*

X
En una maniobra confusa que quizá busque llamar la atención sobre las elecciones extraordinarias a las que convocó el Parlamento ucraniano, Darth Vader anunció su intención de contender por la presidencia del país.

The Ukrainian Internet party’s Darth Vader addresses a party congress in Kiev

¿Es posible un atisbo de humor en medio de la compleja situación que vive Ucrania desde hace un par de meses? Posiblemente. Quizá, como alguna vez dijo Srdja Popovic, uno de los artífices del derrocamiento de Slobodan Milošević en Serbia, el humor es uno de los elementos más efectivos para suscitar cierta reflexión, para corroer la seriedad excesiva con que la gente en el poder se considera a sí misma, el mucho amor propio que se tienen y, por otro lado, mostrar que en el fondo esto es ridículo.

Por otro lado, parece ser que en esas regiones de Europa la vena irónica toma manifestaciones muy peculiares cuando se trata de criticar al poder. Hace no mucho en Bielorrusia hubo una lluvia de ositos de felpa contra el entonces presidente Alexander Lukashenko y entre los varios episodios en este tenor que se han vivido en Moscú, destaca el de una manifestación con juguetes que fue prohibida porque estos no eran ciudadanos.

En Ucrania ha surgido un candidato presidencial imprevisible: Darth Vader. El conocido protagonista de la saga Star Wars, villano redimido que en ese universo fue el ejecutor despiadado de la voluntad del lado oscuro, ha decidido contender por el cargo más importante de la política ucraniana en las elecciones extraordinarias del próximo 25 de mayo, convocadas luego de que el parlamento decidiera deponer a Viktor Yanukovych como resultado de su posición afín al gobierno ruso que desató las violentas protestas en el país.

“Estoy preparado para asumir la responsabilidad del destino de esta nación si mis conciudadanos me otorgan dicho gran honor. Yo solo puedo hacer un imperio de una república, restaurar su antigua gloria, devolver los territorios perdidos y el orgullo a este país”, declaró Lord Vader durante la sesión del Partido Ucraniano de Internet en que se anunció su candidatura.

The Ukrainian Internet party’s Darth Vader flanked by stormtroopers in Independence Square, Kiev,

Te podría interesar:
Los niños satánicos deberían tener los mismos derechos que los otros niños a ejercer su religión.

 

schoolAunque algunas personas se podrían escandalizar cuando se afirma que los niños que profesan el satanismo deben de poder ejercer su religión de manera pública, es importante discutir hasta dónde se extiende la libertad de culto. ¿Por qué permitir solamente la oración a dioses socialmente aceptados? Ciertamente existe un estigma asociado con el satanismo, en gran medida debido a la forma en la que Hollywood y la prensa han pintado a este culto moderno y a supuestos vínculos con crímenes violentos (algo a lo que ciertamente ninguna religión escapa). Hoy en día se utiliza vagamente el adjetivo "satánico" para condenar todo aquello de aspecto esotérico que se desvía de lo establecido y comúnmente aceptado. Puede sonar escandaloso, pero ¿en realidad el satanismo es más violento y moralmente cuestionable que el catolicismo, a la luz de las revelaciones sobre pederastia que abundan en la Iglesia?

La organización neoyorkina Satanic Temple ha emitido un comunicado de prensa en el que exige que se le permita a los miembros de su religión rezar en la escuela sin que sean llevados a habitaciones aisladas. Según argumentan, el aislamiento puede producir traumas y afectar en el desarrollo de los niños. Para eliminar esta discriminación han llamado a que se celebre el "Protect Children Day” el 15 de mayo en Nueva York, en pos de acabar con las vejaciones que sufren sus miembros y niños de otros cultos que también son discriminados. Al parecer, a diferencia de niños de otras religiones a los que sí se les permite rezar en compañía de otros alumnos, los niños satánicos son aislados y discriminados..

Los valores y la misión de la organización Satanic Temple en realidad están basados en la empatía y en la crítica de la corrupción de la sociedad moderna –no en comer bebés o violar mujeres para hacer ritos con cabras, pentagramas y sangre–. Puede que existan algunas organizaciones satánicas más violentas, como las hay también cristianas (por ejemplo el Ku Kux Klan, una organización, al menos según sus miembros, cristiana). Se sabe que Charles Manson estuvo en contacto con las enseñanzas de la Process Church, un culto satánico, pero sobre todo fue influido por la Cienciología y el mismo Cristianismo. Por otro lado, el fundador de la Iglesia Satánica, Anton Lavey, siempre predicó en contra del crimen y por lo que se conoce nunca tuvo ningún roce con la ley, ni ninguna acusación fundada por comportamiento violento.

Algunos podrán pensar que inculcarle a un niño una fe satánica es una especie de crimen de la razón, y es que en general los padres suelen imbuir improntas en sus hijos y moldear la forma en la que ven el mundo hasta el punto de que pueden hacerles mucho daño. Una creencia religiosa, ya sea islámica, cristiana, judía, new age, mormona, budista, satánica o incluso atea es una forma de limitar la inteligencia de un niño, más allá de que sean acertadas o no y que ciertamente algunas creencias religiosas son más tolerantes y por lo tanto admiten más visiones de mundo. Aunque también es cierto que es prácticamente imposible dejar de proyectar nuestras creencias en la mente de los niños.