*

X

Nunca habías visto las pirámides mexicanas desde estos ángulos (FOTOS)

Por: PijamaSurf Mexico - 05/19/2014

Uno de los gurús del arte abstracto, Joseph Albers, fotografió perspectivas de las pirámides que enmarcan inimaginados escenarios a partir de lo arcaico

El aclamado artista alemán Joseph Albers fue un erudito de la geometría, el color y la perspectiva. Desde formas primarias en composiciones geométricas, Albers recreó la apreciación estética de lo básico y elemental en obras semi-tecnológicas. El también diseñador, fotógrafo, tipógrafo y poeta creó una serie de raras fotografías con una composición muy parecida a la de sus pinturas y diseños: la captación de líneas y ángulos precisos podrían darte una imagen completamente nueva de algo ya creado.

Este talentoso visionario, en uno de sus viajes a Latinoamérica, fotografió decenas de pirámides dese ángulos insospechados que dibujan arte abstracto a partir de lo existente. Las líneas y perspectivas se contraponen y el resultado es una composición muy distinta a la de las pirámides. Lo ya consumado, con un lente creador, se vierte en escenarios de abstracción y posibilidades estéticas.

Te podría interesar:

Conoce a Seiji Matsushita: el rey japonés de las flatulencias

Por: pijamasurf - 05/19/2014

Desde niño Seiji Matsushita supo que tenía un don, y que ese don, si era bien utilizado, lo volvería una persona importante: se ha convertido en un renombrado músico de pedos.

 gas2

Todos tenemos algo especial. Algunos viven toda su vida sin descubrir en qué son únicos, pero también hay quien lo descubre desde el inicio. Seiji Matsushita tiene 55 años y desde que era niño supo que había en él algo diferente: sabía echarse pedos a voluntad.

Sí, aunque no lo creas, este hombre es capás de inhalar aire por su trasero y luego soltarlo a voluntad, haciéndolo resonar como si fuera una trompeta. Su ano está vivo, y respira. Apodado "El Gran Hombre del Mundo del Pedo", Matsushita no duda en responder cuando le preguntan a qué se dedica: es un creador de sonidos anales.

De niño, consciente de su inusual don, practicaba todos los días sus pedos en casa, aprendiando a domesticar sus gases. Incluso llegó a pensar que sus poderes lograrían propulsarlo en el agua para nadar más rápido, pero tristemente hasta ahí llegó la fantasía.

gas2

Recientemente, Matsushita mostró sus habilidades frente a las cámaras, desarrollando una impresionante actuación de 46 segundos emitiendo sonidos anales sin parar (y por muy sorprendente que parezca, esto ni siquiera es un record mundial). Esta especie de freejazz escatológico es lo que lo ha vuelto famoso en todo el mundo. Incluso dió en alguna ocasión 15 shows en Las Vegas, ganando, según dicen, algunos millones de dolares.

A pesar de las extrañas reacciones y confusión que sus actuaciones pueden generar (basta ver la cara de la señora que se encuentra dentro de la boca con los labios rojos), Matsushita no es un provocador, es más bien un hombre serio, entregado a su arte.

Hoy en día, vive de vender sus flatulencias, o al menos el sonido que producen, las cuales son inmortalizadas en videojuegos, apps para teléfonos móviles e incluso música de flatulencias. Así, en la cúspide del éxito, Matsushida ve pasar las nubes y suspira, el futuro huele a éxito.

Aquí los dejamos con el éxito Fart of the woman.