*

X

Tres libros recomendados para entender el México de hoy

Por: PijamaSurf Mexico - 05/23/2014

The Guardian incluye dos novelas y un trabajo periodístico que te darán luz sobre el México del siglo XXI

librosLos escritores son siempre una tribu aparte. Desde la intimidad de sus letras interpretan la realidad, la visten de una historia y dan lecciones entre líneas, usualmente, sobre las convencionalidades sociales. La literatura ha sido siempre compañera del progresismo; ahí se crean ideas que luego se contagian y se tornan en cultura.

México ha tenido grandes escritores como Alfonso Reyes, Octavio Paz, Juan Rulfo o Nezahualcóyotl. Este linaje se ha expandido a figuras propositivas como Carlos Fuentes, Jorge Ibargüengoitia y Carlos Monsiváis, quienes interpretaron México desde una perspectiva ciudadana. Hoy la literatura mexicana crece, por ejemplo, con las más de 80 editoriales independientes que existen.

El diario británico The Guardian hizo una selección de tres libros de literatura contemporánea imprescindibles para entender el México de hoy. Los compartimos:

1. Fiesta en la madriguera (Down the Rabbit Hole), de Juan Pablo Villalobos

En su novela debut de 2011, este escritor aterrizó una historia sobre la contraparte del narco: los hijos de los jefes del narcotráfico y sus mundos con poca libertad y peligrosos. Villalobos narra la vida de un niño que tiene mucho dinero, pero vive solo y conoce a muy pocas personas en su vida. ¿Cómo es la historia de los niños que nacen en esta cultura y este estilo de vida lleno de incertidumbre?

2. Los años con Laura Díaz, de Carlos Fuentes

Una novela épica de este escritor. La vida de Laura se desdobla a lo largo de casi un siglo de cambios en México y en el mundo. Es una fotografía detallada de un momento muy preciso en la historia de este país y, sobre todo, una luz sobre los estratos sociales en una nación tan desigual como México.

 3. Democracia interrumpida, de Jo Tuckman

La periodista británica radicada por 10 años en México hace una radiografía de la realidad política de México, elogiada por los críticos. Entre historias personales y análisis político, esta corresponsal teje la complejidad del desarrollo democrático obstaculizado por el PAN, la afrenta de la guerra contra las drogas, los feminicidios, y una clase media que al parecer sacará al país de sus conflictos.

Te podría interesar:

En México, los científicos no tienen dónde trabajar

Por: PijamaSurf Mexico - 05/23/2014

En la presentación de su libro Diez razones para ser científico, el mexicano Ruy Pérez Tamayo advierte que no hay espacios para que los científicos laboren en este país

ruyLa ciencia es un motor del conocimiento, la cultura, la economía e, incluso, de la espiritualidad y mística. El desarrollo tecnológico crea empleos y abre espacios para el emprendedurismo, pero hay países en donde la clase política pareciera no valorar esas bondades. México es uno de ellos: mientras en Suecia se destina 3.8% del PIB a la ciencia, en México raya apenas en el 0.4%.

Además de la raquítica inversión en ciencia desde el gobierno, no hay espacios para que los pocos científicos que existen puedan trabajar. Es muy poco el relevo generacional, pues no se han abierto nuevas plazas para los investigadores. En la reciente presentación de su libro Diez razones para ser científico en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU 2014) de la UNAM, el científico Ruy Pérez Tamayo advirtió que no hay espacios para que los científicos trabajen.

Puntualizó también que, mientras en Japón tienen un promedio de 70  científicos por cada 10 mil habitantes, en México sólo hay cinco por cada 10 mil personas económicamente activas.

Según información de La Jornada, Pérez Tamayo afirma:

Y el problema no es sólo que haya poca difusión y poca oferta de trabajo, sino que no hay dónde trabajar. La mitad de los alumnos que he tenido laboran en el extranjero, porque se fueron a hacer estudios de posgrado, regresaron a México y no hay dónde trabajar. No se abren nuevas plazas, no se crean nuevas instituciones.

El científico también cuestionó a una sociedad que valora lo que se tiene y no lo que se sabe o lo que se busca saber. En este escenario materialista la ciencia está lejos de los intereses de los mexicanos, que buscan profesiones con una redituabilidad segura.

Para Pérez Tamayo, urge un cambio de paradigma que permeé a la sociedad y al  gobierno. Aun con las carencias coyunturales, hay mexicanos que han estado innovando, pero es necesario crecer el gusto por la ciencia; seguramente, hay muchas más de 10 razones para ser científico, aun en un país como México.