*

X

¿Cómo afectan los antidepresivos el amor?

Salud

Por: pijamasurf - 08/16/2014

Los antidepresivos más usados alteran nuestra percepción del amor, generalmente en detrimento de la confianza y la comunicación entre parejas

 

prozac1

 

El amor y nuestra percepción de nuestras parejas está sujeto a nuestro estado de conciencia y tomar drogas psicotrópicas puede transformar nuestras relaciones, muestra un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de California en San Diego hicieron un estudio con hombres y mujeres que toman diferentes antidepresivos y observaron cómo afectan sus relaciones amorosas. Los resultados mostraron que, en el caso de los hombres, sus sentimientos amorosos se vieron especialmente afectados cuando tomaban antidepresivos dentro del grupo de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina; en las mujeres, esto se acentúo cuando tomaban antidepresivos tricíclicos, los cuales tienen menos injerencia en los niveles de serotonina. 

En el estudio se analizó el caso de 192 personas --123 mujeres y 69 hombres, incluyendo 13 homosexuales-- que habían estado en una relación de pareja de más de siete meses y de hasta 26 años. Los participantes respondieron a una serie de pruebas en las que se pudo saber si sus sentimientos habían cambiado a partir de tomar antidepresivos.

En el caso de los participantes que tomaban psicotrópicos de recaptación de serotonina, se encontró que habían perdido la confianza para compartir sus sentimientos con sus parejas y se mostraban menos entusiastas de que su amor durara mucho tiempo. Los hombres manifestaron menos tendencia a comunicarse con sus parejas para pedirles consejos o ayuda o cuidar de las mismas, a diferencia de las mujeres que tomaron este tipo de sustancias.

En el caso de las mujeres que estaban tomando antidepresivos tricíclicos, estas reportaron mayores quejas sobre problemas en su vida sexual que los hombres bajo esta clase de medicamentos.

Desde hace mucho tiempo se sabe que uno de los efectos colaterales de los antidepresivos puede ser la afectación de la libido y en general de la energía sexual, algo que lógicamente llega a impactar también las relaciones de pareja en cuanto al sentimiento de amor. Si bien la depresión es una enfermedad real que debe ser tratada, existen numerosas alternativas (incluyendo terapia y antidepresivos de origen herbal) que podrían ser intentadas antes de recurrir a poderosos antidepresivos farmacológicos de igualmente poderosos efectos secundarios, especialmente teniendo en cuenta esta nueva información.

 

El problema de que las farmacéuticas se beneficien de crear enfermos crónicos

Salud

Por: pijamasurf - 08/16/2014

Hay un profundo conflicto de intereses en la industria farmacéutica, que hace que los enfermos sean tomados como clientes para toda la vida

farma1

Monica Müller es una homeópata, escritora y expublicista que ha cobrado cierta relevancia en Argentina. En su nuevo libro, Sana Sana, la industria de la enfermedad, plantea algo que ya hemos discutido antes aquí: cómo las farmacéuticas, en muchos casos, están más interesadas en prolongar las enfermedades que en curarlas, para poder seguir vendiendo medicamentos a un paciente-cliente toda la vida. El Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts ha afirmado que a las farmacéuticas no les interesa desarrollar medicamentos que curan enfermedades ya que esto no es rentable; buscan medicamentos cronificadores. Existe un conflicto de interés sistémico cuando hay más dinero creando enfermos que curando.

Entrevistada por el diario La Nación, Müller dijo que las farmacéuticas y cierta parte de la industria médica que recibe beneficios suelen "inventar enfermedades con el objeto de ampliar el mercado hasta que todos se vuelvan enfermos". Esto ha creado un modelo de salud en el que las medicinas sólo "reprimen síntomas" y en el que impera el "uso irracional de antibióticos" (quizás el más serio problema en la salud mundial, habiendo creado en el microbioma humano, un desastre ecológico similar a lo que ocurre en la Tierra) por lo que debemos "desaprender" este paradigma.

"La sinergia entre la exigencia del paciente, el cansancio del médico y la presión del laboratorio termina por hacer de cualquier persona sana un enfermo y de cualquier enfermo, un enfermo grave", señaló. Müller también habló sobre los efectos nefastos de la publicidad farmacéutica, que "lleva a que si alguien está cansado, automáticamente piense en una aspirina", medicamentos de fuertes efectos colaterales de fácil acceso y ubicua presencia, que se han "convertido en un producto de consumo, que se asimila a un cosmético o a una golosina". La cultura de la pastilla ha hecho que la respuesta automatizada lleve a las personas a preguntarse ante cualquier problema "¿Qué tomo?", en vez de "¿Qué hago?", siendo que la salud es una cuestión integral que tiene que ver con una serie de factores que incluyen aspectos psicoemocionales y se benefician de una cierta actitud proactiva, no de descansar en el milagro científico de la pastilla.

Lee la entrevista completa.