*

X

El (otro) sueño americano: historias gráficas de migrantes centroamericanos en México (FOTOS)

Por: pijamasurf - 08/22/2014

Hombres, mujeres, niños, ancianos: el sueño americano para ellos no es una casa, un jardín y dos autos, sino la oportunidad de reunirse con sus familias en la frontera inalcanzable

slide_362516_4076755_free

El "sueño americano" es uno de los rumbos ideológicos más interesantes de todos los tiempos: sirvió a Estados Unidos para elevar la moral de la población después de la Segunda Guerra Mundial, aunque los orígenes del "sueño americano" puedan remontarse al tiempo de los primeros colonos británicos en América del norte, así como a la desastrosa doctrina Monroe. En ese sentido, el sueño americano es propiamente el sueño estadounidense, que sólo es accesible a estadounidenses.

El fotógrafo Nicola Okin Frioli decidió retratar el otro lado del sueño americano: el de los migrantes indocumentados que buscan una tajada del mismo y que (estadísticamente) sufrirán en carne propia las penalidades del viaje.

slide_362516_4076740_free

Las fotos muestran personas de todas las edades provenientes sobre todo de Centroamérica: salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, nicaragüenses; hombres y mujeres se ven expuestos a la violencia de las pandillas, desde la Mara guatemalteca hasta los Zetas en México, sin contar con la corrupción de las autoridades fronterizas mexicanas, una trampa mortal que los migrantes deben atravesar guiados únicamente por la brújula onírica del sueño estadounidense.

slide_362516_4076733_free

El proyecto de Frioli comenzó en 2008 al visitar un centro para migrantes en Tapachula, Chiapas, México. "Es un esfuerzo para documentar el lado más dramático de la migración centroamericana, los accidentes y las mutilaciones", afirma Frioli. "El sueño roto de aquellos que cruzan México con la responsabilidad de sus familias y su modo de vida, y cuando no lo logran [se enfrentan a] mutilaciones físicas que podrían impedirles trabajar por el resto de sus vidas".

slide_362516_4076736_free

De este modo, "el otro lado del sueño no se refiere únicamente al 'sueño americano', sino también al intento fallido de tener una vida mejor, al sueño no realizado y a un futuro que nunca llegará".

slide_362516_4076732_freeUna mochila con el número telefónico de la familia de Salvador Santo, hondureño de 21 años, para evitar llevar datos personales por escrito que pudieran dar pie a extorsiones o secuestros. En 2013 se registraron 3,600 casos de extorsión, casi el doble que en 2012.

slide_362516_4076737_freeSilla de ruedas adaptada con un mueble de jardín, donada por Free Wheelchair Mission al albergue "Jesús el Buen Pastor" en Tapachula, Chiapas, en 2008.slide_362516_4076746_freeCuando el marido de Lydia murió hace dos años al caer de un tren de carga rumbo a EE.UU., esta gorra fue lo único que las autoridades le devolvieron a ella.slide_362516_4076752_freeArmando, salvadoreño (izquierda), fue deportado la primera vez que trató de cruzar a EE.UU. por México. En su segundo intento subió por Tenosique, Tabasco, pero el tren le amputó el brazo. A la derecha, la prótesis de Celso, hondureño de 31 años, víctima de "La Bestia", el infame tren.slide_362516_4076753_free

Teófilo Santos Rivera, de 42 años, de Panamá, fue víctima de la violencia de las pandillas. Al tratar de escapar saltó de un tren y se lastimó los pies. También sufre cirrosis epática y cáncer. En enero del 2014 los médicos le dieron 40 días de vida; la imagen fue tomada en Tapachula, en un nuevo intento por cruzar a EE.UU. para despedirse de sus hijos y nietos.

slide_362516_4076748_free

La ayuda médica para los migrantes por parte de las autoridades mexicanas está plagada de negligencia. Los mexicanos no sólo deberíamos exigir mejores condiciones migratorias a EE.UU., sino ofrecerlas nosotros mismos para los migrantes centroamericanos.

slide_362516_4076743_free

Una cruz, una gorra o una cadena de oro falso en el desierto es, muchas veces, toda la evidencia que queda de lo que antes fue una persona.

slide_362516_4076735_free

Botella de agua con agujeta. Sirve para amarrarla al tren y no perder el vital líquido.

 

Te podría interesar:

¿Los niños savants con autismo severo pueden leer la mente?

Por: pijamasurf - 08/22/2014

Una investigadora realizó un experimento con una niña de nueve años con autismo severo: según sus conclusiones, existe una forma de comunicación "latente" a la cual algunas personas con problemas de lenguaje tienen acceso

Twin_Telepathy_by_DothackersDaichiLas impresionantes habilidades de los savants siguen siendo un misterio para la neurología: su probada capacidad para procesar información, memorizar gigantescas cantidades de números o descubrir lenguajes matemáticos sigue fascinando a los investigadores. Sin embargo, la percepción extrasensorial es un campo donde las habilidades de los savants se estudian en nuestros días con una mezcla de método científico y apertura crítica hacia lo desconocido.

La neuropsiquiatra Diane Hennacy Powell (autora de The ESP Enigma: The Scientific Case for Psychic Phenomena) recibió el año pasado tres videos caseros de una niña de nueve años con autismo severo, donde se afirmaba que era capaz de demostrar habilidades telepáticas. La doctora Hennacy organizó una sesión de investigación con dos terapeutas separados que afirmaban que la niña en realidad poseía dichas habilidades.

Dado el estado delicado de la niña, la investigación se realizó en su casa. Powell notó que "incluso los cambios sutiles en el ambiente son muy distractores y perturbadores para un niño con autismo severo", como era el caso. Se dividió una habitación en dos secciones: de un lado, un terapeuta iba a "pensar" números aleatorios y palabras inventadas, así como oraciones e imágenes; del otro lado, la niña debía "leer la mente del terapeuta".

La niña escribía sus respuestas y respondía al experimento. Para notar cualquier forma de "comunicación" que falseara el experimento se colocaron cinco cámaras de alta definición y tres micrófonos, para tener una perspectiva completa de la habitación y del terapeuta y la niña en sus espacios separados.

La niña tuvo 100% de precisión en seis de 12 ecuaciones de entre 15 y 19 dígitos cada una, y entre 81 y 100% en oraciones de entre 18 y 35 letras. El monitoreo de seguridad no mostró evidencias de fraude.

Las conclusiones de Powell fueron presentadas en la edición 57 de la Convención Anual de la Asociación Parapsicológica, afirmando que "los datos sugieren un mecanismo de comunicación alternativo, latente o predispuesto que está al alcance de personas que nacen con severos trastornos de habilidades de lenguaje".

¿La neurología debe prestar atención a la parapsicología, o la parapsicología debería refinar sus métodos de estudio? Lo cierto es que la mera posibilidad del caso plantea extraordinarias preguntas para el futuro de la investigación del cerebro.