*

X
Los niños satánicos deberían tener los mismos derechos que los otros niños a ejercer su religión.

 

schoolAunque algunas personas se podrían escandalizar cuando se afirma que los niños que profesan el satanismo deben de poder ejercer su religión de manera pública, es importante discutir hasta dónde se extiende la libertad de culto. ¿Por qué permitir solamente la oración a dioses socialmente aceptados? Ciertamente existe un estigma asociado con el satanismo, en gran medida debido a la forma en la que Hollywood y la prensa han pintado a este culto moderno y a supuestos vínculos con crímenes violentos (algo a lo que ciertamente ninguna religión escapa). Hoy en día se utiliza vagamente el adjetivo "satánico" para condenar todo aquello de aspecto esotérico que se desvía de lo establecido y comúnmente aceptado. Puede sonar escandaloso, pero ¿en realidad el satanismo es más violento y moralmente cuestionable que el catolicismo, a la luz de las revelaciones sobre pederastia que abundan en la Iglesia?

La organización neoyorkina Satanic Temple ha emitido un comunicado de prensa en el que exige que se le permita a los miembros de su religión rezar en la escuela sin que sean llevados a habitaciones aisladas. Según argumentan, el aislamiento puede producir traumas y afectar en el desarrollo de los niños. Para eliminar esta discriminación han llamado a que se celebre el "Protect Children Day” el 15 de mayo en Nueva York, en pos de acabar con las vejaciones que sufren sus miembros y niños de otros cultos que también son discriminados. Al parecer, a diferencia de niños de otras religiones a los que sí se les permite rezar en compañía de otros alumnos, los niños satánicos son aislados y discriminados..

Los valores y la misión de la organización Satanic Temple en realidad están basados en la empatía y en la crítica de la corrupción de la sociedad moderna –no en comer bebés o violar mujeres para hacer ritos con cabras, pentagramas y sangre–. Puede que existan algunas organizaciones satánicas más violentas, como las hay también cristianas (por ejemplo el Ku Kux Klan, una organización, al menos según sus miembros, cristiana). Se sabe que Charles Manson estuvo en contacto con las enseñanzas de la Process Church, un culto satánico, pero sobre todo fue influido por la Cienciología y el mismo Cristianismo. Por otro lado, el fundador de la Iglesia Satánica, Anton Lavey, siempre predicó en contra del crimen y por lo que se conoce nunca tuvo ningún roce con la ley, ni ninguna acusación fundada por comportamiento violento.

Algunos podrán pensar que inculcarle a un niño una fe satánica es una especie de crimen de la razón, y es que en general los padres suelen imbuir improntas en sus hijos y moldear la forma en la que ven el mundo hasta el punto de que pueden hacerles mucho daño. Una creencia religiosa, ya sea islámica, cristiana, judía, new age, mormona, budista, satánica o incluso atea es una forma de limitar la inteligencia de un niño, más allá de que sean acertadas o no y que ciertamente algunas creencias religiosas son más tolerantes y por lo tanto admiten más visiones de mundo. Aunque también es cierto que es prácticamente imposible dejar de proyectar nuestras creencias en la mente de los niños.

 

Te podría interesar:

Estos son los mejores y los peores países para trabajar, según el cumplimiento de los derechos laborales

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/20/2014

La Confederación Sindical Internacional dio a conocer su reporte de la situación laboral en el mundo a partir del respeto que se otorga a los derechos de los trabajadores

sindicalismo

La situación laboral global quizá no sea del todo alentadora. En todo el mundo tiene cada vez más presencia ese modelo que arrebata derechos históricos a los trabajadores con el propósito de aumentar el margen de ganancias. Como sabemos bien, la explotación es uno de los mecanismos fundamentales del capitalismo, un resorte imprescindible para la generación de plusvalía, la acumulación y otros de los procesos económicos que lo mantienen vivo y en movimiento. Y, si bien no han sido pocas las luchas que intentan frenar la voracidad del sector dominante, en cierta forma se trata de una confrontación estéril, pues el sistema de producción funciona de esa manera.

Y aun así, algunos lugares son mejores para ser explotado. En los países nórdicos, por ejemplo, la seguridad social compensa notablemente el tiempo y energía dedicados al trabajo, desde el cuidado de la salud hasta la obtención de una vivienda. En otros países los obreros son menos afortunados y pueden morir mientras laboran, y el hecho es casi insignificante: no hay compensación para sus deudos ni algún tipo de sanción para los responsables de las condiciones laborales.

Recientemente, la Confederación Sindical Internacional, con sede en Bruselas, dio a conocer su evaluación anual sobre la situación laboral en el mundo: 139 países examinados a partir de 97 indicadores que en términos generales consideran la situación del trabajador y el cumplimiento de sus derechos.

La clasificación de la CSI divide los resultados en 6 categorías:

1. Violaciones irregulares a los derechos: 18 países, entre ellos Dinamarca y Uruguay.

2. Violaciones repetidas a los derechos: 26 países, entre ellos Japón y Suiza.

3. Violaciones regulares a los derechos: 33 países, entre ellos Chile y Ghana.

4. Violaciones sistemáticas a los derechos: 30 países, entre ellos Kenia y Estados Unidos.

5. Sin garantía de derechos: 24 países, entre ellos Bielorrusia, Bangladesh y Qatar.

5+. Sin garantía de derechos debido a la interrupción del estado de derecho: 8 países, entre ellos la República Centroafricana y Somalia.

De entrada, destaca sin duda el poco número de países en donde los derechos laborales son más respetados y, en contraste, la abrumadora mayoría en donde las violaciones van de lo mínimo a prácticamente no ofrecer ninguna garantía al trabajador.

Así, estos son algunos de los mejores y peores países para trabajar, de acuerdo con la clasificación de la CSI:

1. Uruguay, Togo, Suecia, Sudáfrica, Eslovaquia.

2. Túnez, Trinidad y Tobago, Suiza, España, Serbia.

3. Venezuela, Reino Unido, Uganda, Tanzania, Taiwán.

4. Yemen, Estados Unidos, Tailandia, Sierra Leona, Perú.

5. Zimbabue, Zambia, Emiratos Árabes Unidos, Turquía.

5+. Ucrania, Siria, Sudán, Somalia, Palestina.

México calificó con 4 en este listado, al igual que Argentina. Chile tuvo una mejor puntuación (3) y Colombia una más baja (5).

El reporte completo puede consultarse en este enlace.