*

X

Gestos de bebés, en cámara lenta, probando por primera vez un limón (VIDEO)

Por: pijamasurf - 04/06/2014

Hilarante video nos muestra a detalle los gestos que resultan de la primera cita de una decena de bebés con el sabor de un limón.

En el rostro humano actúan 43 músculos faciales que nos dan acceso a un amplio abanico de gestos para expresar, por este medio, cientos de sensaciones y emociones. Pucker es un video de April Maciborka y David Wile, que en poco más de dos minutos documenta los primeros encuentros de una decena de bebés con el limón –ícono de la región ácida de los sabores.

El resultado de este ocioso ejercicio es una cómica, pero también interesante, coreografía gestual, que además de aligerar tu día con disfrutables risas, nos remite a la increíble complejidad implícita en la ingeniería del rostro humano. La mayoría de nosotros seguramente hemos olvidado ese instante en el que degustamos el hasta entonces inédito sabor cítrico, pero seguramente debe haber sido parecido a lo que se muestra en Pucker. 

Asilo es demandado por contratar strippers para entretener a sus residentes

Por: pijamasurf - 04/06/2014

En Nueva York una casa de retiro para ancianos decidió contratar chippendales para brindar algunos minutos de diversión a sus residentes.

Photo4by6.jpg

Los asilos se asocian con soledad, tristeza, abandono, particularmente en culturas como las de América Latina donde lo común es que los ancianos sean procurados por su familia y no llevados a una casa de retiro a pasar sus últimos días. En Estados Unidos, por el contrario, el asilo es parte de cierta cotidianidad, un destino previsible.

Sin embargo, ello no implica que tengan que ser, como decíamos, lugares graves, severos. Y para prueba, esto que sucedió en un asilo de Long Island, en Nueva York, donde para entretener a las residentes, la administración decidió contratar chippendales: strippers masculinos que dieran algunos minutos de diversión a las mujeres que ahí viven.

Probablemente el hecho hubiera pasado desapercibido de no ser porque la hija de una de las ancianas que participó del espectáculo vio la fotografía de su madre —Bernice Youngblood, de 85 años— metiendo dinero en el calzoncillo de uno de los bailarines.

La familia Youngblood se escandalizó ante la escena y de inmediato expresó su inconformidad ante la administración del East Neck Nursing Center, pero según refieren, fueron ignorados, por lo que decidieron proceder legalmente y demandar al asilo.