjetivos del fumador: la culpa, el sex appeal, el estrés, deportistas, socialités, intelectuales, todo es argumento para fumar o no fumar.

En México, las campañas visualmente agresivas en las cajetillas de cigarros han tratado de desincentivar el uso del tabaco con imágenes de pulmones carcomidos, ratas muertas, bebés enfermos y mensajes que fomentan la culpa del fumador, de una manera muy poco ética.

Pero las campañas publicitarias en cajetillas de cigarros se remontan a principios del siglo XX, cuando fumar era todavía una actividad inocua, a medio camino entre una tradición semi-aristocrática y un hábito normalizado.

La percepción popular del cigarro y la construcción de la industria publicitaria de la imagen del fumador es el tema de la exhibición online Selling Smokes: Tobacco Advertising and Anti-Smoking Campaigns, realizada en conjunto por las universidades de Yale y Harvard, además de la Biblioteca Médica John Hay Whitney. Es una historia ilustrada del tabaquismo, mostrando todos los conceptos que los publicistas (como Don Draper, genio de la publicidad de Mad Men hace con Lucky Strike) utilizan para vender un producto que en realidad se vende solo.

 

Te podría interesar:

Una copia de Action Comics #1 alcanza cifra récord en eBay

Por: pijamasurf - 08/24/2014

Uno de los mitos de la cultura popular sigue reafirmando su vigencia como el estándar de la economía de intercambio

actioncomics-720x1056

Una de las copias mejor conservadas del #1 de Action Comics (también conocida como "la primera aparición de Superman) fue vendida por la cantidad de 3.2 millones de dólares en eBay, volviéndolo el cómic más caro de la historia. Fue publicado en junio de 1938, inaugurando la era dorada de los cómics y la saga del superhombre de Kriptón creado por Jerry Siegel y Joe Shuster.

La copia pertenecía al coleccionista Darren Adams, dueño de Pristine Comics, y fue vendida a comicconnet.com, una página especializada en subastas. El ejemplar recibió una calificación de 9.0 por la Certified Guaranty Company (CGC), lo cual lo convierte, además, en una de las copias mejor conservadas de las 100 que --se cree-- existen aún en el mundo.

Un ejemplar tan bien conservado como el que fue vendido el domingo pasado se vendió en 2011 en 2.1 millones de dólares. Como dato curioso, el ejemplar (evaluado también con 9.0 por la CGC) fue robado de la casa del actor Nicholas Cage, su antiguo propietario, y encontrado años después dentro de una bodega rentada, porque a la serendipia aparentemente le gustan los cómics.