*

X

¿El universo dejó de existir hace 14 mil millones de años? Eso sugieren estudios sobre el bosón de Higgs

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/01/2014

Científicos del King’s College de Londres recrearon las condiciones posteriores al Big Bang luego del conocimiento adquirido al estudiar la llamada "partícula de Dios" y encontraron que, posiblemente, el universo se colapsó hasta dejar de existir hace miles de millones de años
astro

Imagen: Nicholas Buer

Hace ya casi dos años que la existencia probada del bosón de Higgs (la también llamada “partícula de Dios”) ha ayudado a explicar cómo la energía se convirtió en materia y, con ello, el camino que siguió el universo a partir de esa transición.

Ahora, sin embargo, la continuación de esos mismos estudios sobre la elusiva partícula sugieren que el universo dejó de existir hace millones de años (y, en cierta forma, nosotros todavía no nos damos cuenta de ello).

Físicos del King’s College de Londres recrearon recientemente las condiciones inmediatamente posteriores al Big Bang, incluyendo en esta simulación los datos obtenidos en estos dos años de análisis del bosón de Higgs.

De acuerdo con su investigación, Robert Hogan y otros colegas concluyeron que, si bien después de la “Gran Explosión” el universo comenzó a expandirse increíble y excesivamente rápido, a esto siguió un proceso de colapso que, según el modelo de los físicos, debió terminar hace casi 14 mil millones de años.

Entonces, ¿el universo dejó de existir ese momento? Ese es el enigma, pues ahora los científicos no saben si, en efecto, todo lo que vemos a nuestro alrededor simplemente no existe o, por otro lado, hace 13.8 mil millones sucedió algo que todavía no descubrimos ni entendemos sobre la existencia del cosmos.

También en Pijama Surf: ¿Cuándo vemos una estrella, estamos viajando en el tiempo?

Te podría interesar:

Experimento científico podría comprobar que el mundo es un holograma

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/01/2014

Probando la Matrix: lanzan experimento que sondeará el límite digital del espacio-tiempo para determinar si vivimos en una proyección holográfica

FERMILAB1

En los últimos años, la ciencia ha empezado a considerar seriamente la posibilidad de que nuestro universo sea la proyección holográfica emitida desde el horizonte de sucesos de un agujero negro. Esta hipótesis, sin embargo, es una versión moderna de una idea recurrente en la historia del pensamiento: que el universo es una ilusión y que vivimos en una construcción artificial.

Científicos del Fermi National Laboratory de Illinois han lanzado recientemente un experimento en el que buscan saber cómo almacena información el universo, para poder determinar si vivimos en un holograma bidimensional (que ilusoriamente percibimos como un mundo tridimensional). "En el mismo sentido en que el personaje de un programa de TV no sabría que su mundo aparentemente en 3D sólo existe en una pantalla en 2D, podríamos no saber que nuestro espacio en 3D es sólo una ilusión. La información de la totalidad del universo podría estar codificada en pequeños paquetes bidimensionales", señala el comunicado de prensa.

El experimento busca detectar esos paquetes de información 2D de los cuales la realidad en 3D sería una representación. Cuando uno se acerca mucho a una pantalla se pueden observar los pixeles, pequeños puntos de data que conforman la imagen que vemos a distancia. El experimento parte de la hipótesis de que el espacio tiene un tamaño de pixel de 10 billones de billones de veces más pequeño que un átomo, lo que se conoce como la escala de Planck.

El director del Fermilab, Craig Hogan, explica que se intenta descubrir si el espacio-tiempo es un sistema cuántico al igual que la materia y está compuesto, por así decirlo, de partículas de información y tiene un aspecto digital. "Durante cientos de años hemos asumido que el espacio está hecho de puntos y líneas. Pero tal vez eso no es correcto --quizás está hecho de ondas, de la misma manera que la materia y la energía".

Como si se tratara de un ejercicio de ciencia ficción (pero no), los investigadores del Fermilab han construido un aparato que llaman holómetro, el cual consiste de dos rayos láser de alta intensidad que son fragmentados y enviados perpendicularmente por dos brazos de 40m. Después, en la punta de estos brazos, los rayos son regresados y son recombinados. La idea es que cuando los rayos hacen contacto con el "fragmentador" (splitter, en inglés), este aparato debería moverse de cierta forma haciendo que el brillo de los rayos fluctuara. Esta fluctuación luego sería analizada para determinar si ha entrado en contacto con lo que llaman "ruido holográfico" (o quantum jitter), que serían los mismos bits cuánticos que codifican el holograma del universo. De toparse con este "jitter" o fluctuación informática, se podría decir que vivimos en un espacio-tiempo holográfico; nos habríamos topado también con el límite de lo que podemos medir en nuestro universo. El holómetro está diseñado para descartar otro tipo de vibraciones, como la radiación de fondo o las emitidas por otros aparatos electrónicos

Hogan y su equipo creen que en un año podrán tener los primeros resultados.