*

X

Gestos de bebés, en cámara lenta, probando por primera vez un limón (VIDEO)

Por: pijamasurf - 04/06/2014

Hilarante video nos muestra a detalle los gestos que resultan de la primera cita de una decena de bebés con el sabor de un limón.

En el rostro humano actúan 43 músculos faciales que nos dan acceso a un amplio abanico de gestos para expresar, por este medio, cientos de sensaciones y emociones. Pucker es un video de April Maciborka y David Wile, que en poco más de dos minutos documenta los primeros encuentros de una decena de bebés con el limón –ícono de la región ácida de los sabores.

El resultado de este ocioso ejercicio es una cómica, pero también interesante, coreografía gestual, que además de aligerar tu día con disfrutables risas, nos remite a la increíble complejidad implícita en la ingeniería del rostro humano. La mayoría de nosotros seguramente hemos olvidado ese instante en el que degustamos el hasta entonces inédito sabor cítrico, pero seguramente debe haber sido parecido a lo que se muestra en Pucker. 

Te podría interesar:

La aristocracia de la basura y sus redes de prostitución en la política mexicana

Por: PijamaSurf Mexico - 04/06/2014

Se destapó una red de prostitución al interior del PRI; el padre del inculpado Cuauhtémoc Sánchez es otro personaje, famoso por sus obscenos actos de depravación sexual.

1El machismo mexicano y la repulsiva demostración de poder se manifiesta en la desfachatez de algunos de sus políticos. En cientos de eventos públicos son empleadas edecanes, circunstancia que asoma un evidente sexismo: se usan recursos públicos para contratar a chicas guapas que adornan literalmente el ambiente.

La presencia de edecanes pagadas con dinero público es sólo una muestra de un abuso de poder característico en la política mexicana. Por años se ha hablado de la presencia de políticos en burdeles donde tienen  reuniones y son recurrentes clientes de víctimas de trata y prostitutas.

La cooptación es quizá uno de los calificativos que mejor definen las estrategias de poder del PRI. Este partido forjó su fuerza adhiriendo a sus filas a luchadores sociales, líderes, y empresarios que movilizan gente y recursos. Un caso espeluznante es el del  rey de la basura de la Ciudad de México (Rafael Gutiérrez), un hombre que formó su fortuna con una red de pepenadores que recibían míseros salarios. Era famoso por presumir ser padre de 56 hijos y conocido por violar a decenas de mujeres y niñas. Su historia, inmersa en la inmundicia, se popularizó porque escaló, gracias a su capital, en la red política priísta: fue diputado en tiempos de José López Portillo. Su trágico final se consumó cuando su esposa decidió asesinarlo: cansada de sus maltratos, la mujer declaró que llegó a violar a su madre y sobrina de 15 años.

Los priístas acogen a personajes sin importar de dónde provienen sus recursos. El hijo del Rey de la Basura, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, es hoy protagonista de un espeluznante escándalo de trata de mujeres que ejercía al interior de las instalaciones del partido en la Ciudad de México.

Una investigación periodística revela cómo Gutiérrez mantenía un negocio de edecanes que después enganchaba para que dieran servicios sexuales a los políticos. En el 2003 el Metro ya había publicado un reportaje sobre las edecanes que este hombre usaba para favores sexuales y en el 2013, otro trabajo periodístico reveló que en un operativo contra trata de personas habían sido liberadas 60 cubanas que había traído este hombre.

Emilio Gamboa, uno de los más antiguos dinosaurios priístas (y protector del empresario relacionado con redes de pederastia Kamel Nacif), declaró que la evidencia periodística de Gutiérrez de la Torre y su red de prostitución no afectará la imagen del PRI, aun cuando este personaje tuvo por años el respaldo de políticos poderosos del partido. Los testimonios sobre el hecho apuntan a que en las instalaciones de PRI D.F.  se sabía de la red de edecanes y se conocía cuáles eran las sexoservidoras.

El PRI recluta allegados poderosos ignorando sus vicios ilegales y sin considerar en lo más mínimo su calidad ética. El caso de Cuauhtémoc Gutiérrez y los vicios de su padre, arropados por el mismo grupo, es un destape de cómo este partido conserva un sistema de funcionamiento plagado, desde hace casi un siglo, de indignantes complicidades que alimentan su poder.