*

X

11 imágenes microscópicas que te demostrarán la belleza implícita en la materia

Por: pijamasurf - 06/09/2014

Una variada selección nos muestra la belleza y el misterio auoterreferente de la materia a escala diminuta

micro-hormiga

El mundo microscópico nos revela que existe mucho más de lo que podemos percibir con el ojo desnudo -un profuso paisaje interior que suele, sin embargo, tejer un sistema de analogía y resonancia con el mundo macroscópico-.

Revelaciones del pequeño drama cósmico de los insectos, las bacterias, las larvas o las gotas y los granos (que son propiamente pequeños universos, mundos en potencia). Colores y texturas inesperadas que activan nuestra imaginación o despiertan el deseo de conocimiento, de descubrir de qué están hechas las cosas.

Para aquellos que gustan de esta exploración celular, de viajar al interior de la materia, seguramente la mejor recomendación que se puede hacer es que visiten la cuenta de Twitter "Microscope Pics", que recopila las mejores imágenes capturadas por un microscopio de electrones. Con más de 300 mil seguidores y menos de 200 tuits, esta cuenta es un prodigio de la más refinada selección, lo mismo cuidando el asombro de la estética que la curiosidad científica. Más allá de la seducción visual, estas imágenes presentan un acceso al mundo microscópico de la biología, química, medicina, tecnología y medio ambiente de manera detallada y científicamente correcta.

Por otro lado, otro de los atractivos de penetrar en el interior de la materia tiene que ver con observar que, a otra escala, emergen también sistemas complejos, que ya sea por el juego de nuestra percepción o por una naturaleza autorreferente, son micromundos, universos contenidos en una semilla, mares en una gota (como podemos ver en una de las imágenes). Es la base de la filosofía hermética que inspiró a la alquimia considerar que el mundo es un espejo: el microcosmos refleja el macrocosmos -y no sólo de manera anecdótica, sino como un sello divino y como una estructura panarmónica-. Manly P. Hall escribe sobre esta asombrosa noción de que la totalidad está contenida en cada parte y de cada parte puede volver a surgir el Todo:

Una pequeña partícula de la Piedra Filosofal, si se vierte sobre la superficie del agua, según un apéndice sobre la sal universal de Herr von Welling, inmediatamete empezará un proceso de recapitulación en miniatura de la historia del universo, ya que instantáneamente la tintura -como los Espíritus de los Elohim- se agita sobre el cuerpo del agua. Un universo miniatura se forma, el cual, según afirman los filósofos, en verdad surge del agua y flota en el aire, en el que pasa por todos los niveles de desarrollo cósmico y finalmente se desintegra.

 

micro-polen

Grano de polen sobre el ala de una mariposa.

 

micro-ant-chip

Hormiga carga un microchip en un distópico micropaisaje que evoca una extraña labor forzada en un planeta lejano.

 

micro-cells-grass-happy

Células de pasto muestran caritas felices o pequeños brotes de fantasmas de color y sol.

 Salsa de soya magnificada.

micro-marihuana

Una imagen microscópica de la marihuana muestra un siniestro submundo de filamentos y estructuras en lo que parecería ser un reino fungi.

 

micro-ojo-humano-ardiendo Esta poética imagen de un ojo humano es una ventana a un paisaje en el que arde un bosque otoñal bajo un astro crepuscular.

 

micro-dew

Una gota de rocío -"el semen de la naturaleza"- congelada en una hoja.

 

micro-lengua

Una lengua humana: ¿la belleza esperpéntica de los besos?

 

micro-sal

Esto es lo que hay dentro de un gota de agua salada (la sal es un universo).

 

soap-bubbles

Burbujas de jabón magnificadas (clásica psicodelia saponífera).

Te podría interesar:

Según un estudio, curar tu insomnio podría disminuir tus probabilidades de suicidio

Por: pijamasurf - 06/09/2014

Suicidarse, en el contexto de este estudio, parece fungir como una simulación desesperada del propio despertar. ¿Pero existe una verdadera relación entre el insomnio y el suicidio?
[caption id="attachment_78548" align="aligncenter" width="529"]Fotograma de "The Hour of the Wolf", de Ingmar Bergman Fotograma de The Hour of the Wolf, de Ingmar Bergman[/caption]

En un famoso cuento, el escritor serbio Milorad Pavic distingue entre dos tipos de insomio: el insomnio de la mentira -aquel en el cual no pegamos el ojo en toda la noche- y el insomnio de la verdad, que es la interrupción del ciclo de sueño sin que seamos capaces de conciliarlo nuevamente. Es en esa apertura del sueño en donde ocurren las ideas más imaginativas y maravillosas porque hemos, por así decirlo, despertado dentro del despertar y hemos ganado un instante fecundo a la muerte. Sin embargo, nuestra zona creativa es también el rincón en el que se repliegan los miedos y los temores y, con el insomnio, también los fantasmas reaparecen.

Al momento entre las dos y las tres de la mañana se le ha llamado, en algunas tradiciones, "la hora del lobo" o "la hora de las brujas" y, tanto para Dante como para Bergman, ese lapso esconde la entrada a los infiernos interiores. Para la neurología, la hora de las brujas podría representar el descubrimiento de la relación entre los ciclos circadianos del cuerpo y la incidencia de suicidios (que, en este contexto, sería la manifestación desencadenada del deseo de la propia desaparición).

El doctor Michael Perlis del departamento de Psiquiatría de la Universidad de Pennsylvania presentó en la revista SLEEP las conclusiones de una muestra comparativa entre la hora aproximada de heridas fatales autoinflingidas y datos sobre las horas en las que las personas con trastornos de sueño tienen más dificultades para conciliarlo. Comparando esta data, encontraron que entre la media noche y las 05:59 a.m. se producen el triple de suicidios que en el resto del día.

"Estos resultados nos sugieren", afirma Perlis, "que no sólo las pesadillas y el insomnio son factores significativos de riesgo para el comportamiento y las tendencias suicidas, sino que simplemente el estar despierto durante la noche podría ser, en sí mismo, un factor de riesgo para el suicidio".

Según los autores, estudios previos habían sido incapaces de proponer una relación fiable entre las horas que la población pasa despierta y la hora del día en que ocurren más suicidios. El análisis mencionado se basó en los archivos del Sistema de Reportes Nacionales de Muertes violentas (de donde se extrae la hora aproximada de la muerte) y de la Encuesta Estadounidense de Uso del Tiempo, que permite formar un panorama general de lo que los estadounidenses hacen durante sus horas de vigilia, incluyendo los actos suicidas. Se tomó como punto de partida una base de datos de 35,332 suicidios.

Se estima que, sólo en Estados Unidos, 10% de los adultos sufre algún tipo de desorden de sueño o insomnio crónico que puede extenderse hasta tres meses. Por otra parte, el suicidio es la décima causa de muerte entre estadounidenses, contabilizando 38,000 incidencias cada año.