*

X

Este recipiente para enfriar cerveza bloquea la señal Wi-Fi y te obliga a convivir con los demás

Buena Vida

Por: pijamasurf - 03/05/2014

En un intento por abatir la enajenación tecnológica a la que nos obligan nuestros teléfonos portátiles, la marca de cerveza Polar promociona en Brasil estos recipientes enfriadores que bloquean la señal de dichos dispositivos para favorecer la convivencia entre las personas.

 

Muchos hemos atestiguado y sobre todo protagonizado esta escena: nos encontramos en un restaurante, un bar, en la casa de nuestros padres o de alguno de nuestros amigos, citados por una ocasión especial o por el solo motivo de verse y convivir. O casi. Porque en los últimos tiempos esto sucede poco. De pronto, sin que ninguno de los presentes se haya puesto de acuerdo, todos coinciden y se sorprenden con teléfono en mano, en el scroll infinito de Twitter o la contemplación inútil de Facebook, dando un vistazo que inicialmente se pensó rápido a Instagram luego de subir una foto donde un minuto antes todos parecían contentos de encontrarse.

Para evitar esta penosa situación y, por una vez, convivir de veras, la marca brasileña de cerveza Polar, en colaboración con la agencia Paim Comunicação de Porto Alegre, promueve este recipiente que además de mantener fría la bebida que todos comparten, bloquea la señales GSM, Wi-Fi, GPS, 3G y 4G, por lo que los smartphones se vuelven obsoletos.

¿Será suficiente? ¿Bastará esta prohibición para reavivar nuestra habilidad para interactuar con los otros más allá de las pantallas y los mensajes escritos? ¿Seremos capaces de redescubrir que alguna vez, en otra época del mundo, esa era la principal forma de convivir?

En México existen un sinfín de pueblos fantasmas, los cuales permiten viajar al pasado y detenerse en el tiempo. La mayoría tuvieron una vida esplendorosa antes de ser abandonadas por el cierre de minas, de emigraciones masivas o construcción de presas.

 – ¿Cómo dice usted que se llama el pueblo que se ve allá abajo?

– Comala, señor. 

– ¿Está seguro de que ya es Comala?

–Seguro, señor.

–¿Y por qué se ve esto tan triste?

–Son los tiempos, señor. 

Yo imaginaba ver aquello a través de los recuerdos   de mi madre; de su nostalgia, entre retazos de suspiros. Siempre vivió ella suspirando por Comala, por el retorno; pero jamás volvió. Ahora yo vengo en su lugar. Traigo los ojos con que ella miró estas cosas, porque me dio sus ojos para ver. 

Pedro  Páramo, Juan Rulfo 

 

Historias de ambición, de frustración y desastres naturales en pueblos abandonados. En México existen un sinfín de pueblos fantasmas, los cuales permiten viajar al pasado y detenerse en el tiempo. La mayoría tuvieron una vida esplendorosa antes de ser abandonadas por el cierre de minas, de emigraciones masivas o construcción de presas; sin embargo, ahora, después de varias décadas, son lugares oscuros y vacíos, cuyo único sonido sobreviviente es el viento golpeando las ruinas.  

Este top es un recorrido de los sitios mexicanos donde los fantasmas del pasado recorren las paredes del  presente. Un excelente conjunto de destinos para aquellos turistas melancólicos o con una inclinación hacia lo paranormal.

Real de Catorce, San Luis Potosí. De pueblo minero a centro turístico a nivel internacional, Real de Catorce ha tenido altas y bajas a lo largo de la historia. Cuando de sus minas dejaron de extraerse plata, los habitantes fueron alejándose; hasta que, en el siglo XX, el pueblo adquirió la fama turística gracias a sus túneles de playa, de piedra y hasta de reencuentro intrapersonal. En el lugar se puede disfrutar del Festival de Ogarrio (27 de marzo al 2 de abril) y de las fiestas religiosas a San Francisco de Asís (primeros días de octubre). 

 Real de Catorce, San Luis Potosí II Real de Catorce, San Luis Potosí

 

San Juan Parangaricutiro, Michoacán. Desalojado tras la explosión del volcán Paricutín, en 1943, San Juan es un pueblo actualmente desaparecido. La leyenda cuenta que aún se pueden escuchar los susurros de los afectados del desastre natural. ¿Te atreverías a visitarlo? 

 San Juan Parangaricutiro, Michoacán II San Juan Parangaricutiro, Michoacán

 

Viejo Guerrero, Tamaulipas. Ciudad fronteriza entre Tamaulipas y Nuevo León, Viejo Guerrero se fundó en 1750. No obstante, para 1953, este sitio tuvo que ser evacuado debido a la construcción de la Presa Falcón, cuyo embalse inundó a la población. Actualmente, Viejo Guerrero se puede visitar cuando la presa tiene embalses bajos; y entonces se pueden observar ruinas y monumentos que sobrevivieron a la inundación: sólo la cúpula de la Iglesia de nuestra Señora del Refugio sobrevivió. 

Viejo Guerrero, Tamaulipas Viejo Guerrero, Tamaulipas II 

El Mineral de Angangueo, Michoacán. En 2010, las lluvias intensas del frente frío obligaron a sus habitantes a abandonar el lugar minero. Actualmente está ocupado por millones de mariposas, flores y animales del bosque. 

Mineral de Angangueo, Michoacán Mineral de Angangueo, Michoacán II

 

Conoce los otros pueblos fantasmas en The Wow