*

X
El gobierno federal, apoyado por la bancada de su partido y el verde ecologista, junto con el Partido Nueva Alianza y quizá el PAN y el PRD, están listos para bloquear nuestras libertades sin ningún miramiento.

Captura de pantalla 2014-04-21 a la(s) 14.02.39Te has puesto a pensar ¿qué pasaría si estás en un municipio en Morelos o Veracruz (por poner un ejemplo) y de pronto escuchas una balacera? ¿Sabes lo que ocurriría si te lanzas pecho tierra con tu teléfono en mano y cuando intentas ver en redes sociales si hay algún aviso y no hay señal? ¿O qué tal si te avientas el tiro de avisar que los balazos entre las calles –tales o cuales– no paran con su estruendo, te encuentras con que tu Internet está completamente bloqueado?

¿Has pensado en que alguna tarde, así nomás porque a tu gobernador le apetece, tocan a tu puerta un par de policías y extraen toda la información de tu equipo de cómputo sin orden judicial? ¿O lo que es más sencillo, extraen tu información con el apoyo de hackers “oficiales” que pagas tú con tus impuestos?

¿Te imaginas hoy en día que algún periodista intente enviar notas con fotografías y videos del momento clave en el que algún político está cometiendo un acto ilícito, pero se vea imposibilitado porque las autoridades han obligado al concesionario de Internet a bloquearlo en esa zona?

Pues eso está a punto de suceder y no significa que los mexicanos nos mudemos a China. Es sólo que el gobierno federal, apoyado por la bancada de su partido y el verde ecologista, junto con el Partido Nueva Alianza y quizá el PAN y el PRD, están listos para bloquear nuestras libertades sin ningún miramiento.

En China desarrollaron una red de Internet dentro de su plan llamado "Gran Muralla Electrónica" en la que tienen control absoluto de su contenido, además tiene la colaboración del Consejo Supremo del Ciberespacio, Guardianes de la Revolución y un grupo de trabajo que evalúa y da categorías a los contenidos de grupos criminales. 

Podríamos parecernos también un poco a Rusia, en donde el  gobierno ejerce control sobre los contenidos que circulan en la red; han bloqueado sitios por atacar al propio gobierno. Hoy en día, sin que la ley se haya aprobado, nuestro flamante gobierno pidió ya a la embajada estadounidense que le exigiera a la concesionaria que hospedaba la página de 1dmx que la diera de baja. Así se las gasta.

En Siria, Turquía, Turkmenistán y Vietnamlas autoridades locales tienen el control de la mayoría de las infraestructuras que permiten la vigilancia de las redes de Internet. A eso aspira nuestro “nuevo” gobierno. Y ahora que tenemos a Venezuela tan presente, tras la violencia que el gobierno ha ejercido con la oposición, parece que Nicolás Maduro le parece un ejemplo atractivo a nuestro presidente, pues su propuesta de ley lo imita al obligar a los proveedores que filtren la información, con el fin de que no se publiquen ciertos contenidos, además han bloqueado diversos sitios.

No contentos con concentrar aún más el mercado de telecomunicaciones, cierran el resto de las ventanas con las que ventilamos aquella información que se queda bloqueada o se maquilla previamente en los espacios hoy concesionados. 

Si la reforma constitucional nos pareció un evento para celebrar y los dictámenes del Instituto Federal de Telecomunicaciones habían dado señales de que la competencia en condiciones igualitarias y la libertad de expresión estarían por encima de los intereses privados, nos ha quedado claro que Peña Nieto y quienes apoyan esta propuesta le apuestan justamente a lo contrario.

Votar la ley así es levantar una muralla anacrónica y aislante que amenaza las libertades de los ciudadanos. Sus sueños no son libertarios, sus deseos cierran las puertas de los que piensan distinto, sus iniciativas sujetan por la fuerza lo que no saben sostener con la convicción.

 

Twitter de la autora: @maiteazuela

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Te podría interesar:
Ante la inminente discusión y aprobación de la Reforma en Telecomunicaciones por parte del Senado mexicano, resulta urgente conocer algunos conceptos básicos que hacen posible la libertad y la equidad en internet y cómo se encuentran amenazados por el poder en turno

neutralidad-de-red

Imagina el siguiente escenario:

Juegas en un equipo de futbol los fines de semana y este fin te enfrentas a otro equipo que tiene fama de comprar árbitros. Entonces, el día del juego, cada vez que tú u otro miembro del equipo tocan el balón el árbitro pita una falta y, además, cuando anotas, ésta es anulada inmediatamente o la anotación es contada como medio gol. Mientras tanto el equipo contrario, que ya ha pagado su respectiva mordida (guiño a Luis Suárez), se ha favorecido con la evidente ventaja sobre el marcador a base de golpes, juego sucio y artimañas consentidas por el árbitro.

Este ejemplo puede sonar muy exagerado; sin embargo, no está lejos de la realidad.

Neutralidad de la red es, en términos llanos, la no discriminación del tráfico de datos... Ok, pero en términos humanos, neutralidad de la red significa algo como: “No te entrometas en lo que quiero hacer; sácate a la pinche verga”. Es decir, es un flujo libre de tránsito sin intermediarios que entorpezcan o interrumpan nuestra información. Sin embargo, ¿cómo puede ser violada esta neutralidad?

Pongamos como ejemplo el fair play. Tal como vemos en el escenario anterior, el árbitro puede favorecer a aquellos que den más dinero para tener mayores privilegios dentro de la cancha, o lo que es lo mismo, quienes pagan más tienen más beneficios. En este caso, árbitro es el que presta el servicio y controla el partido. Teóricamente, debe ser imparcial y velar por el fair play. A menos que un órgano mayor, por ejemplo la FIFA, faculte a los árbitros para que den preferencia a quienes puedan pagar más y limite a los que de plano no se puedan mochar con un extra, violando de esta manera los principios básicos del juego limpio.

En el plano de las telecomunicaciones pasa algo parecido. La neutralidad de la red --es decir, el fair play del internet-- debe ser cuidada por los proveedores de tráfico y de servicios (los árbitros) para que internet, como espacio de convivencia (cancha), sea un sitio de expresión (el juego), de intercambio de ideas e interconectividad (los balones) y desarrollo social de los ciudadanos (es decir, los jugadores), donde sus comunicaciones sean efectivas y sin intromisiones (los goles).

Sin embargo, el Senado, encabezado por la presidencia de EPN y su aguador oficial, Javier Lozano (la FIFA mexicana), ha decidido cambiar las reglas y hacer que el fair play sea violado.

Cuando decimos que la neutralidad de la red en México está en peligro, lo que queremos decir es que el Estado puede facultar a los proveedores de servicio para limitar y condicionar el acceso a internet, e incluso amenazarlos para guardar datos de los usuarios. Esto pone en clara ventaja a las empresas, pues el acceso ahora será proporcional a las tarifas que ellos establezcan y que tú puedas pagar. Es decir, si eres de la banda eriza --como un servidor--, seguro podrás acceder a lo que nos alcance con un presupuesto de 300 pesos al mes. Con suerte tendremos acceso a Twitter, a Facebook y una que otra página que don Slim quiera limosnearnos; eso sin mencionar las lamentables velocidades, que también estarían reguladas a cuentagotas.

Las propuestas de #LeyTelecom que se debatirán en la primera semana de julio pueden hacer realidad este apocalipsis de internet. Esto sin contar que, si se viola la neutralidad de la red, se facilita una serie de prácticas sucias (e ilegalmente comunes) como retención de datos, vigilancia, acoso gubernamental a personas potencialmente incómodas, rastreo de señales, geolocalización y un largo etcétera que se resume en una frase: las cosas se pondrán feas.

De ahí la importancia de #DefenderInternet y, sobre todo, la importancia de que la neutralidad de la red sea respetada. Los actuales senadores y presidente de la república, tal parece, ignoran o quieren ignorar que la neutralidad de la red es un principio fundamental para el desarrollo social de los que tienen acceso a internet y, por si fuera poco, de los que tienen que tener acceso él ya que, de ser aprobada #LeyTelecom, colocará en una seria y funesta desventaja a los sectores sociales más vulnerables, que carecen de acceso a internet. 

Cuando escuches "neutralidad de la red" no tiene que ser un conjunto de palabras huecas como cognitariado, tecnocracia y ese tipo de conceptos que diario se mencionan y que no entendemos nada.

Más información: 

http://www.defenderinternet.org/

http://internetparatodos.mx/

http://contingentemx.net/