*

X

Paleontólogos descubren el dinosaurio más grande del mundo en Argentina

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/17/2014

Los restos óseos de un gigantesco herbívoro fueron desenterrados en la región de la Patagonia, Argentina descubriéndose, así, al dinosaurio más grande hasta ahora conocido

dino3

Este día, directivos del Museo Egidio Feruglio, de Chubut (provincia al sur de Argentina), anunciaron el hallazgo del dinosaurio más grande hasta ahora conocido, una especie herbívora que pudo haber medido hasta 40m de largo y 20m de alto.

El descubrimiento comenzó hace casi un año, cuando un peón rural encontró por casualidad restos fósiles en una zona desértica a 260km al oeste de Trelew, en la región de la Patagonia. A partir de entonces, paleontólogos investigaron el lugar y al final desenterraron los restos óseos del enorme saurópodo, cuya antigüedad se estima en hasta 100 millones de años, correspondiente al período Cretácico superior.

dino2

Por la dimensión de los huesos remanentes, se cree que el animal pudo haber pesado hasta 77 toneladas (7 toneladas más que el “Argentinosaurio” descubierto hace unos años y hasta ahora considerado el más grande del mundo). En su cuerpo destaca la longitud de su cuello y de su cola pero el tamaño pequeño de su cabeza.

Te podría interesar:

Artista colabora con abejas para crear esculturas envueltas en panales

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/17/2014

La agricultura moderna tiene una obsesión con erradicar insectos. Ignora que los insectos también dan vida y que de ellos depende que se reproduzcan algunas plantas y que diversos animales se alimenten; de ellos depende que haya un sistema ecológico. Las abejas son especialmente importantes en todo esto, y están oficialmente en peligro de extinción. “No más abejas, no más polinización, no más animales, no más hombres”, va la cita adjudicada a Albert Einstein. Por ello la artista canadiense Aganetha Dyck, quién ha trabajado por años con insectos industriosos, es tan relevante al día de hoy.

Dyck explora la relación objeto-insecto, insecto-humanidad, mediante figurines de porcelana que son acabados de decorar por abejas de miel. Conforme pasan las semanas y los meses, los delicados objetos son lentamente transformados con la cera de panal de abeja. Los manteles se vuelven teselados y las cabezas de las esculturas se unen en túneles  de polígonos. Todo hace sentido como si las abejas hubieran diseñado solas el resultado fina, que es increíblemente fino.

En el video la artista y los apicultores cuantan cómo lograron que las abejas diseñaran los patrones justo donde están, y cómo estas piezas también ayudan a su reproducción. “Nos recuerdan que nuestras construcciones son temporales en relación al tiempo de vida de la Tierra y el proceso de la naturaleza”, comenta la curadora de la exposición "Honeybee Alterations", Cathi Charles Wherry. “Esto genera ideas acerca de nuestra vulnerabilidad compartida, mientras al mismo tiempo eleva el carácter ordinario de nuestra humanidad”.