*

X

Esta mesa te permite trabajar mientras tu gato juega en los recovecos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/04/2014

Si, como tanto, tu gato también te sorprende mientras trabajas, quizá esta mesa podría ayudar a ambos a sobrellevar las necesidades de su relación.

gato2

La escena es recurrente: una persona está sentada frente a su escritorio o su mesa de trabajo, quizá con una laptop o con un libro y un cuaderno, quizá dibujando o trazando líneas y ¡bum!, un gato aparece. Mejor dicho: su gato. El gato del hogar, aquel que de la nada y sin razón aparente llega en busca de un mimo o de un juguete, que sigue su instinto cazador o su legendario egotismo y arriba y demanda atención sin importarle qué hacía esa persona que se dice su amo y que en realidad está ahí para servirle.

Para encontrar una solución que satisfaga a todos los implicados, el diseñador Ruan Hao ideó para las firmas Hangzhou y LYCS esta CATable, una mesa que es también una especie de centro de entretenimiento para felinos domésticos. Así, mientras alguien o varias personas se abocan a asuntos de importancia capital, el minino puede retozar entre los rincones y túneles del mueble.

gato3

gato

“Es una mesa para nosotros y un paraíso para los gatos”, declaró, elocuentemente, Hao.

También en Pijama Surf: Cómo un gato puede potenciar tu creatividad (y algunos poemas que lo demuestran)

Te podría interesar:
La revista Life cree que esta imagen de Alfred Eisenstaedt podría ser "la fotografía más feliz" reflejando un momento espontáneo de alegría infantil.

Picture 439

La popular revista Life, que captó visualmente una época, sugiere que esta imagen tomada por Alfred Eisenstaedt, podría ser la fotografía más feliz de la historia. La imagen fue tomada en 1950 en un día de otoño en la Universidad de Michigan, en ese entonces famosa por su banda marchante. El fotógrafo captó al baterista practicando cuando un pequeño niño lo empezó a seguir desatando un frenesí entre los otros niños, hijos de los profesores. La imagen es completamente espontánea. "No es una representación de la emoción manufacturada, sino un magistralmente enmarcado instante de un explosivo y auténtico espíritu", escribe Ben Cosgrave, el editor de Life.

Donde quizás sí haya una manufactura es en la pregunta que hace Life y en la pregunta que hacemos nosotros. Puesto que, ¿qué es la felicidad? Definirla seguramente no sirve en nada para obtenerla. ¿Podemos sentirla en esta imagen? Depende seguramente de nuestras experiencias y asociaciones mentales. Quizás si tenemos ciertos prejuicios a Estados Unidos o cierta amargura relacionada a la infancia difícilmente esta imagen nos genere una ráfaga de felicidad espontánea. Por otro lado también es cierto que la la alegría de la naturaleza, el punto más indiscriminado de expresión pura suele ocurrir en la infancia y esta fotografía capta esto incluso con un acto físico, un salto risueño, highsteps, literalmente pasos altos.