*

X

Acompaña tu tarde nublada con T. S. Eliot leyendo El libro de gatos prácticos del viejo Possum

Por: Lucia Ortiz Monasterio - 07/28/2014

Las tardes de este verano se verían bien acompañadas de las lecturas de T. S. Eliot de sus gatos pácticos. Escúchalo aquí

Old-Possum-cover

Si hubieras vivido en 1939 en Inglaterra siendo un amante de los gatos, seguramente hubieras comprado la versión de arriba de Old Possum’s Book of Practical Cats, con la portada que el mismo T. S. Eliot dibujó a mano. (Hoy en día esa edición cuesta poco más de 37,000 dólares). Pero Eliot no sólo dibujó la carátula para su libro, sino que lo leyó en voz alta para hacer un audiolibro.

La voz de Eliot es bien conocida porque va de las profundidades a las colinas con brincos parecidos, precisamente, a los de un gato. (The Rum-Tum-Tugger is a cu-rious cat) Hay otras versiones posteriores de El libro de gatos prácticos del viejo Possum, pero no deberías perderte la voz del poeta presentando a Rum Tum Tugger, Mr. Mistoffelees y Macavity, el gato misterioso. El playlist es un gran acompañante para tardes nubladas como esta.

Open Culture acaba de añadir la versión original del audiolibro a su increíble colección de 550 audiolibros gratuitos. También puedes escuchar al autor de “The Wasteland” leyendo a sus gatos en Spotify:

 

 

Twitter del autor: @luciaomr

¿Es esta la peor lección de matemáticas que has presenciado en tu vida? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 07/28/2014

Este video supuestamente educativo demuestra cómo no debe ejecutarse la enseñanza audiovisual

 

En la "era audiovisual", los videos han probado ser herramientas de gran utilidad para la enseñanza de múltiples conocimientos. El hecho de que millones de niños consumen diariamente millones de videos es una sincronía que muchos maestros y centros educativos han sabido capitalizar. Y evidentemente, el caso de este personaje no es un buen ejemplo.

Una simple lección para aprender a multiplicar 9x4 acaba transformándose en un malviaje narrativo de muy dudosa efectividad. Los laberintos mentales del "maestro", junto con una deplorable técnica de visualización, terminan por hacer dudar, hasta al más ávido calculista, del resultado de 9x4. 

El video es tan malo que adquiere un importante valor para el arte de la enseñanza –pues demuestra muchos de los vicios que, a toda costa, deberás evitar si quieres enseñarle algo a un niño.