*

X

Superluna y lluvia de estrellas Perseidas: divina fiesta astronómica 10-13 de agosto 2014

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/10/2014

Este domingo 10 de agosto se presentará un sublime espectáculo: la luna más grande del año seguida de la lluvia de estrellas de las Perseidas, hasta el 13 de agosto; el 12 de agosto, aquí, la transmisión en vivo de los meteoros de las Perseidas

The perigee moon, or supermoon rises over Mount Eden in Auckland, New Zealand on Sunday morning. 

Agosto nos tiene reservado un doble fenómeno astronómico en el cielo planetario: una superluna cruzada por la lluvia de estrellas de las Perseidas (una de las más profusas) se conjugarán para producir una serie de noches de luz. Hoy, domingo 10, tendremos la explosión argentea de la superluna: será la luna llena más grande del año, aposentada en el perigeo, hasta 30% más brillante y 14% más grande de lo habitual. La superluna forma una triada de tres superlunas seguidas (julio, agosto y septiembre), fenómeno que no se repetirá hasta el 2034.

El término "superluna" se usa para describir las fases lunares que ocurren cuando la Luna se encuentra a una órbita de máximo acercamiento a la Tierra; esto se conoce como el perigeo (literalmente "cerca de la Tierra"). El fenómeno es popular entre astrólogos pero también tiene una influencia en el mundo natural, haciendo que las mareas sean un poco más altas de lo normal.

La belleza refulgente de la Luna con su rostro inmenso al inicio de la noche, sin embargo, no tendrá un efecto positivo para las tradicionales perseidas (meteoros cuyo radio aparente es el grupo estelar de Perseo), ya que su brillo opacará la caída de estos meteoros que llegan a producir hasta 100 destellos por hora y cuyo pico será la noche del 12.

La lluvia de estrellas se puede observar del 10 al 13 de agosto, siendo más abundante cerca del amanecer y, pese a que coincidir con la Luna llena hará que se vean menos meteoros, de cualquier forma se podrá apreciar una cantidad considerable --de otra forma, también especial, ante la compañía lunar. Se puede minimizar el efecto de la Luna al observar el cielo dándole la espalda a la superluna (algo que, por otro lado, parece poco galante ante la suprema dama) y posiblemente dirigiendo la mirada al área de Cassiopea y la Osa Menor.

Podrán observar una transmisión en vivo la noche del 12 de agosto en Pijama Surf, o en esta página de la NASA: http://www.nasa.gov/watchtheskies/perseids-2014.html#.U-ek14BdX5J

También en Pijama Surf: Una meditación literaria sobre la divinidad de la Luna, cortesía de Aldous Huxley 

 

Te podría interesar:
Al parecer, este diminuto animal que vive en estanques es biológicamente inmortal; al menos, no muere de vejez

Mikrofoto.de-Hydra_15

No cabe duda que el mundo, entre más se conoce, más extraño es. Supuestamente todo lo que nace tiene que morir. O eso es lo que creemos. Ahora, existe un diminuto animal llamado hidra, que podría llegar a vivir para siempre en condiciones adecuadas.

La hidra es un animal de 2 o 3cm de largo que parece un árbol miniatura y que se puede encontrar en casi cualquier estanque de agua dulce. Debido a sus extraordinarias habilidades regenerativas, por años ha capturado la atención de científicos. Se considera que la hidra es biológicamente inmortal, es decir, no muere de vejez.

Fue el profesor Daniel Martínez quien dedicó años de su vida a proteger a 60 especímenes de hidra para observar suimages comportamiento y esperar a que algún día murieran. Los guardaba cuidadosamente en placas de Petri dentro de un portafolio y los llevaba consigo a todos lados, alimentándolos y cambiándoles el agua cada cierto tiempo, como si fueran sus hijos.  

Martínez estaba en la misión de observar si la hidra escaparía la vejez que era inevitable para todo el resto de los animales. Durante cuatro años, ninguna hidra murió. Y, mientras que cuatro años puede parecernos poco, “para una criatura del tamaño de la hidra, la no-mortalidad en cuatro años es significativa porque normalmente los animales tan pequeños no viven tanto tiempo”, dice Martínez. “Así que, básicamente, estaba tratando de probar que las hidras sí envejecían, y al final estuve convencido de que no lo hacían”.

Además de que el tamaño del animal en relación a su mortalidad es inusitado, la hidra se reproduce a los tres días de nacer, y el patrón dicta que entre antes te reproduces más rápido mueres. Su promedio de vida, de acuerdo a esta correlación, debería ser de alrededor de un mes.

El rasgo más llamativo de la hidra es su extraordinaria capacidad de regeneración. Es una diminuta fuente de la juventud, e incluso parece una fuente de la juventud. Parece que la longevidad varía sin importarle tamaños: desde el sequoia gigante hasta la nanométrica hidra. Nadie sabe aún si las hidras mueren, pero en condiciones adecuadas han durado y durado y durado.

El siguiente video (en inglés), realizado por los divulgadores de la ciencia Adam Cole y Robert Krulwich, muestra lo que se sabe hasta la fecha acerca de la maravillosa hidra que, como su contraparte mitológica, parece ser un pequeño guardián de los secretos de la muerte.

La hidra se une a una especie de medusa caribeña que también tiene una increíble capacidad regenerativa, la cual la hace prácticamente inmortal.