*

X

Pijama Surf Radio presenta: ExoAgenda, podcast de civismo evolutivo

Por: pijamasurf - 06/17/2014

ExoAgenda es un podcast de Pijama Surf Radio que confronta a periodistas, académicos, ciudadanos y activistas de México y cuestiona los efectos desde sus respectivas trincheras

Screen Shot 2013-11-07 at 4.00.43 PM

ExoAgenda es un podcast de Pijama Surf Radio que confronta a periodistas, académicos, ciudadanos y activistas de México y cuestiona los efectos desde sus respectivas trincheras. ¿Hemos sido capaces de incidir en la agenda política del país? ¿Es posible construir algo más allá de una retórica de la conspiración? ¿Se pueden materializar las buenas intenciones en beneficios palpables para la sociedad?

Conducido por Ana Paula de la Torre y Juan Manuel Ortega, ExoAgenda cuestiona a estos actores, empezando por nosotros mismos, sobre la trascendencia de nuestras decisiones. Más allá de marchas, críticas, estudios, y artículos periodísticos, ¿cómo lograr que los políticos tomen en cuenta a la ciudadanía? ¿Cómo  tomar el control de nuestro colectivo destino desde la sociedad?

Este podcast es un llamado para repensarnos como ciudadanos, asumiendo activamente el papel que nos corresponde y estableciendo mecanismos para que una voluntad colectiva, clara, e inteligente defina nuestro futuro compartido.

Segunda Temporada: Transformamos el "¿Se puede incidir en la política como ciudadanos?" en "¿Cómo incidimos?". Los expertos opinan:

 

Catorceavo Episodio/ Daniel Gershenson 

Este mexicano lleva años trabajando desde la sociedad civil, y ha acumulado fuerza en redes sociales: te cuenta cómo hacer para incidir en las decisiones políticas desde tu vida cotidiana y nos habla sobre un nuevo grupo de personajes que se dedican a la defensa social como profesión y convicción. Ha acompañado a los padres de los niños que murieron en el incendio de la guardería ABC, tiene una asociación que te asesora en la defensa de tus derechos como consumidor y ahora pugna por el respeto de las áreas verdes de la Ciudad de México. Ha recorrido diversas luchas y conoce la valiosa tolerancia a la frustración...

 

Treceavo Episodio/ Jesús Robles Maloof

Las organizaciones sociales fueron cuna de activistas que hoy han acumulado influencia. No siempre fue así; las redes sociales, entre otras causas, favorecieron esto, pero también hubo un cambio de paradigma reflejado en los nuevos medios de comunicación que, por primera vez, publican la voz de estas figuras. Jesús Robles Maloof, uno de los luchadores sociales más conocidos de México, te platica sobre este cambio y habla de cómo lleva él las causas sociales en este país impregnado de impunidad.

 

Doceavo Episodio/ Oscar Mondragón

Mondragón en es experto en temas de tecnología y fue pionero en la instalación de internet en México. Con su colectivo "Internet para Todos" presentó la primer iniciativa ciudadana en el Congreso y logró que en la Constitución se tipificara el acceso a internet como un derecho. Ha pugnando porque el internet se convierta en arma de empoderamiento para los ciudadanos. En este episodio, te cuenta cómo es que ha hecho para incidir en la política desde la ciudadanía sin exasperarse afrontando a una clase política, en general, renuente a abrirse a la sociedad.

  

Onceavo Episodio / María Elena Morera

María Elena Morera es pionera en el activismo que denuncia la impunidad y la delincuencia en México En este país sólo se resuelven 0.08% de los delitos, lo cual es producto de un sistema judicial corrupto. Ella fue víctima de la delincuencia en un incidente que marcó a su familia. A partir de ahí, no ha cesado de presionar para que el sistema de justicia cambie: el camino es lento, pero no hacer nada no es opción para ella. Morera nos cuenta cómo ha hecho para no desesperarse en su lucha y nos recomienda las estrategias para incidir en las políticas públicas y en la toma de decisiones políticas. 

 

Décimo Episodio / Luis Astorga

Este doctor en Sociología y especialista en temas de narcotráfico es autor de libros como El siglo de las drogas: El narcotráfico, del porfiriato al nuevo milenio (2005), Drogas sin fronteras (2003) y Mitología del narcotraficante en México (1995). En este capítulo nos comparte cómo es que el consumo de los estupefacientes fue criminalizado como parte de una agenda moralina y explica cómo los casos de legalización de drogas en el mundo han ido acompañados de una presión civil constante pero que, sobre todo, han sido propulsados por grupos que dominan argumentos e información muy sólida.  

 

Noveno Episodio / Daniel Moreno

Es un periodista de oficio. Fue uno de los fundadores del periódico Reforma, director de W Radio y hoy es director de Animal Político. Nos compartió su opinión sobre qué tanto influye la actividad periodística en la toma de decisiones de los políticos. Invita a la sociedad a informarse pero, también, a actuar con base en ello pues, de lo contrario, la trascendencia del papel periodístico es muy débil.  

 

Octavo Episodio/ Rubén Aguilar

Rubén Aguilar es un interesante personaje de la vida pública de México. Su etapa más vistosa fue, sin duda, cuando fungió como vocero de la presidencia de Vicente Fox, pero su trayectoria se remonta hasta insospechados trayectos como haber sido guerrillero en El Salvador. Este consultor, docente y excelente conversador nos habla sobre cómo las Teorías de la Conspiración suelen reducir la realidad, que es más compleja y que requiere de mentes que conciban esta cualidad para incidir en ella.  

 

Séptimo Episodio/ Alberto Aziz Nassif

Alberto es investigador del CIESAS (Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social), columnista de El Universal y tiene un posdoctorado en sociología política. Es considerado por muchos un analista de izquierda no radical, lo cual lo posiciona como una persona cuya postura es creíble y crítica. En este capítulo de ExoAgenda Naziz nos explica, desde su reflexión, porqué la democracia mexicana es por ahora una abrumadora partidocracia en donde los partidos políticos carecen de incentivos para actuar en contra de sus propios intereses, y nos aconseja qué debemos hacer para revertir esto. 

 

  

Sexto Episodio/ Gerardo Esquivel

Este reconocido economista, investigador del Colegio de México (Colmex) y analista de medios como Aristegui y Grupo Fórmula, y que también ha colaborado como investigador visitante en el Fondo Monetario Internacional y el Banco de México y ha fungido como consultor para el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la CEPAL y el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, nos acompañó en este episodio de ExoAgenda. Entre sus reflexiones para este espacio, Esquivel afirma que los problemas de México son tan profundos que la participación ciudadana es indispensable. 

    

Quinto Episodio/ Iván Ruelas

¿Qué tanto importa a los políticos más poderosos del país lo que se publique sobre ellos y la opinión pública que de esto se genere? Sobre esto conversamos con Iván Ruelas, quien fungió como analista político para la administración del expresidente Felipe Calderón y posee una larga trayectoria como analista de medios de comunicación. Además aprovechamos para que nos compartiera su postura sobre cuál es la forma más eficaz para, como ciudadanos, influir en la política.  

 

Cuarto Episodio/ José Woldenberg

En este capítulo tuvimos el placer de tener como invitado a José Woldenberg, quien ha sido un miembro clave en la historia de nuestra incipiente democracia. Un personaje peculiar, quien en algún momento llegó a pisar la cárcel por defender la creación del sindicato de trabajadores de la UNAM; académico reconocido y fiel defensor de nuestra aún malograda democracia, desde los inicios de la izquierda mexicana. En esta sesión Woldenberg habla sobre su experiencia en la construcción de la democracia mexicana, cuestiona el cierre del IFE aprobado por los legisladores para sustituirlo por el INE y nos comparte su opinión sobre cómo incidir en la política.

 

Tercer Episodio / Ricardo Raphael

Conversamos sobre la mejor estrategia para incidir, como ciudadanos, en la política, según la opinión de este periodista, analista político de los noticieros Informativo 40 y Enfoque, conductor del programa Espiral de Once TV México, articulista de El Universal, columnista de sinembargo.mx y coordinador de la Maestría en Periodismo del CIDE. Es autor de Los socios de Elba Esther (Planeta, 2007) y coordinador de El México Indignado (Destino, 2011), entre otros libros. También ha sido activista desde la sociedad civil.

 
 
Segundo episodio / Roy Campos

Roy Campos, presidente de la consultoría especializada en estudios de mercado y de opinión pública, la Consulta Mitofsky, nos acompañó en esta sesión en la que discutimos acerca del papel de la opinión pública en la toma de las decisiones políticas en México. ¿Cómo influye este factor entre los políticos?  ¿Qué nos sugiere este experto para incidir, como ciudadanos, en la política? 

 

Primer episodio / Maite Azuela

En nuestra primera edición la invitada es la analista política Maite Azuela, quien combina el periodismo con el activismo. Es columnista de El Universal, La Silla Rota y Pijama Surf, además de ser analista en UnoTv. A diferencia de muchos de sus colegas, ella también participa activamente en iniciativas civiles. Más allá de sentarse en su estudio, escribir y analizar la realidad de nuestro país, Maite también promueve cambios desde la sociedad. 

 

La cultura es un programa de realidad que puede, y debe, editarse; tú decides cómo vivir tu propio marco cultural.

Screen Shot 2013-11-10 at 9.02.03 PM

Muchos de nosotros aún tendemos a concebir la cultura como algo esencialmente positivo, relacionado con el arte, la música, la lectura, visitar museos, etc, pero quizá en algún momento nos demos cuenta que la cultura es mucho más que eso. De hecho, es algo parecido a un protocolo que utilizamos para experimentar la realidad, una herramienta para mediar entre nosotros y un todo, esencialmente caótico, que puede interpretarse a partir de infinitas posibilidades. 

En sintonía con lo anterior, pero aplicado a una colectividad, por ejemplo un determinado grupo social, la cultura podría definirse como un patrón dominante –por ser el más popular o el más ampliamente convenido–, de creencias y actitudes. Y si bien éste da vida a un marco referencial compartido, que favorece el funcionamiento coordinado entre los integrantes de dicho grupo, también representa un sistema limitante ante impulsos o iniciativas que decidan explorar más allá de los confines de este marco. En este sentido, la cultura también puede traducirse en una especie de prisión, que condiciona ciertas creencias y experiencias, desalentando todo aquello que aún no le pertenece. 

Sobra decir que no podemos vivir, al menos no por el momento, fuera de este sistema. Es fundamental darnos cuenta que la cultura es a fin de cuentas un mapa de realidad, y que como tal, es imposible que sea el propio territorio –como lúcidamente advirtió en su momento Korzybski. Pero por otro lado la idea de combatirla, o menospreciarla, resulta absurdo. Parece, entonces, que debemos imaginar una manera de relacionarnos con ella, que nos permita aprovechar sus bondades y, a la vez, sacudirnos sus limitaciones.

Frente a este reto nuestro fin debería ser el de tomar control de este sistema operativo, editarlo, resetearlo, incluso reprogramarlo. Nuestra interpretación cultural de las cosas sin duda no es la realidad, pero ello no implica que ese marco no sea de cierta utilidad, como tampoco que debamos aceptarlo ciegamente, excluyendo la posibilidad de crear, conscientemente, nuestra propia realidad (y enriquecer así la cultura colectiva). 

En pocas palabras, tal vez la manera más sana de lidiar con ese programa de realidad que llamamos cultura es, primero, darnos cuenta de su esencia: recordemos que es un cierto sistema, entre infinidad de sistemas posibles, que por diversas circunstancias nuestro contexto sociocultural ha elegido. Luego, tratemos de detectar los múltiples programas insertos dentro de ese gran sistema operativo, por ejemplo el lenguaje, el calendario, la familia, o la pareja. Una vez logrado esto, entonces podemos proceder a seleccionar conscientemente los componentes que de esos protocolos deseamos mantener, e imaginemos nuevos elementos para reemplazar aquellos que entorpecen nuestro desarrollo o exploración. Finalmente, repitamos este mismo proceso las veces que sea necesario con la esperanza de que en algún momento no necesitemos más de un mediador entre nosotros y ese caos infinito que podríamos llamar Unidad o Totalidad.

No, el mapa no es el territorio, pero si nos tomamos el tiempo y la energía de utilizarlo como un instrumento a nuestro favor, entonces seguramente este mapa nos llevará a algún lugar. 

Así que quizá la pregunta más pertinente sea ¿cómo puedo entablar una relación simbiótica con mi actual mapa cultural? y aún más allá ¿como puedo consumar ese proceso alquímico que se requiere para transformar una potencial prisión en un vasto palacio?

Y supongo que aquí nos toca a cada uno, hallar nuestras propias respuestas.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis