*

X

Aprende todo lo que necesitas saber de las Bitcoin en una hora (VIDEO)

Por: pijamasurf - 06/02/2014

Una moneda anónima, alternativa, con capacidad limitada pero con nuevas opciones para las transacciones por Internet está ganando mucha tracción. Conoce todo lo que necesitas saber sobre los inicios y las implicaciones de utilizar Bitcoin y otras monedas virtuales.

bitcoin3El Bitcoin, así como otras nuevas soluciones a la creciente necesidad de "criptomonedas", despierta más emociones y dudas respecto a su origen y funciones que claridad en cuanto a su función. Gavin Andresen, uno de los miembros del consejo de la Bitcoin Foundation, define al Bitcoin y las monedas virtuales como "dinero para Internet". Pero más que una respuesta, muchas más preguntas vienen detrás.

En este panel del Milken Institute se produce una fascinante conversación tanto para no iniciados como para expertos en el flujo de las economías virtuales con las que nos toparemos todos los usuarios tarde o temprano en el futuro previsible, atendiendo problemas como la conversión de Bitcoins a moneda corriente, los cajeros automáticos de moneda virtual y la historia de las formas alternativas de pago en Internet, como PayPal, que hoy en día es visto como una opción necesaria para cobrar y pagar transacciones monetarias en la red.

¿Cómo funcionan las redes de código abierto? ¿Es necesario saber programar para utilizar Bitcoin u otras monedas virtuales como CoinX, Litecoin o GoCoin? ¿Qué regulaciones deben existir para maximizar la eficiencia de las monedas virtuales, limitando el escepticismo de los inversionistas tradicionales y permitiendo que la vigilancia gubernamental en una economía no centralizada geográficamente conviva con la misión de las monedas virtuales?

Pocos videos pueden explicar un tema complejo en una hora, y este sin duda es tanto una buena introducción como un buen panorama del futuro de la economía del Internet.

Otras lecturas sobre monedas virtuales en Pijama Surf:

La revolución será monetaria: Bitcoins, ¿la moneda del futuro?

Video psicodélico explica lo que son los bitcoins en menos de 4 minutos

¿Se puede vivir sólo usando Bitcoins? Una pareja y un documental buscarán demostrar que sí

Casa de citas en Inglaterra ha comenzado a aceptar pagos con Bitcoin

Identidad del misterioso creador de Bitcoin podría haber sido revelada

Dogecoin: intercambio y acumulación de alucinaciones

 

Te podría interesar:
Mirar por la ventana es un acto que no es lo que parece, y que constituye una de las paradojas más bellas de la vida cotidiana.

tumblr_myvvz1VuFe1qzzsi9o1_1280

Por más que todos lo hagamos en algún momento u otro, tendemos a desaprobar el acto de simplemente mirar por la ventana. Se supone que debemos estar ocupando nuestra mirada en trabajar, estudiar o descifrar algo de provecho. La mirada es percibida como una herramienta que se usa para resolver cosas; alguien que mira por la ventana está, entonces, perdiendo el tiempo.

Pero esa procrastinación, paradójicamente, no es para ver qué está pasando en el mundo de afuera. Es, al contrario, un ejercicio para descubrir los contenidos de nuestra propia mente. Y, sí, para resolvernos a nosotros mismos. El poeta Wallace Stevens solía decir que “no siempre es fácil notar la diferencia entre pensar y mirar por la ventana”.

El acto de ver por la ventana y no reparar en lo que vemos es también una de las formas de la melancolía. Pensemos en las pinturas de Edward Hopper en las que tantas mujeres miran por la ventana. No hace falta que el artista nos explique que están pensando en sí mismas, recordando o esperando, y no viendo las cosas del mundo. No es necesario porque lo sabemos por experiencia. Alguna vez hemos dedicado tiempo a la reflexión en esa misma postura, y muchas veces ha estado acompañada de pulsos de melancolía. La melancolía es, por excelencia, un estado reflexivo. Entonces, ¿por qué nos parece reprobable que alguien, tal vez en la oficina, haga lo mismo? Es probable que sea porque banalizamos el acto de soñar despierto; no lo tomamos muy en serio y lo relegamos a la literatura o a la pintura; a las cosas sin tiempo.

“El potencial de soñar despiertos no es reconocido por las sociedades obsesionadas con la productividad”, se lee en un artículo en Philosopher’s Mail. Pero el individuo, casi por una función biológica, busca desentrañar significados. Si no nos tomamos el tiempo de mirar por la ventana como un acto fundamental para entender, entonces nada de lo que hagamos tendrá sentido. Seríamos como autómatas llevando a cabo tareas que no son nuestras, porque nada que no sea observado puede permanecer cerca. Las ventanas, por lo tanto, son la arquitectura de una rebelión pacífica contra el mundo automatizado. Son espejos de aire libre por donde podemos mirarnos sin asfixia y permitir que la creatividad vuele. Mirar por la ventana, entonces, debería ser una tarea apremiada por las oficinas y un acontecimiento diario para el espíritu.

 

Twitter del autor: @luciaomr