*

X

En la cima del cinismo: el Partido Verde Ecologista de México aprueba el fracking

Por: Ana Paula de la Torre - 07/20/2014

Según un integrante de la bancada, estudios científicos develan que esta técnica es indefensa, cuando en el norte del país, donde ya se aplica, los temblores han aumentado

verdeUno de los puntos más polémicos de la reforma energética que se discute en México es la aplicación del fracking para extraer gas de lutitas. Hace unos meses, en Estados Unidos se ganó la primera demanda millonaria que evidencia  la afectación de esta técnica a la salud humana. También se ha documentado el incremento de temblores en el norte de México, donde ya se aplica esta técnica.

El fracking es una forma de extracción del gas de lutitas del subsuelo. Se hace inyectando a la corteza grandes cantidades de agua dulce mezclada con químicos, lo que origina literalmente que se fracture el subsuelo. No es descabellado creer que, ante esto, la Tierra busque reestructurarse desde sus capas provocando, entre otros efectos, temblores.

En el debate de la reforma energética el senador del Partido Verde Ecologista de México, Pablo Escudero, subió a tribuna y aludió a dos estudios científicos que avalan la técnica del fracking: un documento que escribió el científico Richard Müller, que describe por qué cada ecologista serio debe favorecer el fracking, y otro del Centro Mario Molina: “Producción de gas y de aceite de lutitas en México”, en donde, dijo el legislador, el premio Nobel mexicano de Química habla a favor de este procedimiento.

Según Escudero, más de 50 científicos internacionales avalan la seguridad del fracking para el medio ambiente, aunque no especificó cuáles. Lo más truculento es que los argumentos del legislador tienen qué ver con los efectos de gases invernadero, cuando las energías limpias podrían paliar ese problema sin peligrar la salud del subsuelo y malgastar monumentales cantidades de agua limpia.

Mientras los legisladores del Partido Verde Ecologista avalan el empleo del fracking, los efectos nocivos de la técnica, documentados incluso en cine, han alcanzado prestigio mundial –como nominaciones al Oscar. La técnica deberá ser aprobada en la Cámara de Diputados, pero el contubernio entre el PRI y el PVEM va más allá de cualquier criterio ambientalista. Los juniors del verde, como se les conoce popularmente a los integrantes de este partido, históricamente han demostrado un disfrazado interés por el medio ambiente, algo que no deja de resultar paradójico o, en términos más precisos, bastante cínico.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Te podría interesar:

Dolorosas fotografías del avión de Malaysia Airlines derribado en Ucrania (IMÁGENES EXPLÍCITAS)

Por: pijamasurf - 07/20/2014

Un campo de girasoles en Ucrania se convirtió en escenario de terror y sufrimiento cuando el vuelo 17 de Malaysia Airlines fue derribado y sus restos se dispersaron en la zona; Jerome Sessini, fotógrafo de guerra, capturó la magnitud de esta tragedia

El jueves pasado, el vuelo 17 de Malaysia Airlines ―un Boeing 777 que partió de Ámsterdam con destino al Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur― se desplomó en Ucrania, en la región de Donetsk Oblast, al este de país. Como sucede en los primeros minutos de este tipo de tragedias, se pensó que el avión se había estrellado o que había sufrido algún tipo de percance mecánico; sin embargo, conforme transcurrieron las horas se reveló una verdad siniestra: la aeronave había sido derribada por un misil disparado desde la región por la que cruzaba.

¿Fueron los separatistas o los milicianos ucranianos? ¿Es cierto que el objetivo real era el avión presidencial de Vladimir Putin, que siguió casi la misma ruta del MH17 pero apenas con una diferencia mínima de tiempo? ¿Y qué hay con el centenar de expertos en la investigación científica del VIH/SIDA que viajaban a un congreso en Melbourne? ¿Sólo fue una coincidencia desgraciada? ¿Qué tanta responsabilidad tiene el régimen de Putin al facilitar poderosas armas de fuego a los grupos pro-rusos en Ucrania?

Todas estas preguntas están en el aire y, por lo pronto, no parece sencillo que alguien las responda. Los intereses geopolíticos en juego son muchos y muy poderosos, y es posible que pasen muchos años antes de que se presente una explicación firme en torno a lo sucedido.

Hasta ahora, lo único irrefutable es la magnitud de la tragedia, eso absurdo y al mismo tiempo tan humano que emerge ante hechos tan incompresibles como este. En efecto, ¿cuáles son los caminos torcidos que ―biológica, evolutiva, psicológica, históricamente― debe seguir una especie y algunos de sus individuos para tomar la decisión de derribar un avión con cientos de semejantes?

Jerome Sessini, fotógrafo de origen francés que ha retratado el devenir bélico de Irak, Somalia y otros países, viajó a Ucrania el día del siniestro para recabar estos testimonios gráficos de un suceso que aunque podría equipararse con otros (como el hundimiento del USS Maine en 1898), no por ello es más comprensible. Por el contrario, es como si el dolor, el sufrimiento y la brutalidad de la que es capaz el ser humano se mostraran por vez primera, como si nunca hubieran ocurrido en la historia.

Algunas de las imágenes son explícitas, por lo que recomendamos discreción a nuestros lectores.