*

X

Descubren nuevas líneas en el enigmático conjunto de Nazca, Perú

Arte

Por: pijamasurf - 08/13/2014

Investigadores peruanos han detectado nuevas líneas en Nazca; se suman a la serie de animales posiblemente chamánicos que fueron antiguamente dibujados para ser vistos desde el cielo

Nazca-Lines

 

Investigadores peruanos han descubierto nuevos geoglifos en la zona de Nazca, donde se encuentran enormes animales labrados que pueden ser apreciados desde el cielo, como si fueran hechos para los dioses. Fuertes vientos y tormentas de arena en el Valle del Ingenio y en las Pampas de Jumana han descubierto nuevos geoglifos, según ha mostrado Eduardo Herrán Gómez de la Torre, piloto e investigador; se han encontrado un pájaro, un par de camélidos que podrían ser llamas y lo que podría ser una serpiente de 50m.

Las autoridades se encuentran determinando la autenticidad de los geoglifos y su edad, para incluirlos dentro del bestiario sagrado del área de poco más de 400km cuadrados donde floreció la cultura paracas entre el año 800 y 100 a. C.

Las líneas de Nazca siguen rodeadas de un aura de asombo y misterio, luego de que fueran presentadas a Occidente en 1939. Se sabe que tienen significado astronómico, mostrando a la constelación de Orión y usos prácticos como identificar fuentes de agua en uno de los lugares más secos del mundo. Algunos de los animales representados no existen en la zona, tales como el mono y el colibrí, o la araña Ricinulei, una especie rara que sólo ha sido identificada en una pequeña parte del Amazonas.

Investigadores inclinados al esoterismo han sugerido que Nazca es parte de una cosmología chamánica y los geoglifos hechos para verse a ojo de águila son parte de una tradición en la que se realiza lo que se conoce como vuelo chamánico o un viaje extracorporal, siendo los animales o dobles o naguales.

 

Te podría interesar:

Este piano es tocado por las nubes (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 08/13/2014

Música hecha por las nubes, en una instalación de David Bowen

 

 

Hace unos meses pudimos apreciar en la ciudad de México la instalación del músico y médico Ariel Guzik, Cordiox, que fue también parte de la Bienal de Venecia. Esta obra, realizada a partir de una mezcla de orfebrería y arquitectura empleando el cuarzo para registrar vibraciones electromagnéticas y traducirlas en sonidos etéreos, nos habla de una corriente en el arte contemporáneo de traducir fenómenos naturales en obras de arte mecánicas o cruzar las fronteras entre medios a través de un mecanismo de sinestesia.

En este tenor podemos insertar el Cloud Piano de David Bowen, parte de  L’assaut de la Menuiserie, en Saint Etienne. La obra traduce el movimiento de las nubes y lo convierte en sonidos en un piano. Bowen utiliza una cámara que apunta al cielo y captura en video las nubes que pasan. El video se articula en tiempo real con un aparato robótico que presiona las teclas correspondientes en el piano según el movimiento y la forma de las nubes. "El sonido resultante es generado por los patrones únicos de las notas creadas por las formas etéreas que se acumulan, flotan, fluyen y se disipan en el cielo", dice Bowen de este poético artefacto.

En el pasado, este artista ha implementado esculturas kinéticas con la misma intencionalidad. Antes diseñó una escultura que mimetizaba las ondas dejadas por las olas del mar en la sala de un museo, haciendo una especie de espejo del océano indoors.

 

cloudpiano