*

X

Los cocteles más célebres del cine y la literatura (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 06/02/2014

¿Quieres beber lo que bebía Rocky Balboa o Alex de “Naranja mecánica”? Mira este infográfico y asómbrate (y aprende a mezclar)

gats

Muchos libros y películas son indisociables de los tragos que circulan por su trama. Del martini de James Bond al bourbon de Don Drapper en Mad Men, con cierta frecuencia un coctel es parte imprescindible de un personaje, algo -como su sombrero y su bigote- sin lo cual no podríamos reconocerlos. El coctel es una seña de identidad; un rasgo que, en cierta forma, condensa la esencia y lo auténtico del ser.

El infográfico que ahora compartimos retoma algunos de esos ejemplos paradigmáticos que aparecen en películas y novelas emblemáticas que forman parte de nuestro imaginario colectivo al cual, sin embargo, quizá no habíamos concedido tal especificidad.

Y es que, si bien podemos ver a actores como Humprey Bogart o Charlie Chaplin sosteniendo un vaso, o imaginar a personajes de Faulkner o Hemingway bebiendo mientras se debaten en una situación cuya fatalidad es evidente para el lector pero que ellos son incapaces de percibir, tiene cierto encanto saber qué bebían realmente.

Ahí están el mint julep de Daisy Buchanan (de El Gran Gatsby), el “Tequila Zombie” que aparece en Vicio Propio, del gran Thomas Pynchon, e incluso el chianti de Hannibal Lecter o el “Pan Galactic Gargle Blaster” de The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy.

infoEl diagrama es didáctico y, más que eso, nos otorga un atisbo al arte de la coctelería, ese micromundo que emerge del aparente azar de la combinación para expresar la singularidad de una persona, como es el caso del Signature Drink Traditional, de Cuervo Tradicional Plata.

El caso del misterioso asesino del hacha en Google Street View por fin ha sido resuelto

Por: pijamasurf - 06/02/2014

¿Cuál es la verdad detrás de esta escena de Google Street View que parece sacada de Crimen y castigo? Un hombre en el suelo, aparentemente muerto, mientras otro, de pie, sostiene todavía el hacha con que quizá le quitó la vida.

asesino_google

Google Street View es una herramienta útil y también entretenida, esta última cualidad de una forma más bien involuntaria, pues en su tránsito por el mundo, el auto de Google ha captado imprevisiblemente las escenas más inesperadas, desde personas fornincando en medio de una carretera que creían solitaria, hasta paisajes sublimes. A veces también misterios que de pronto no es posible explicar como un problema de perspectiva y que más bien parece la evidencia de un suceso trágico que ocurrió justo a los ojos del transporte.

Ese fue un poco el caso del “asesino del hacha”, un sobrenombre con que desde 2012 circuló esta imagen de un hombre que parece encontrarse de pie frente a un cadáver, sosteniendo el hacha con que quizá lo asesinó apenas el instante anterior a que lo captara el auto de Google.

Las imágenes pertenecen a una calle de Edimburgo, en Escocia, y desde que se descubrieron en Google Street View comenzó a investigarse su veracidad.

asesino_google3

asesino_google2

La policía local descubrió lo que quizá ya muchos sospechan: que todo fue un montaje. Los dos hombres involucrados, mecánicos que laboran en un taller cercano al punto del “asesinato”, en realidad le jugaron una broma a Google y al mundo. Cuando Dan Thompson vio venir el auto con las cámaras por su calle, de inmediato llamó a su compañero Gary Kerr y ambos simularon esta escena que parece sacada de Crimen y castigo.

Curiosamente, no todos se tomaron con tan buen humor la broma. Los agentes que investigaron el caso llegaron al taller para interrogar a los mecánicos y, según cuenta Thompson, incluso llegaron a amenazarlos para que dijeran la verdad.

asesino_google4

Por suerte su testimonio fue comprobado y ahora Kerr prepara su siguiente hoax, pues, dice, “Google hace esto cada cuatro años y tengo que pensar en algo mejor para la próxima vez”.

También en Pijama Surf:

Los momentos más extraños captados por Google Street View

Portadas de álbumes célebres y pinturas emblemáticas geolocalizadas con Google Street View

Los instantes poéticos de Google Street View