*

X

29 días de la Operación Margen Protector: Gaza en dolorosas imágenes (FOTOS)

Por: pijamasurf - 08/06/2014

A casi un mes del inicio de la Operación Margen Protector, el pueblo palestino asentado en Gaza ha tenido que pagar con creces una factura que quizá no le correspondía del todo

Un día, en un extremo del mundo, el equipo nacional de Alemania goleaba a la selección de Brasil en el campeonato del cual el país sudamericano fue el anfitrión. Eran los últimos días del Mundial y la atención pública internacional estaba más o menos concentrada en esa fiesta mayor del futbol.

Ese mismo día, a la misma hora pero en latitudes muy distintas, el gobierno de Israel dio inicio a la Operación Margen Protector, una maniobra militar que tuvo como pretexto decisivo el secuestro y posterior asesinato de tres jóvenes israelíes en territorio cisjordano. El gobierno atribuyó el crimen a la organización palestina Hamas, que domina la franja de Gaza. Y aunque Hamas negó tener participación o conocimiento del hecho, la imputación unilateral del gobierno israelí bastó para desencadenar la violencia en la zona, marcada sobre todo por bombardeos cotidianos por parte de uno y otro bando que hasta la fecha, 28 días después, han cobrado la vida de casi 2 mil personas, la mayoría de ellos palestinos, la mayoría de ellos civiles (casi 8 de cada 10) y de éstos, casi un tercio, mujeres y niños. Israel, por su parte, ha perdido a 64 soldados y dos civiles.

La razón de esta disparidad, como algunos saben, es la desproporción existente entre la tecnología militar con que cuenta cada uno de los combatientes. Desde la creación del Estado de Israel en 1947, las grandes potencias de Occidente se entregaron de lleno al fortalecimiento de la capacidad armamentista del gobierno recién instaurado. De ahí que, también desde esos años, el gobierno israelí haya sido denunciado por emprender guerras injustas contra los palestinos y otros países árabes que se encontraban claramente delimitados en la zona. Y esta no es la excepción. Mientras que Hamas ha lanzado 800 misiles desde Gaza hacia territorio israelí, este gobierno ha ejecutado 1,300 bombardeos contra territorio palestino.

Asimismo, el repetido ataque de instalaciones civiles como mezquitas, escuelas y hospitales palestinos so pretexto de que ahí se almacena armamento le ha valido al gobierno israelí condenas severas por parte incluso de la ONU, cuyo secretario general se lamentó hace unos días de las muertes de niños provocadas por bombardeos israelíes contra escuelas administradas por la ONU y destinadas a refugiados palestinos. Hamas, es cierto, ha almacenado armamento en este tipo de edificios; sin embargo, organizaciones como Amnistía Internacional dan cuenta de "los ataques indiscriminados y desproporcionados” que el gobierno israelí emprende como represalia.

Ninguna guerra es justa, quizá por definición o al menos de acuerdo al curso que el ser humano ha seguido en esa historia que llamamos Historia y que en buena medida está construida sobre lechos de cadáveres, trofeos del poderoso sobre el débil. ¿Cómo actuaría Hamas si dispusiera de la capacidad militar del gobierno israelí? No podemos saberlo, y quizá ni siquiera sea provechoso especular al respecto.

Lo único cierto es esto: un territorio en ruinas; familias que dejan su hogar, tal vez dejando un muerto en el camino, quién sabe si ajenos a esos designios que poco o nada tienen de inescrutables y que, al final de todo, resultan en la muerte de personas cuya vida quizá se encontraba a años de luz del escritorio en donde se tomó la decisión de iniciar una operación militar.

También en Pijama Surf: Israel no quiere la paz: carta abierta de Brian Eno a favor de Palestina

Te podría interesar:

Esqueletos miniatura habitan las calles de México (FOTOS)

Por: PijamaSurf Mexico - 08/06/2014

Conforme uno se tropieza con estos esqueletos, sólo queda traer a la mente una introspección del estilo de vida del humano contemporáneo

Como parte del proyecto Cement Eclipses, del artista Isaac Cordal, las calles de Chiapas (México) se encuentran invadidas de pequeños esqueletos de cemento. Conforme uno se tropieza con estas esculturas, sólo queda traer a la mente una introspección del estilo de vida del humano contemporáneo. 

Las obras miniatura de Cordal pretenden generar una sensación de empatía a sus situaciones de espera, contratiempos, accidentes, suicidio, funerales, de modo tal que, como espectador, podamos traer a conciencia el desprecio de la humanidad hacia las consecuencias negativas de la naturaleza (y la falta de apoyo asertivo entre las personas). 

Para él, estas figurillas esqueléticas son una metáfora del colapso del capitalismo y los efectos secundarios del progreso, de la premisa enfocada en objetivos materiales y en un constante abuso del tiempo. Aun así, de algún modo, presentan fragmentos de esperanza, del deseo de sobrevivir a los síntomas de un malestar social. Después de todo, el absurdo de nuestra existencia sólo es parte de la misma.