*

X

Evidencia científica sugiere que la muerte es un evento pacífico (e incluso placentero)

Por: pijamasurf - 08/08/2014

Las experiencias cercanas a la muerte comienzan a ser comprendidas a la luz de nuevas metodologías de investigación que arrojan alentadores resultados sobre la experiencia que todo ser humano, inevitablemente, experimentará tarde o temprano en carne propia

interesting-near-death-experiences

Probablemente nunca "sepamos" lo que ocurre cuando nuestro cuerpo muere, pues hasta donde sabemos, no podemos saber nada después de que nuestra conciencia deja de dar pruebas físicas de su existencia.

Sin embargo, las "experiencias cercanas a la muerte" (como la que sufren pacientes que son sometidos a resucitación cardiopulmonar o que experimentan hipotermia) han dado pie a una fascinante investigación por parte del neurólogo Steven Laureys de la Universidad de Liège, en Bélgica.

La conclusión rápida: las sensaciones que experimenta una persona cuando está clínicamente muerta son tremendamente placenteras.

Laureys investiga las funciones cerebrales de personas en coma o en estados vegetativos: "Continuaba escuchando estas historias increíbles de mis pacientes... A sabiendas de lo extraña que es la actividad cerebral durante un ataque cardíaco o trauma, fue impresionante la riqueza de estos recuerdos. Fue muy intrigante".

Y es que cuando el cerebro deja de recibir sangre, las áreas que controlan las emociones pueden sufrir graves daños, por lo que uno esperaría que las experiencias cercanas a la muerte fueran técnica y fisiológicamente imposibles. Pero ese no es el caso.

Después de analizar 190 experiencias documentadas (de pacientes que sufrieron ataques cardíacos, que se ahogaron, etc.) a través de la escala Greyson para medir la intensidad de las emociones, el equipo de Laureys descubrió interesantes similitudes.

El sentimiento predominante fue de paz, seguido de cerca por las experiencias extracorpóreas y el cambio de percepción en el paso del tiempo. A pesar de que existen algunas experiencias negativas, la muerte parece ser un evento (consoladoramente) tranquilo.

A diferencia de las películas, donde se supone que antes de morir "ves pasar tu vida frente a tus ojos", la investigación de Laureys sigue buscando pequeñas evidencias en el cerebro de estos pacientes para comprender mejor el proceso de muerte.

"Es necesario aceptar que hay muchas cosas que no entendemos, pero es importante aplicar el mejor método científico posible que podamos", señala, y añade que esta investigación "es un primer paso para entender algo que es realmente interesante y que, en última instancia, provee un mejor entendimiento de la conciencia".

Te podría interesar:

29 días de la Operación Margen Protector: Gaza en dolorosas imágenes (FOTOS)

Por: pijamasurf - 08/08/2014

A casi un mes del inicio de la Operación Margen Protector, el pueblo palestino asentado en Gaza ha tenido que pagar con creces una factura que quizá no le correspondía del todo

Un día, en un extremo del mundo, el equipo nacional de Alemania goleaba a la selección de Brasil en el campeonato del cual el país sudamericano fue el anfitrión. Eran los últimos días del Mundial y la atención pública internacional estaba más o menos concentrada en esa fiesta mayor del futbol.

Ese mismo día, a la misma hora pero en latitudes muy distintas, el gobierno de Israel dio inicio a la Operación Margen Protector, una maniobra militar que tuvo como pretexto decisivo el secuestro y posterior asesinato de tres jóvenes israelíes en territorio cisjordano. El gobierno atribuyó el crimen a la organización palestina Hamas, que domina la franja de Gaza. Y aunque Hamas negó tener participación o conocimiento del hecho, la imputación unilateral del gobierno israelí bastó para desencadenar la violencia en la zona, marcada sobre todo por bombardeos cotidianos por parte de uno y otro bando que hasta la fecha, 28 días después, han cobrado la vida de casi 2 mil personas, la mayoría de ellos palestinos, la mayoría de ellos civiles (casi 8 de cada 10) y de éstos, casi un tercio, mujeres y niños. Israel, por su parte, ha perdido a 64 soldados y dos civiles.

La razón de esta disparidad, como algunos saben, es la desproporción existente entre la tecnología militar con que cuenta cada uno de los combatientes. Desde la creación del Estado de Israel en 1947, las grandes potencias de Occidente se entregaron de lleno al fortalecimiento de la capacidad armamentista del gobierno recién instaurado. De ahí que, también desde esos años, el gobierno israelí haya sido denunciado por emprender guerras injustas contra los palestinos y otros países árabes que se encontraban claramente delimitados en la zona. Y esta no es la excepción. Mientras que Hamas ha lanzado 800 misiles desde Gaza hacia territorio israelí, este gobierno ha ejecutado 1,300 bombardeos contra territorio palestino.

Asimismo, el repetido ataque de instalaciones civiles como mezquitas, escuelas y hospitales palestinos so pretexto de que ahí se almacena armamento le ha valido al gobierno israelí condenas severas por parte incluso de la ONU, cuyo secretario general se lamentó hace unos días de las muertes de niños provocadas por bombardeos israelíes contra escuelas administradas por la ONU y destinadas a refugiados palestinos. Hamas, es cierto, ha almacenado armamento en este tipo de edificios; sin embargo, organizaciones como Amnistía Internacional dan cuenta de "los ataques indiscriminados y desproporcionados” que el gobierno israelí emprende como represalia.

Ninguna guerra es justa, quizá por definición o al menos de acuerdo al curso que el ser humano ha seguido en esa historia que llamamos Historia y que en buena medida está construida sobre lechos de cadáveres, trofeos del poderoso sobre el débil. ¿Cómo actuaría Hamas si dispusiera de la capacidad militar del gobierno israelí? No podemos saberlo, y quizá ni siquiera sea provechoso especular al respecto.

Lo único cierto es esto: un territorio en ruinas; familias que dejan su hogar, tal vez dejando un muerto en el camino, quién sabe si ajenos a esos designios que poco o nada tienen de inescrutables y que, al final de todo, resultan en la muerte de personas cuya vida quizá se encontraba a años de luz del escritorio en donde se tomó la decisión de iniciar una operación militar.

También en Pijama Surf: Israel no quiere la paz: carta abierta de Brian Eno a favor de Palestina