*

X

¿Acostumbras dormir la siesta? ¡Cuidado! Ese hábito puede apresurar tu muerte

Salud

Por: pijamasurf - 04/14/2014

A pesar de que se trata de una costumbre extendida en numerosos países, la siesta podría estar relacionada con el desarrollo de enfermedades respiratorias.
La_migdiada La migdiada, Ramon Martí Alsina (1884)

En algunos países y personas la siesta es un hábito común. En algún momento de la tarde, con cierta frecuencia después de la comida y bastante antes de la cena, la pesadez de la digestión induce el letargo necesario para arrellanarse en la superficie muelle más cercana y con la promesa de dormir no más de 15 o 20 minutos, comienza una rápida visita a las regiones de la somnolencia. Según algunos, el origen de esta costumbre se remonta la Edad Media europea, cuando la regla monástica de San Benito prescribía “tranquilidad y reposo en la hora sexta”, justo la hora que sucedía a los alimentos vespertinos.

Sin embargo, pese a todo este legado, tomar una siesta puede ser más nocivo de lo que creemos. Esto de acuerdo con una investigación realizada recientemente por investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, quienes analizaron el estilo de vida de 16 mil adultos británicos en busca de la relación entre la siesta y el desarrollo de ciertas enfermedades.

De acuerdo con el estudio —el cual forma parte de una investigación más amplia sobre las causas del cáncer—, la siesta incrementa en poco más de 30% la posibilidad de morir prematuramente, pues se convierte en factor de males respiratorios como la bronquitis, el enfisema y la neumonía. En este sentido, la probabilidad de morir por una enfermedad respiratoria aumenta en 2.5 con respecto a personas que no acostumbran tomar el susodicho descanso y sólo duermen de noche. El estudio sugiere que la siesta puede ser ya un síntoma de un trastorno respiratorio.

Desglosando estos resultados, los investigadores encontraron que el riesgo de muerte aumenta 14% cuando la siesta dura menos de 1 hora, pero pasa a 32% cuando ésta se extiende por más tiempo.

En cuanto a la causa, parece ser que la siesta provoca inflamación en el cuerpo, lo cual trastorna su funcionamiento.

También en Pijama Surf: Dormir 8 horas seguidas podría ser una práctica antinatural y nociva

Te podría interesar:

Tranfusiones de sangre joven podrían ser la fuente de la eterna juventud

Salud

Por: pijamasurf - 04/14/2014

Experiemntos recientes en ratones descubrieron que la transfusión de sangre joven a un ratón viejo rejuvenece las células y mejora la plasticidad sináptica y la función cognitiva del paciente.

movies-brad-pitt-kirsten-dunst-interview-with-a-vampire

Finalmente, la entonces vituperada idea del ruso vampiro Alexander Bogdanov, quien creía que una sangre más joven te puede, si no hacer inmortal, rejuvenecer, está siendo probada por la ciencia. Bogdanov murió en el intento de probar esto, pero los ratones que están siendo analizados por investigadores no solo siguen vivos, sino que están más radiantes que nunca. Dos distintos grupos de científicos han anunciado que transfusiones de sangre de individuos jóvenes hacen que individuos más viejos rejuvenezcan.

Ya en 1950, experimentos en Cornell University habían descubierto que, después de unir a dos ratones mediante sus vasos sanguíneos en un procedimiento llamado parabiosis, los ratones con más edad claramente rejuvenecieron gracias al plasma del ratón más joven. Pero no supieron explicar por qué. Ahora, los estudios recientes encontraron que:

A un nivel cognitivo, la administración sistemática de plasma de sangre joven a un ratón más viejo mejoraba problemas cognitivos relacionados con la edad, tanto en el condicionamiento de miedo contextual como entendimiento y memoria espacial. Mejoras estructurales y cognitivas obtenidas por la exposición a sangre joven son mediadas, en parte, por la activación de la proteína de respuesta cíclica AMP en el hipocampo viejo. Nuestros datos indican que la exposición de ratones viejos a sangre joven en un momento tardío de la vida es capaz de rejuvenecer la plasticidad sináptica y mejorar la función cognitiva.

El descubrimiento no sólo podría ser la respuesta para el Alzheimer, el cáncer y demás enfermedades degenerativas, sino una verdadera fuente (vampírica) de la eterna juventud.

Obviamente, falta que prueben dicho experimento en humanos. Pero cabe la posibilidad de que humanos con enfermedades terminales prueben las mieles de la sangre joven, ya que no tienen nada que perder.  

 

En el siguiente video (en inglés), el Dr. Thomas Rando, quién ha estado estudiando los asuntos médicos de la longevidad por muchos años, explica lo que está sucediendo en la ciencia en estos momentos.