*

X
Las cuevas son las formaciones más misteriosas y extravagantes de la Tierra

Quizás nuestra estructura no difiera mucho de un terreno cárstico: por dentro hay oscuridad, organismos bioluminiscentes, cuerpos de agua, estalagmitas, bestias de roca caliza, goteos. Por fuera todo cambia y todo pasa y algunas cosas dejan su huella o abren una cicatriz por donde entra la luz o la gota de lluvia.

Los espeleólogos son ese tipo de hombres que se hipnotizan con su trabajo. Y no es para menos. Las cuevas son las formaciones más misteriosas y extravagantes de la Tierra. Allí se refugiaron los primeros hombres y a partir de ellas llegó el asombro; el comienzo de la historia con luz. Las siguientes son algunas de las cuevas más increíbles del mundo, que harían un buen programa de viaje para alguien que tenga los medios necesarios.

Te podría interesar:

Peces habitan este centro comercial abandonado de Bangkok (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/25/2014

Jesse Rockwell, chef y viajero, tomó estas imágenes que registran el inevitable regreso de todo al mundo natural, en este caso un centro comercial en ruinas desde 1999, que ahora es el estanque de cientos de peces nativos de Tailandia

Hace unos días compartimos en Pijama Surf una serie fotográfica sobre lugares de factura humana reconquistados por la naturaleza: barcos, casas, parques de diversiones y otras edificaciones que luego del abandono se incorporaron lenta, inevitablemente al entorno natural. O fueron incorporados, para decirlo con mayor precisión, pues en este caso la voz pasiva acentúa ese poder del ecosistema que de algún modo consiste en atraer para sí todo aquello que está a su alcance, buscando siempre armonizarlo con respecto al equilibrio natural. En todo caso es el hombre quien, en su salto evolutivo, comenzó a rivalizar con la naturaleza y alterar al mundo a su favor.

Para continuar documentando ese singular contraste que se presenta cuando las obras de los hombres regresan, y al mismo tiempo no, a un ya imposible estado primigenio, publicamos ahora estas imágenes de un centro comercial en Bangkok, Tailandia que, anteriormente en ruinas después de sufrir un incendio en 1999, es ahora el hábitat de cientos de peces nativos de la zona.

De paso por el país asiático, el chef y viajero Jesse Rockwell tomó estas impresionantes fotografías de lo que llamó un “acuario urbano”; ciertamente uno involuntario y que, como tal, podría más bien perder tal denominación a cambio de una menos humanizada.