*

X

La actriz que planeó besar a 10,000 soldados para ganar la Guerra Mundial

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/27/2014

Marilyn Hare se propuso en 1942 hacer una buena obra por su país recién entrado en guerra: besar a 10,000 soldados para levantar la moral de las tropas frente al enemigo.

marilyn hare

Es muy delgada la línea que divide la autopromoción descarada de los actos desinteresados, pero Marilyn Hare camina grácilmente sobre ella como la mejor de las equilibristas. Alguien debía reconstruir la moral que la guerra estaba destruyendo con cada bombardeo y fue Marilyn quien decidió llevar a cabo la tarea.

Su objetivo: repartir 10,000 besos, humectar la anquilosada máquina de la guerra y de paso, por qué no, hacerse un poco de publicidad.

En tiempos de guerra, mantener alta la moral es un arte que miss Hare practicó con delicadeza, mirando a cada soldado a los ojos y diciéndole palabras que lo hicieran sentir único, indispensable, diferente a los otros 9,999 y al resto de los combatientes.

marilyn hare2

Para su primer campaña repartió 733 besos en un campamento del ejército en California, todo debidamente registrado por la revista Life en 1942. De los 9,267 besos restantes no se tiene noticia. Por su lado, Marilyn sólo disfrutó de un breve momento de fama, tuvo pequeños papeles en shows de TV como The Wild Wild West y My Three Sons.

La revista Life cree que esta imagen de Alfred Eisenstaedt podría ser "la fotografía más feliz" reflejando un momento espontáneo de alegría infantil.

Picture 439

La popular revista Life, que captó visualmente una época, sugiere que esta imagen tomada por Alfred Eisenstaedt, podría ser la fotografía más feliz de la historia. La imagen fue tomada en 1950 en un día de otoño en la Universidad de Michigan, en ese entonces famosa por su banda marchante. El fotógrafo captó al baterista practicando cuando un pequeño niño lo empezó a seguir desatando un frenesí entre los otros niños, hijos de los profesores. La imagen es completamente espontánea. "No es una representación de la emoción manufacturada, sino un magistralmente enmarcado instante de un explosivo y auténtico espíritu", escribe Ben Cosgrave, el editor de Life.

Donde quizás sí haya una manufactura es en la pregunta que hace Life y en la pregunta que hacemos nosotros. Puesto que, ¿qué es la felicidad? Definirla seguramente no sirve en nada para obtenerla. ¿Podemos sentirla en esta imagen? Depende seguramente de nuestras experiencias y asociaciones mentales. Quizás si tenemos ciertos prejuicios a Estados Unidos o cierta amargura relacionada a la infancia difícilmente esta imagen nos genere una ráfaga de felicidad espontánea. Por otro lado también es cierto que la la alegría de la naturaleza, el punto más indiscriminado de expresión pura suele ocurrir en la infancia y esta fotografía capta esto incluso con un acto físico, un salto risueño, highsteps, literalmente pasos altos.