*

X

Fotografías aéreas de las transformaciones de México durante el último siglo

Por: PijamaSurf Mexico - 06/22/2014

Desde hace 84 años, el paisaje de la ciudad de México ha cambiado. En ocasiones, las áreas verdes solían predominar el horizonte; en otras, los inmuebles adquirieron la predominancia

Zocalo1930panorD

Desde hace 84 años, el paisaje de la ciudad de México ha cambiado. En ocasiones, las áreas verdes solían predominar el horizonte; en otras, los inmuebles adquirieron la predominancia. Los únicos testigos que permanecen son las fotografías con planos terrestres, de picada o de contrapicada y sobre globos terráqueos, edificios o aviones.

Actualmente hay 800 mil negativos tomados desde aviones por la empresa de Ingenieros Civiles Asociados (ICA) para sus obras de ingeniería civil. Cada una de esas representaciones fotográficas pone en evidencia un valioso tesoro de la imaginación, la creatividad y las personalidades de cada rincón del país.

Desde 1930 hasta 1990, la ICA empezó a realizar fotografías de gran parte del territorio nacional, las cuales están actualmente protegidas por la Fundación ICA. Este acervo, llamado Fondo de Fotografía Aérea de Fundación ICA, será incluido el próximo 23 de junio en el programa de la Memoria del Mundo de México por parte de la UNESCO. La ceremonia de reconocimiento tendrá lugar en la Fonoteca Nacional.

22D2C31AE293228DD9F7AD6E84A96El acervo ha adquirido un valor histórico y cultural ya que resguarda la memoria de 70% de las ciudades y rincones de la República Mexicana. Por ello, de acuerdo con Bernardo Quintana, presidente del Consejo de Administración de Empresas ICA y de Fundación ICA, “constituye un testimonio único del patrimonio mexicano y forma parte de la historia de la técnica aerofotográfica en el mundo.”

Las imágenes que se pueden apreciar en el acervo son vistas aéreas de puntos importantes de México, tales como el Palacio de Bellas Artes en la década de los '50, las diferentes decoraciones de la avenida Reforma, la elegante presencia de las colonias Roma e Hipódromo Condesa, la construcción de las Torres de Satélite y el paso del tiempo en la ciudad de Monterrey, Puebla, Teotihuacán, Chichén Itzá, Mitla, Tula, entre otras, además de los paisajes naturales, como el Popocatépetl. Estas fotografías son una herramienta valiosa tanto para ingenieros civiles como para historiadores, arquitectos y geógrafos.

Una vez que la Fundación ICA sea incluida en el registro de la UNESCO, una de sus metas es lograr que la mayor parte del acervo esté disponible a investigadores y público en general. Actualmente sólo se ha digitalizado 15% de las fotografías, las cuales se pueden encontrar en la página de la ICA.

Toda suerte de delirios y déjà vu son producto de una defectuosa "prueba de realidad"

Por: pijamasurf - 06/22/2014

Una importante investigación en torno a la "prueba de realidad" nos explica por qué algunas personas tienen delirios de que su familia es una impostora o que su casa es un lugar que nunca antes han visto

ee

 

Aparentemente, existen más delirios de los que comúnmente conocemos. Existe, por ejemplo, el delirio llamado Capgras, que es la ilusión de los dobles. Después de un daño severo en el cerebro, una persona puede regresar a su vida normal creyendo que su familia es una impostora. Ello está detonado por una falta de “familiaridad” en los rostros que ve. El delirio Capgras es cuando otras personas se ven familiares, pero se sienten como extraños.

Otro delirio muy parecido es el Fregoli, que se distingue por detonar lo contrario del déjà vu; un jamais vu: la sensación de desconocimiento absoluto evocado por un lugar familiar. Pero este tipo de sentimientos no se convierten en delirios para las personas cuya "prueba de realidad" (reality testing) está intacta.

“Un ejemplo de una prueba de realidad normal es la persona que sufre de un dolor de cabeza, inmediatamente piensa que tiene un tumor cerebral, y luego lo descarta y sigue con su vida”, anota el profesor Philip Gerrans de la Universidad de Adelaide. Su investigación sugiere que las razones por las cuales algunas personas no pueden librarse de sus delirios, no obstante que se les explique mil veces que no son reales, es porque su prueba de realidad es defectuosa. Y esas personas pueden llegar a ser peligrosas para sí mismas y para los demás.

Su cerebro, de acuerdo a la explicación de Gerrans, funciona como lo hacen los sueños: los principales sistemas cognitivos del cerebro no distinguen la realidad, y sus tests carecen de “objetividad” (por ello, un sueño puede ser tan real como la vigilia).

En su artículo, el profesor propone un mejor entendimiento del sistema de prueba de realidad para poder curar a las personas que sufren de este tipo de delirios surreales. “Intentar tratar a alguien que experimenta este tipo de delirios al decirle la verdad no necesariamente ayudará, así que necesitamos desarrollar nuevas estrategias para asistirlos”. Ultimadamente, el objetivo de su trabajo es ayudar a explicar la naturaleza de la prueba de realidad, para poder ayudar a personas a encontrar el hilo de Adriana hacía la realidad objetiva y que sus delirios dejen de ser adversarios de su propio entendimiento de la realidad.