*

X

Los cocteles más célebres del cine y la literatura (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 06/02/2014

¿Quieres beber lo que bebía Rocky Balboa o Alex de “Naranja mecánica”? Mira este infográfico y asómbrate (y aprende a mezclar)

gats

Muchos libros y películas son indisociables de los tragos que circulan por su trama. Del martini de James Bond al bourbon de Don Drapper en Mad Men, con cierta frecuencia un coctel es parte imprescindible de un personaje, algo -como su sombrero y su bigote- sin lo cual no podríamos reconocerlos. El coctel es una seña de identidad; un rasgo que, en cierta forma, condensa la esencia y lo auténtico del ser.

El infográfico que ahora compartimos retoma algunos de esos ejemplos paradigmáticos que aparecen en películas y novelas emblemáticas que forman parte de nuestro imaginario colectivo al cual, sin embargo, quizá no habíamos concedido tal especificidad.

Y es que, si bien podemos ver a actores como Humprey Bogart o Charlie Chaplin sosteniendo un vaso, o imaginar a personajes de Faulkner o Hemingway bebiendo mientras se debaten en una situación cuya fatalidad es evidente para el lector pero que ellos son incapaces de percibir, tiene cierto encanto saber qué bebían realmente.

Ahí están el mint julep de Daisy Buchanan (de El Gran Gatsby), el “Tequila Zombie” que aparece en Vicio Propio, del gran Thomas Pynchon, e incluso el chianti de Hannibal Lecter o el “Pan Galactic Gargle Blaster” de The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy.

infoEl diagrama es didáctico y, más que eso, nos otorga un atisbo al arte de la coctelería, ese micromundo que emerge del aparente azar de la combinación para expresar la singularidad de una persona, como es el caso del Signature Drink Traditional, de Cuervo Tradicional Plata.

Te podría interesar:

5 bebidas mexicanas tradicionales que de seguro no conocías

Por: PijamaSurf Mexico - 06/02/2014

La herencia de las culturas mesoamericana y mestiza detonaron una diversidad culinaria que alcanza las bebidas, licores y preparados exóticos.

tejateEl tequila, mezcal, y recientemente el pulque ,son íconos de mexicanidad en el globo. Pero así como el mezcal hace apenas unos años era considerado una bebida de poca calidad, hay un bagaje de bebidas mexicanas de las que seguramente no has oído ni hablar,  y que su ingesta es una entera experiencia gustativa.

Por su diversidad natural y cultural la gastronomía mexicana es vasta. Sus bebidas provienen de tradiciones milenarias que merecen una iniciación colectiva. Aquí algunas de las bebidas mexicanas que persisten tras siglos, y en algunos, casos milenios de tradición:

 

El tascalate: una mezcla de la canela, piñón, achiote, cacao y maíz tostado son molidos, y se produce un polvo rojizo que se añade a la leche o al agua. Esta bebida oriunda del estado de Chiapas,  y debes tomarla muy fría.

Acachul: un licor originario de Puebla. Se elabora con la fruta del mismo nombre, un tipo de capulín originario de Acaxochitlán, parecido también a cerezas silvestres. En otros estados lo mezclan con otras frutas como zarzamora, limón, naranja, guayaba y manzana.

Sotol: preparada hace más de 800 años, esta bebida se extrae de esa planta. Es tradicional del estado de Chihuahua y es conocido como pariente del tequila.

Tejate: preparado de maíz, huesos de mamey y flor de cacao; para perfumarla y darle un sabor dulce se agrega rosita de cacao. Es oriundo de Oaxaca,  y en la capital de ese estado es muy común encontrarlo entre sus encantadoras calles.

Charanda: este es la única bebida que se endulza con piloncillo en todo el mundo (un dulce típico hecho con azúcar morena). Se hace con  jugo de caña, piloncillo, melaza y diversas técnicas de destilación de mostos fermentados y es del estado de Michoacán.