*

X

"In the mood for sex": esta animación muestra la sexualidad como un circuito eléctrico

Por: pijamasurf - 07/28/2014

El amor y la reproducción como relaciones eléctricas controladas

El acto sexual  ha sido imaginado de formas innumerables en la historia del hombre, siendo aquel eje que congrega, como un magneto, la imaginación y el deseo. A las varias formas de representación sumémosle esta versión ultrageek de lo que es el acto sexual, reimaginado en un circuito eléctrico que reduce el amor y la reproducción a relaciones eléctricas controladas. Una feliz caja matemática del amor biológico que evoca por momentos una máquina de pinball.

"In the mood for sex" es un cortometraje dirigido por el artista visual Subin Hwang, quien ha llegado a este alto nivel de reduccionismo estético y de sentido en un diagrama eléctrico imposiblemente más geek, pero a la vez reconfortante para la máquina que llevamos dentro.

 

 

Volar y tener sexo, lo más popular en los sueños lúcidos

Por: pijamasurf - 07/28/2014

Según revela un estudio, los soñadores lúcidos prefieren volar y tener sexo, aunque también realizan cosas como respirar debajo del agua o viajar en el tiempo

 

flying-in-dreamsLos sueños lúcidos cada vez son más populares, entre un aspecto lúdico y terapéutico de la psique humana. Un nuevo estudio reveló que entre personas que practican este arte de tomar conciencia dentro de  los sueños, las actividades preferidas son volar y tener sexo, en ese orden, y en ocasiones las dos al mismo tiempo. Parte de la atracción, de la nueva mística de los sueños lúcidos, es que en la mente podemos ser superhombres y hacer lo que los héroes.

La investigación, según reporta Live Science, hizo un sondeo de 570 personas que han experimentado sueños lúcidos. Unos 350 participantes reportaron planear actividades en la vigilia para realizar soñando --entre ellas algunas "imposibles" dentro del continuum del mundo despierto como volar, hacer magia, respirara abajo del agua, hablar con animales, ser otra persona e incluso viajar en el tiempo.

Volar y tener sexo fueron las más populares, pero también se reportó hacer cosas como jugar un deporte, comunicarse con personajes del sueño o jugar con el diseño del espacio, cambiar de perspectiva y, en algunos casos, realizar actos más agresivos como pelear, robar o matar.

Se reveló que los soñadores lúcidos tienen un porcentaje aproximado de 50% de éxito en lo que se refiere a lograr recordar sus intenciones ya en la lucidez del sueño.

Los investigadores señalan que no se sabe exactamente qué causa los sueños lúcidos --aunque existen numerosas técnicas efectivas para tenerlos. El hecho de que los niños tienen una mayor frecuencia de sueños lúcidos sugiere que es un fenómeno natural en el cerebro que se puede perder en los adultos --a menos de que se cultive.

Notablemente, Freud observó que volar en los sueños --como casi cualquier otra cosa, para el padre del psicoanálisis-- es una representación del deseo sexual. En cierta forma elevarse al cielo onírico es equivalente a un acto sexual.