*

X

George W. Bush pinta y expone retratos sobre de otros mandatarios

Por: pijamasurf - 04/04/2014

La infantil carrera artística del expresidente de Estados Unidos presume un emotivo episodio: la serie de retratos sobre mandatarios alrededor del mundo.

Screen Shot 2014-04-04 at 10.53.08 PM

Las nuevas pinturas obra del exmandatario estadounidense George W. Bush han dado la vuelta alrededor del mundo. Las obras integrarán una exposición, abierta al público, en la Librería Presidencial, ubicada en Dallas, Texas. La serie The Art of Leadership: A President’s Personal Diplomacy (El arte del liderazgo: la diplomacia personal de un presidente), está conformada por 24 retratos de diversos presidentes. 

Gracias a la cobertura mediática que ha recibido la caricaturesca exposición, millones de personas hemos comprobado no sólo el mal gusto impreso en las obras, también la pobreza con la que George W. Bush percibe el mundo: predecible, elemental, y sin gracia alguna. Lo anterior quedó confirmado durante sus ocho años de gobierno, periodo que incluyó algunos "daños colaterales" como la muerte de más de 130,000 iraquíes, o la instauración de un régimen de vigilancia y terror montado con pretexto del fatídico 9/11. Y sí, todos sabemos que este personaje califica fácilmente como un tipo torpe, mesiánico y poco sensible, pero con la aparición de su veta artística podríamos agregar algunas otras etiquetas a su perfil, por ejemplo patético o lunático.

Por cierto, la exposición recibirá a los visitantes con una sarcástica bienvenida: un muro con su autorretrato y el retrato de su padre (y maligno antecesor) colgados ambos justo arriba de una cita de este último que advierte: "Fui entonces un ferviente creyente, y aún lo soy, de que la diplomacia personal puede ser muy útil y productiva". 

En fin, si estás en Dallas podrías consumar un morboso ritual e ir a visitar la propuesta creativa de este sociópata que durante un buen tiempo se encargó de contaminar, aún más, la historia de nuestra especie.    

 

Te podría interesar:

Correr como ritual: tarahumaras, los corredores más resistentes del mundo

Por: PijamaSurf Mexico - 04/04/2014

Cada año, atletas profesionales se unen a las carreras de los rarámuris en México. Según el periodista Christopher McDougall, es la raza más resistente para correr, un poder dotado quizá de la voluntad expedida del significado del ritual.

2La totalidad de las culturas antiguas practicaban rituales privilegiados. En el caso de los rarámuris (popular y erróneamente llamados tarahumaras) en México, el más emblemático es correr. Su más sustantivo rito, La Carrera de la Bola, es una práctica que muestra el eje de equilibrio que los caracteriza: es un tránsito precipitado y consistente, nunca lo suficientemente acelerado para perder el ritmo y la armonía en el sentido del ejercicio.

Con sus cuerpos delgados pero fuertes, los tarahumaras atraviesan corriendo insólitas distancias como forma de vida. Entre la monumental Barranca del Cobre y la Sierra Tarahumara, esta tribu milenaria emplea dicha vía como medio de transporte, lo practican de forma natural, como caminar. Las piernas son, culturalmente, su principal arma de supervivencia. En sus corridas habituales consiguen alimento pero también son el eje de sus rituales y celebraciones místicas.

Hace unos años (suele perseguirse en occidente el reconocimiento individual) llegaron al territorio tarahumara "cazatalentos" para llevar a los indígenas a competir a distintas carreras. Entre los resultados, Juan Herrera, en 1994, rompió un récord Guiness en la carrera de 160 km del ultra maratón de Los Angeles. Ciro Chacarito, un anciano rarámuri, fue el campeón en una carrera de 100 km de California superando a los jóvenes del evento. Desde hace poco, cada año, llegan a la Sierra Tarahumara atletas de todo el mundo que desean conocer las técnicas de estos corredores.

Los rarámuris pueden correr hasta tres días seguidos con un poco de alimento. Desde pequeños practican la Carrera de la Bola, que consiste en equipos que llevan una pelota a través del bosque: es un acto colectivo con gran significación.

El periodista Christopher McDougall publicó el libro Nacidos para correr, un texto que describe su experiencia con corredores de esta etnia y su gran habilidad para esa práctica física. ¿Cómo es que los ancianos pueden moverse así? La resistencia de los rarámuris es el gran enigma para los científicos.

El libro de McDougall fue un éxito en su versión en inglés. ¿Qué hay en las culturas milenarias que parecen albergar secretos que van más allá de la realidad convencional? Occidente quizá terminará por concluir que la racionalidad es irracional, cuando niega cualquier posibilidad mística. La resistencia en los rarámuris es seguramente genética, y podría también resultar del sentido mágico- trascendental que otorgan a sus movimientos cotidianos.