*

X

Te soprenderá que esta imagen no es una pintura de un extraterrestre gris

Por: pijamasurf - 04/04/2014

Los grandes ojos negros ovalados, el cráneo prominente y abultado y demás características del extraterrestre de la imaginaria poo se presentan en esta imagen de alta falsificación.

alien2

A todas luces esta imagen parecería la pintura de un extraterrestre gris o incluso un verdadero extraterrestre gris, con una alta dosis de realismo. Estos sere,s parte de la nueva mitología moderna, son identificado casi de inmediato cuando alguien habla del extraterrestre prototípico, paradójicamente común y familiar: el cuerpo humanoide (aunque con menor estatura que una persona promedio), los grandes ojos negros ovalados, el cráneo prominente y abultado, piernas cortas pero brazos alargados, la escasa masa muscular y, claro, la piel de un inquietante tono grisáceo.

Lo impresionante de esta imagen no es su naturaleza extraterrestre sino su muestra de un descollante talento humano. En realidad se trata de una extraordinaria muestra de maquillaje, realizado por la usuaria de Reddit, MissyDeanna, quien debería de trabajar en Hollywood. Sólo fue hecha con sombra en los ojos, delineador negro, una base y polvo. Sin duda una excelente opción para una fiesta de disfraces.

Los aliens grises comenzaron a ganar popularidad a raíz del incidente Roswell o, mejor dicho, en las especulaciones que surgieron casi cuarenta años después, en las décadas de 1980 y 1990, a propósito del origen y la tripulación de la nave que se estrelló en dicha región estadounidense en junio de 1947. Algunas personas sugieren que iconografía de estos seres parece provenir de las operaciones mágicas del ocultista británico Aleister Crowley, quien en una de sus sesiones teúrgicas se encontró con una entidad de cabeza protuberante a la cual llamó LAM y dibujó imperecederamente. En 1918 (aunque algunos lo citan en 1915 y otros en 1917) en la ciudad de Nueva York, Crowley realizó los “Trabajos de Alamantrah”, una serie de operaciones de magia sexual junto con su pareja y medium Roddie Minor, la Mujer Escarlata del momento. Aparentemente Crowely habría abierto un portal dimensional por el cual entró en contacto esta entidad, la cual lo exhortó a “encontrar el huevo”. 

aliens-3

Te podría interesar:

Jugar Tetris alivia las ansiedades de comer, fumar o beber

Por: pijamasurf - 04/04/2014

Psicólogos advierten sobre la efectividad de jugar Tetris como un recurso para eludir la ansiedad que caracteriza el consumo adictivo o compulsivo.

google-tetris-logo-big

Durante la década de los noventas, el videojuego Tetris se consagró como un icono generacional. Su hipnótica simpleza y el infinito sendero de ir ensamblando bloques, cada vez con mayor complejidad, atrajo millones de horas de usuarios que se dedicaron a avanzar niveles y superar puntajes. Pero más allá de su legendario éxito recreativo, al parecer Tetris también denota bondades terapéuticas, al menos de acuerdo a un reciente estudio titulado Playing ‘Tetris’ reduces the strength, frequency and vividness of naturally occurring cravings.

La adicción o compulsión alrededor de un estímulo determinado, por ejemplo el tabaco, el alcohol o la comida, generalmente responde a un periodo pasajero de ansiedad que, en la mayoría de casos, conduce a la persona a consumir el estímulo. Aparentemente el Tetris resultó un buen antídoto para diluir ese sombrío momento y evitar así responder a su llamado. 

La profesora Jacki Andrade, quien se incluye entre los autores del estudio, advierte: 

Los episodios de ansiedad generalmente duran sólo unos minutos, durante los cuales un individuo visualiza lo que quiere y la recompensa que saciar su deseo le traerá. Generalmente esos sentimientos derivan en que la persona se rinde y consume aquello que está tratando de resistir. Pero jugando Tetris, en pequeñas sesiones, previenes que tu cerebro proyecte esas imágenes sin las cuales la ansiedad simplemente se disipa. 

El estudio involucró a 119 personas, y la comparación entre el grupo que jugó Tetris y el grupo control, fue que el primero logró eludir, en 25% de ocasiones más que el segundo, el embate de la ansiedad.