*

X

Un superorganismo que es una ola en el cielo (sobre el vuelo coordinado de las parvadas de estorninos)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/28/2014

El fascinante vuelo fractal de los estorninos se esparce como una ola de inteligencia colectiva

Uno de los fenómenos más impresionantes de la naturaleza es el vuelo coordinado de los estorninos, llamado "sort sol" (o sol negro), en el que miles de aves vuelan como si se tratara de una sola ave, dibujando a veces en el cielo la figura de un único pájaro negro. 

Desde tiempo atrás, científicos han creído que este vuelo al unísono se diseminaba como un gas, explicando así cómo es que las aves sabían cuándo cambiar de dirección, pero una reciente investigación encabezada por Asja Jelic, de la Universidad de Roma, sugiere que el vuelo es más bien parecido a una ola que se desdobla.

Los científicos descubrieron que siempre son unos pocos pájaros los que volando cerca inician el cambio, aunque no siempre son los mismos --no hay un líder. La decisión de giro se propaga de ave a ave como una ola, a una velocidad que depende de qué tan paralelos están los senderos de las aves.

La investigación es parte de una meta-investigación sobre como la información fluye a través de grupos, y podría utilizarse en robótica y sistemas financieros.

Otra investigación relacionada, reportada hace un par de años por la la BBC, mostró que las colonias de aves (en el caso estudiado, gaviotas) aprenden a saber cuándo es seguro dormirse, creando olas de sueño que atraviesan las colonias.

 

 

Te podría interesar:

Superluna y lluvia de estrellas Perseidas: divina fiesta astronómica 10-13 de agosto 2014

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/28/2014

Este domingo 10 de agosto se presentará un sublime espectáculo: la luna más grande del año seguida de la lluvia de estrellas de las Perseidas, hasta el 13 de agosto; el 12 de agosto, aquí, la transmisión en vivo de los meteoros de las Perseidas

The perigee moon, or supermoon rises over Mount Eden in Auckland, New Zealand on Sunday morning. 

Agosto nos tiene reservado un doble fenómeno astronómico en el cielo planetario: una superluna cruzada por la lluvia de estrellas de las Perseidas (una de las más profusas) se conjugarán para producir una serie de noches de luz. Hoy, domingo 10, tendremos la explosión argentea de la superluna: será la luna llena más grande del año, aposentada en el perigeo, hasta 30% más brillante y 14% más grande de lo habitual. La superluna forma una triada de tres superlunas seguidas (julio, agosto y septiembre), fenómeno que no se repetirá hasta el 2034.

El término "superluna" se usa para describir las fases lunares que ocurren cuando la Luna se encuentra a una órbita de máximo acercamiento a la Tierra; esto se conoce como el perigeo (literalmente "cerca de la Tierra"). El fenómeno es popular entre astrólogos pero también tiene una influencia en el mundo natural, haciendo que las mareas sean un poco más altas de lo normal.

La belleza refulgente de la Luna con su rostro inmenso al inicio de la noche, sin embargo, no tendrá un efecto positivo para las tradicionales perseidas (meteoros cuyo radio aparente es el grupo estelar de Perseo), ya que su brillo opacará la caída de estos meteoros que llegan a producir hasta 100 destellos por hora y cuyo pico será la noche del 12.

La lluvia de estrellas se puede observar del 10 al 13 de agosto, siendo más abundante cerca del amanecer y, pese a que coincidir con la Luna llena hará que se vean menos meteoros, de cualquier forma se podrá apreciar una cantidad considerable --de otra forma, también especial, ante la compañía lunar. Se puede minimizar el efecto de la Luna al observar el cielo dándole la espalda a la superluna (algo que, por otro lado, parece poco galante ante la suprema dama) y posiblemente dirigiendo la mirada al área de Cassiopea y la Osa Menor.

Podrán observar una transmisión en vivo la noche del 12 de agosto en Pijama Surf, o en esta página de la NASA: http://www.nasa.gov/watchtheskies/perseids-2014.html#.U-ek14BdX5J

También en Pijama Surf: Una meditación literaria sobre la divinidad de la Luna, cortesía de Aldous Huxley