*

X

Esto podría arruinar tu infancia: los príncipes de Disney totalmente desnudos (NSFW)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 08/20/2014

Tara Jacoby , ilustradora neoyorquina, dio a conocer este irreverente ejercicio de imaginación erótica al interior de la supuesta inocencia de los dibujos animados, imaginando cómo se verían los príncipes de Disney si, por un momento, cumplieran la fantasía de despojarse de su ropa

Uno de los efectos más evidentes y al mismo tiempo más sutiles de esa compleja maquinaria cultural y de programación colectiva que son los estudios Disney, se encuentra en el ámbito de la sexualidad. Aun bajo la sospechosa clasificación de “películas para niños”, los largometrajes de Disney son dispositivos que refuerzan y reproducen ciertas normas sociales respecto de lo que una persona puede esperar sobre el amor, el sexo y las diversas relaciones en torno a este núcleo. Con la asunción de que, en esencia, se trata de una postura conservadora, una moral afín al establishment.

Recientemente, la ilustradora Tara Jacoby realizó un ejercicio irreverente: retratar a los príncipes más populares de Disney desnudos, estableciendo una relación especulativa entre sus características físicas y de personalidad y, por otro lado, el tamaño y forma de su pene. Jacoby se suma a una larga lista en los últimos años de artistas que subvierten y se reapropian las imágenes de Disney, mostrando a las caricaturas drogándose o teniendo intercambio sexual, etcétera.

En un primer momento las ilustraciones pueden impresionar, pues sin duda Disney ha sabido vender una imagen aséptica de los cuerpos y las relaciones humanas en la que hay poco espacio para eso que el escritor cubano Pedro Juan Gutiérrez describe con precisión:

Es que el sexo no es para gente escrupulosa. El sexo es un intercambio de líquidos, de fluidos, saliva, aliento y olores fuertes, orina, semen, mierda, sudor, microbios, bacterias. O no es. Si sólo es ternura y espiritualidad etérea entonces se queda en una parodia estéril de lo que pudo ser.

Sin embargo, quizá después ese efecto deje su lugar a algo más liberador: el humor. Esa especie de “profanación” de Jacoby no es más que un intento por revelar lo evidente aunque disimulado: que esas cosas también pasan por la mente de los niños, así sea como enigmas, preguntas sin respuesta efectiva y sólo imaginadas, y que la “inocencia infantil” no es más que una consecuencia de cierta moralidad que, contrario a lo que pueda parecer, sólo deforma y pervierte. El hecho de que no podamos ver estas imágenes sin escandalizarnos, ¿no es prueba de ello?

Esta recreación es también una consecuencia de la presencia fantasma de la fantasía en el sexo --y esas imágenes que vimos en la infancia son parte no sólo de nuestra educación sentimental sino también, de nuestra educación sexual. Jacoby cumple la fantasía colectiva de ver los cuerpos desnudos --despojándolos de su velada atracción.

Aunque una forma más sencilla de verlo es pensar que simplemente existe una curiosidad por saber cómo es el pene de los príncipes de Disney, que son nuevos (viejos) mitos en la psique colectiva.

Te podría interesar:

¿Por qué se debe legalizar la terapia con drogas psicodélicas (y cómo puedes ayudar)?

AlterCultura

Por: pijamasurf - 08/20/2014

Evidencia científica muestra que los psicodélicos representan pocos riesgos para la salud y en cambio tienen numerosas aplicaciones medicinales y terapéuticas; puedes participar en una campaña que busca legalizar la terapia con LSD, MDMA, ayahuasca y otras sustancias

En los últimos años se han empezado otra vez a realizar estudios de terapia asistida con psicodélicos, algunos con la aprobación del gobierno de Estados Unidos, logrando prometedores resultados para tratar diversos padecimientos como el síndrome de estrés postraumático, la ansiedad de la muerte, cefaleas en racimo, depresión, adicciones y muchos otros, utilizando sustancias prohibidas como el MDMA, el LSD, la psilocibina, la ketamina, la ibogaína o la ayahuasca. Una buena parte de este renacimiento en la medicina psicodélica se debe al papel de la organización MAPS, que ha recaudado dinero y sobre todo ha ayudado a cambiar la conciencia colectiva a base de convincente información que muestra que estas sustancias tienen pocos riesgos y un gran potencial medicinal y terapéutico. 

Ahora MAPS está promoviendo el estudio clínico más grande de la historia con MDMA para tratar a pacientes que sufren de estrés postraumático (muchos de ellos, veteranos de guerra) y ha solicitado ayuda participando en esta campaña vía Indiegogo, que además tiene el superobjetivo de legalizar la terapia con psicodélicos a mediano plazo. Pronto (la meta es en 2021) esperan que sea posible comprar MDMA y LSD en la farmacia con una receta médica, para ser consumidos bajo la supervisión de un terapeuta. 

Como podemos ver en el video, existen numerosos casos de personas que empiezan a recibir los beneficios de la terapia psicodélica. En palabras del veterano de la guerra de Irak, Nicholas Blackston, este tipo de terapia puede comprimir años en un momento y acelerar el proceso de sanación. Blackston pide que estas herramientas sean accesibles para sus compañeros que siguen sufriendo --al final, es una cuestión de libertad y de poder decidir cómo queremos tratar nuestros padecimientos.

current-studies-infographic

 

Si quieres participar en esta propuesta, más allá de donar o difundir la información, podrías organizarte localmente para cuestionar las políticas locales sobre el uso de sustancias psicodélicas con orientación medicinal y empezar a proponer alternativas y dar a conocer información científica sobre los posibles usos de los psicodélicos. Se ha avanzado mucho en el caso de la marihuana medicinal; no así con otras sustancias que tienen un potencial igualmente importante. 

Si te interesa este tema, te recomendamos nuestra Guía de Medicina Psicodélica.