*

X

Increíbles fotos de bailarinas de burlesque de la década de 1890

Arte

Por: pijamasurf - 06/28/2014

Fotografías de la tradición burlesque en Nueva York a finales del siglo XIX

La famosa artista de burlesque Gypsy Rose Lee alguna vez apuntó que “cualquier cosa que valga la pena hacer, vale la pena hacerla despacio”. Esa es probablemente la mejor definición de las primeras bailarinas de burlesque (o cabaret) de finales del siglo XIX.

El burlesque es lento y voluptuoso y tiene tintes de perversidad (pero dulce); difícil de explicar por sí solo, quizás, pero, en contraste con los bailes exóticos actuales, todo lo anterior destaca. Su historia en Estados Unidos comienza a finales del siglo XIX y las siguientes son algunas de las mejores fotografías de la tradición, tomadas de la colección de Charles H. Mccaghy, que es una maravilla para visitar.

1890-exotic-dancer-7 1890-exotic-dancer-6 1890-exotic-dancer-1 1890-exotic-dancer-11 1890-exotic-dancer-2 1890-exotic-dancer-3 1890-exotic-dancer-4

Te podría interesar:

¿Recuerdas esta cama destendida y llena de preservativos y manchas? Fue subastada en 2.54 millones de libras

Arte

Por: pijamasurf - 06/28/2014

Se reunieron cientos de personas en la subasta en Londres para ver la venta histórica de la emocional pieza de Tracey Emin

Tracey-Emin-My-Bed_1671102b

Para los que no lo recuerden, My Bed,de Tracey Emin fue una instalación de 1998 que estuvo entre las finalistas del Turner Price, y ahora es una de las piezas de arte moderno más famosas de Inglaterra. Se trata, literalmente, de una cama en la que la artista vivió por cuatro días después de un doloroso rompimiento con su novio. En palabras de Emin, la pieza es un autorretrato no convencional y no comprometedor a partir de objetos; presenta su propia cama cubierta de sábanas manchadas, condones usados, ropa interior manchada de sangre y botellas de alcohol vacías.

Tracey Emin with installation My BedEn el año 2000, Charles Saatchi (Saatchi Gallery) la compró por solo 150 mil libras esterlinas y la puso en su casa como una de las piezas protagonistas, pero ahora se acaba de vender por la módica cantidad de 2.54 millones de libras en la subasta de Christie's que también incluyó obras de Francis Bacon, Peter Doig, Andy Warhol  y Jackson Pollock.

Incluyendo a Emin, cientos de personas se reunieron en la subasta en St James’s Park, en el centro de Londres, para ver la histórica venta de la cama, que comenzó en £650,000 y rebasó las expectativas de todos. El comprador fue el galerista Jay Jopling, fundador de la galería White Cube.

Antes de la subasta, Emin dijo que la venta de la pieza se sentía como “el final de una era”. Describiendo su primera inspiración para la obra, la artista apuntó: “Pues pasé cuatro días en cama. Y estaba volando muy bajo. Y, dos de esos días, estuve dormida y no podía despertar”:

Se trató del final de una relación con alguien de quien estaba muy enamorada. También se trató de mi propia desesperación; fue muy romántico de muchas maneras. Fue casi como un bohemio decimonónico: ‘¿Alguna vez has vivido a medias?’

Es muy romántico; lo que estaba viviendo fue el romanticismo más triste que alguien podría imaginar. Pude haber escrito una historia de corazones rotos al mismo tiempo, y lo hice, con la cama”.