*

X

La actriz que planeó besar a 10,000 soldados para ganar la Guerra Mundial

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/27/2014

Marilyn Hare se propuso en 1942 hacer una buena obra por su país recién entrado en guerra: besar a 10,000 soldados para levantar la moral de las tropas frente al enemigo.

marilyn hare

Es muy delgada la línea que divide la autopromoción descarada de los actos desinteresados, pero Marilyn Hare camina grácilmente sobre ella como la mejor de las equilibristas. Alguien debía reconstruir la moral que la guerra estaba destruyendo con cada bombardeo y fue Marilyn quien decidió llevar a cabo la tarea.

Su objetivo: repartir 10,000 besos, humectar la anquilosada máquina de la guerra y de paso, por qué no, hacerse un poco de publicidad.

En tiempos de guerra, mantener alta la moral es un arte que miss Hare practicó con delicadeza, mirando a cada soldado a los ojos y diciéndole palabras que lo hicieran sentir único, indispensable, diferente a los otros 9,999 y al resto de los combatientes.

marilyn hare2

Para su primer campaña repartió 733 besos en un campamento del ejército en California, todo debidamente registrado por la revista Life en 1942. De los 9,267 besos restantes no se tiene noticia. Por su lado, Marilyn sólo disfrutó de un breve momento de fama, tuvo pequeños papeles en shows de TV como The Wild Wild West y My Three Sons.

Te podría interesar:

Te compartimos el secreto para poder beber alcohol sin emborracharte

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/27/2014

Por fin, el remedio que todos esperaban, la receta que te permitirá beber alcohol sin emborracharte (si es que eso tiene sentido).
[caption id="attachment_75933" align="aligncenter" width="504"]Swimming Drunk, por Brian Rea "Swimming Drunk", por Brian Rea[/caption]

Bueno, aunque no lo crean, parece que existe un método secreto, revelado por Esquire, para beber alcohol sin emborracharse. ¿Cómo? Muy fácil, sólo tienes que comer un poco de levadura activa antes de empinar la botella. Basta con una cucharada por cada cerveza que planees tomar (sí, lo sentimos, pero necesitas un plan) y entonces podrás retomar las riendas de tu cuerpo desbocado evitando el probable ridículo (aunque puedes seguir echándole la culpa al alcohol si algo sale mal).

La explicación: la levadura tiene una enzima llamada deshidrogenasa alcohólica, la cual es capaz de romper las moléculas de alcohol en sus elementos constituyentes (carbón hidrógeno y oxígeno). Esto es lo mismo que sucede cuando tu hígado metaboliza el alcohol, pero el proceso sucederá antes de que alcance el torrente sanguíneo y, por lo tanto, a tu cerebro.

Así, la levadura aminora los efectos del alcohol y protege tu hígado. Es probable que bebas porque te gusta emborracharte un poco, pero no te costará imaginar escenarios en que este consejo te pueda ser útil: algún evento familiar, una cita de trabajo, o quizá tienes algo importante que hacer el día siguiente, pero no quieres ofender a tu anfitrión rechazando su hospitalidad. Quién sabe, tal vez la bebida te sirve como placebo y logras sintonizarte con los demás retornando a tus estados primitivos, pero con la ventaja de poder despertar sin sentir que la fiesta sucedió dentro de tu cabeza.