*

X

¿Por qué te tatúas? Esta historia visual de los tatuajes te puede ayudar a responderlo (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 05/22/2014

El Musée du Quai Branly en París está presentando una preciosa exhibición sobre la historia de los tatuajes, que alude a preguntas importantes acerca de las razones detrás de cada marca de tinta en la piel

Si visitas París de ahora a octubre, el Musée du Quai Branly estará presentando una exposición excepcional sobre la tinta en la piel. Tatoueurs, Tatoués (Tatuadores, Tatuados) presenta la historia fenomenológica de los tatuajes como muy probablemente no se ha contado antes. La exposición regresa a los orígenes del tatuaje y presente la forma renovada de este fenómeno en su manifestación ahora permanente y globalizada.

ju

Sobre todo, la exposición hace hincapié en las diferencias de intención cuando se trata de pintar la piel en Oriente o en Occidente. En el primero, los tatuajes tienen un papel social, religioso y místico, y acompañan al sujeto en sus ritos de transición; conversamente, en Occidente han sido vistos como marcas de infamia, criminalidad y atracción de circo y como una marca de identidad para tribus urbanas.

Flottenbesuch in Hamburg 1966

En el siglo XX, los tatuajes se desarrollaron dentro de círculos marginales y permanecieron más o menos como signos clandestinos hasta que fueron superexpuestos por los media. Hoy, por ejemplo, uno de cada tres norteamericanos lleva alguna marca en la piel. Los investigadores detrás de la expo estudiaron la popularización de la práctica en el ambiente urbano, lo cual establece al cuerpo como un sitio de autoafirmación.

Yantra: Muay Thai boxer, Bangkok

Cabe preguntarse por qué nos tatuamos. Generalmente las formas que escogemos ya no son porque nos unen con algún grupo de personas (a menos que pertenezcamos a alguna especie de banda) sino que, al contrario, delimitan nuestra individualidad. Quizá tenemos algún dibujo que para los demás, a primera vista, no dice nada claro; sólo a nosotros nos hace sentido y nos refiere directamente a algo con lo que conectamos. Así, el tatuaje es un intermediario alegórico entre nosotros y nuestras lucernas. Un símbolo que remite a la persona que lo porta a ese lugar que no quiere olvidar nunca.

ii

Además de aludir a estas gratas preguntas, Tatouers, Tatoués nos muestra sus raíces antropológicas para poder responderlas con elementos más impresos --para usar una metáfora de tinta-- en el panorama histórico de la humanidad.

Portrait de femme Algérienne

La primera ley: el arte no deberá ser aburrido (sobre John Baldessari)

Arte

Por: pijamasurf - 05/22/2014

En este breve documental sobre John Baldessari, podemos experimentar el mantra por el que se rige el artista: no hacer arte aburrido

 

John Baldessari es uno de los personajes más provocativos del arte contemporáneo, uno de los que hace reflexionar justamente sobre qué es arte. En este breve documental sobre Baldessari, narrado por Tom Waits (quien nació en el mismo pueblo de la frontera entre México y Estados Unidos) y dirigido por el dúo de Henry Joost y Ariel Schulman (directores de Actividad Paranormal), podemos experimentar el mantra por el que se rige el artista: no hacer arte aburrido.

Con ese ritmo, hecho para nuestra generación con déficit de atención, descubrimos que Baldessari, el artista multilaureado, quemó en 1970 todas las pinturas que había hecho. Una torre artística, casi de manera literal, Baldessari mide 2 metros y se pregunta cuánto mide Clint Eastwood; nunca lleva nada en las bolsas; cree que cuando muera lo recordarán por ser el hombre que dibujaba puntos sobre las caras de las personas y que las mujeres piensan que su nombre es fonéticamente sexy.

Sus tres reglas (además del fundamento de no hacer más arte aburrido):

1. El talento es barato.

2. Hay que estar poseídos (pero esto no se puede forzar).

3. Hay que estar en el lugar indicado.

Para algunos Baldessari podría ser un símbolo de la devastación del arte contemporáneo, del pop art hasta las instalaciones conceptuales, muchas de las cuales nos hacen reflexionar no sólo sobre qué es el arte sino si vivimos en sus postrimerías. De cualquier forma, es indudable que su buen humor y su confianza son contagiosas. Simplemente Baldessari, campeón provocador disfrutando de la vida, recortando fotos y coloreando las caras, como un niño grande.

*     *     *

Baldessari no esconde su cinismo. Aquí, algunos consejos para artistas que quieren vender bien sus obras:


John Baldessari