*

X
BroApp está diseñada para liberarte de cumplir con una cuota intensiva de comunicación afectiva con tu novia y poder disfrutar así plenamente de tus amigos.

Screen Shot 2014-03-06 at 8.21.30 PM

Como bien advirtió Baudrillard, nuestra sociedad se encuentra desde hace décadas sumergida en una franca dinámica de simulación. La máxima de esos intermediarios entre nosotros y la realidad, los medios, es alcanzar un punto de sofisticación tal que la reproducción de la realidad sea literalmente indistinguible de la realidad misma. Y si esto es parte de la esencia de nuestra actual cultura, por qué no recurrir a una aplicación que envía mensajes románticos a tu pareja, simulando que eres tú quien los envía.

Se trata de BroApp y está pensada sobretodo para que usuarios masculinos –aunque aparentemente también las mujeres la podrían utilizar–, puedan pasar más tiempo con sus amigos sin necesidad de estar cumpliendo con una cuota de muestras digitales de afecto. Su funcionamiento es bastante simple. Cuenta con una base de mensajes pre-formulados, por ejemplo "te extraño mucho :)" o "hola mi amor cómo va tu día", que el usuario elige y programa a lo largo del día. También cuenta con la opción de tu armar tu propio stock de mensajes amorosos y luego simplemente programarlos. 

Para evitar que uno de tus mensajes se envíe cuando estás con ella, existen ciertos candados, entre éstos uno que impide que se manden siempre que estés conectado a un determinado wi-fi, por ejemplo el de su casa, o que si enviaste manualmente un mensaje 'real', entonces se anula el mensaje automatizado más próximo a ese momento. 

BroApp es para sistemas Android y tiene un costo de dos dólares. Así que si tu novia es excesivamente demandante en cuestión de intercambios romántico-digitales, y tú quieres sumergirte en un videojuego con tus amigos sin interrupciones, quizá debas considerar invertir en esta simpática, y un tanto machista, aplicación.

Te podría interesar:
Los propósitos y los usos reales de una invención casi nunca coinciden, e Internet no es la excepción, pues según el padre de la web, Tim Berners-Lee, nunca esperó que los gatos proliferaran de tal manera en la red.

gatoHace unos días se cumplieron 25 años de la creación de Internet, probablemente el invento más revolucionario de nuestra época y sin el cual ésta no podría explicarse, en varios sentidos. Asimismo, se trata de una cifra significativa para realizar un balance: qué promesas se cumplieron y cuáles han quedado pendientes, de qué manera su origen como proyecto militar ha determinado el viraje que ha tomado a acciones de espionaje, las amenazas en torno a la libertad que permite la red (de expresión, de disidencia, de libre flujo de contenidos) y si es posible potenciar su decidida vocación humanista.

O casi. Porque como usualmente sucede con toda invención, los propósitos con que fue creada y los usos que adquiere van distanciándose poco a poco conforme transcurre el tiempo. En Internet, prueba de ello es la devastadora cantidad de gatos que proliferan en todo tipo de sitios, en millones de variaciones. Para sorpresa, incluso, de Tim Berners-Lee, el “padre” de la Red.

En un chat que sostuvo con usuarios de reedit el miércoles pasado, Berners-Lee afirmó que entre sus muchas expectativas, nunca consideró que los gatos se apoderarían del contenido de Internet. Paradójicamente, él nunca ha contribuido a la causa, aunque confiesa que una vez subió una foto de su perro.

Por otro lado, en asuntos de mayor importancia (aunque quizá no por casualidad menos visibles), Berners-Lee también habló sobre Edward Snowden, a quien evitó calificar de héroe o de villano pero a cambio sostuvo que personas como él deberían ser protegidas, pues los “soplones” (whistleblower) tienen la posibilidad de salvar a la sociedad de las imperfecciones y las fallas de los gobiernos.