*

X
Hoy que se conmemora el día internacional de la mujer habrá discursos, absurdas felicitaciones e incluso se revelarán resultados de políticas públicas por la equidad de género, pero sin duda se dejará a un lado a las trabajadoras domésticas remuneradas.

empleada-domestica

Al pensar en esclavitud podemos remontarnos a tiempos lejanos, países colonizados o invadidos en los que la raza, el origen o la condición social destinaban a una persona a trabajar sin condiciones dignas, sin horario, sin contrato, sin apoyo para asistir al médico o para comprar medicinas. Para los esclavos está prohibido soñar con jubilaciones y ni qué decir de las vacaciones pagadas y programadas.

Pero si reflexionamos con una visión autocrítica, quizá la esclavitud siga existiendo ahora y ciertas condiciones se estén repitiendo en el cuarto de servicio de nuestros propios apartamentos. Con naturalidad muchos de quienes trabajamos fuera de casa y requerimos apoyo para el trabajo doméstico, tenemos una relación laboral con la persona que nos ofrece esos servicios sin establecer por escrito las condiciones ni mucho menos garantizar los derechos básicos que esa relación genera.

Aunque el trabajo doméstico remunerado no está limitado a las mujeres, en la mayoría de los países la población que integra a este sector es femenina. De acuerdo con los datos de la Organización Internacional del Trabajo OIT, en la actualidad, hay al menos 53 millones de trabajadores domésticos en el mundo, sin incluir a los niños que trabajan en este sector, y su número es cada vez mayor en los países desarrollados y en desarrollo. A esta cifra hay que agregar alrededor de 10,5 millones de niños – la mayoría menores de edad – que se desempeñan como trabajadores domésticos en los hogares de otras familias. 83% de los trabajadores domésticos son mujeres.

América Latina es una de las regiones del mundo en donde el trabajo doméstico remunerado es parte de la vida cotidiana de las personas y se mira como si fuera un servicio que no genera derechos laborales. Incluso hay empleadores que asumen que contar con apoyo doméstico y remunerarlo es algún tipo de filantropía en la que ellos son sólo amabilísimos benefactores. En Latinoamérica hay más de 14 millones de mujeres que trabajan realizando las actividades del hogar con remuneración. Y todas ellas enfrentan condiciones de trabajo muy poco dignas: extensas jornadas de trabajo, bajas remuneraciones, escasa o nula cobertura de seguridad social y alto nivel de incumplimiento de las normas laborales.

Y el tema de las normas laborales no aplica para muchas de ellas ya que hay países, como México, en donde la regulación de los derechos laborales de las trabajadoras domésticas remuneradas ha quedado rezagado. A pesar de que el 5 de septiembre de 2013 México firmó el Convenio 189 que lo obliga a regular en la materia, al día de hoy dicen que está traspapelado entre la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Gobernación. Hasta la fecha sólo ocho de los países miembros de la OIT (Bolivia, Filipinas, Italia, Mauricio, Nicaragua, Paraguay, Sudáfrica y Uruguay) han ratificado el Convenio.

El convenio fue firmado nueve meses después de que tomara posesión Enrique Peña Nieto como presidente de México, sin quedar ratificado y no parece tener interés alguno en hacerlo válido. Con esto se deja a más de dos millones de mujeres en un estado de vulnerabilidad jurídica en el que a lo más que pueden aspirar es a tener empleadores conscientes que, sin estar obligados por ley, establezcan contratos, las registren bajo el régimen voluntario del Instituto Mexicano del Seguro Social y respeten sus derechos humanos.

Entender que la esclavitud laboral. si no está en nuestro propio hogar, está al menos en los hogares cercanos, nos obliga no sólo a presionar al gobierno para que ratifique de una vez por todas el Convenio 189 sino para hacernos responsables del tipo de relaciones laborales que nosotros mismos establecemos con las trabajadoras domésticas.

Hoy que se conmemora el día internacional de la mujer habrá discursos, absurdas felicitaciones e incluso se revelarán resultados de políticas públicas por la equidad de género, pero sin duda se dejará a un lado a las trabajadoras domésticas remuneradas. El 30 de marzo es considerado por los movimientos sociales de las trabajadoras del hogar como su día. Sería una muy buena noticia que de aquí a esa fecha los Secretarios encuentren el Convenio que traspapelaron y lo entreguen para la ratificación del Presidente.

 

Twitter de la autora: @maiteazuela

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

7 mujeres visionarias sin las que la música electrónica no sería lo mismo

Por: pijamasurf - 03/07/2014

Estas 7 mujeres y su trabajo han ayudado a definir el paisaje contemporáneo de la música electrónica y quizá nunca habías oído hablar de ellas.

En un esquema patriarcal, los reflectores de la historia siempre están sobre los hombres y sus logros. Se han abierto importantes brechas en la historia social y política para mostrar la verdadera importancia del papel de la mujer, pero hay muchas otras historias, cómo la de la música, en que su papel aún no ha sido del todo reivindicado. La historia de estas 7 mujeres muestra que a pesar de los prejuicios el talento se impone y que hoy estaríamos frente a un paisaje musical muy distinto, seguramente más aburrido, si no fuera por sus invaluables aportes.

He aquí las historias recopiladas por Sarah Statham para Champion Up North:

 

1) DELIA DERBYSHIRE

DELIA DERBYSHIRE

Empezamos por rendir tributo a la “escultora del sonido”, Delia Derbyshire. La mujer detrás del wobbulator un día se acercó a los Decca Recording Studios de Londres, sólo para que le dijeran sin más que no empleaban mujeres. A pesar de que varias compañías la rechazaron, continuó persiguiendo su pasión y en 1960 logró materializar una oportunidad de trabajar como asistente en un estudio de la BBC.

Desmond Briscoe, ejecutivo del estudio, pronto se dio cuenta de que la alta, callada y pelirroja Delia no sólo era entusiasta, sino enormemente creativa y talentosa. Entonces Briscoe la invitó a unirse a su taller experimental Radiophonic en 1962, del que ella formó parte durante 10 años.

Una de sus primeras tareas fue realizar una de los primeros temas electrónicos utilizados alguna vez en televisión: la música de Ron Grainer (que quiso compartir créditos con Delia por sus efectos, pero las políticas de la empresa no se lo permitieron) para la nueva serie de ciencia ficción, Dr. Who. Delia, y su ingeniero, Dick Mills, habían creado cada sonido desde la nada; no tenían referencias anteriores y por lo mismo Delia no tenía idea de qué tan influyente se volvería su trabajo para el Radiophonic Workshop en el futuro.

Aquí puedes ver el minidocumental "La escultora del sonido":

 

2) SUZANNE CIANI

SUZANNE-CIANI

Pianista experta, Suzanne compuso partituras de jingles para anuncios de distintas marcas, como Coca-Cola y General Electric, usando un Buchla Analog Modular Synthesiser (el cual compró con dinero ganado en su trabajo en la fábrica de Buchla). Aunque es mejor apreciada por su música original y sus paisajes sonoros, su especialidad fue la reproducción de efectos de sonido en su sintetizador que, antes de ella, habían causado muchos problemas a los ingenieros que querían grabarlos.

El sonido de una botella de Coca al ser destapada y servida, utilizado en radio y televisión a finales de los '70, es uno de sus trabajos más reconocidos. Pronto sus efectos de sonido se volvieron altamente demandados. Su voz aparece en el juego de pinball “Xenon” y, en 1977, Ciani creó los efectos especiales para el disco de platino de Meco con la versión disco del soundtrack de Star Wars.   

A principios de los '80, Ciani empezó a grabar trabajos New Age que conjuntaban sonidos electrónicos con instrumentos tradicionales, y más tarde fundó su propio sello discográfico llamado Synthetic Wave. 

3) DAPHNE ORAM

DaphneOram

Aunque a Daphne Oram le ofrecieron un lugar en el Royal College of Music, ella prefirió tomar un trabajo como asistente de ingeniería de audio para un estudio de la BBC. Allí empezó a experimentar con cintas magnéticas y a explorar las posibilidades de los sonidos sintéticos. Después de un viaje a los RTF studios en los años cincuenta, Oram inició una campaña para que la BBC tuviera instalaciones de música electrónica para utilizar en sus programas. Esto la llevó a desarrollar el famoso Radiophonic Workshop. Un año más tarde abrió los “Oramics Studios for Electronic Composition” en un edificio que fue alguna vez utilizado para secar avena cerca de Kent.

En febrero de 1962, Daphne ganó una gran subvención para apoyar el desarrollo de su máquina Oramics. Haciendo uso de una nueva técnica —mejor descrita como “sonido dibujado”— este dispositivo permitía al compositor dibujar un alfabeto de símbolos en película de 8 mm y meterlos en la máquina para producir sonidos. Parecido a la manera en que ahora dibujamos beats y manipulamos sonidos con software, éste fue el amanecer de un acercamiento visual a la creación de la música electrónica.

Aquí hay una versión virtual de la máquina expuesta en el Museo de Ciencia de Londres. Puedes ver cómo el usuario cambia el pitch, el reverb, el vibrato y la velocidad con su dedo: 

 

4) ELIANE RADIGUE

ELIANE_RADIGUE

Creados en París, los trabajos más valiosos de Eliane Radigue (producto de un sintetizador ARP, un micrófono y cintas magnéticas en loop) fueron elogiados a través de su carrera por su pureza y su contribución al reino de los trabajos sonoros. Llamados “de una verdadera originalidad”, sus paisajes sonoros comunican movimiento, cualidades espirituales, además de tener el poder de transportarte hasta lo más profundo del corazón de cada sonido.

Después de trabajar en varias universidades y estudios de música electrónica, Radigue viajó al Tibet en 1975 para explorar el budismo. En tanto que este movimiento interrumpió temporalmente su desarrollo creativo, en sus trabajos posteriores se puede escuchar el efecto del tiempo pasado en tal paz y quietud, a través del control y la disciplina utilizadas por los largos y meditativos zumbidos que ha utilizado desde entonces.

Pionera y visionaria musical desde que empezó a producir sus evocadores sonidos electrónicos en los sesenta, Eliane Radigue ha creado un singular, poderoso y único trabajo.

 

5) CLARA ROCKMORE

clara_rockmore

Virtuosa del Theremin y gran innovadora, Clara Rockmore destacó desde niña cuando tomaba lecciones de violín. Viajó a Rusia para asistir al prestigioso Conservatorio Imperial de San Petersburgo con tan sólo 5 años de edad (hasta hoy sigue siendo la estudiante más joven en lograr entrar a esta institución).

En su adultez, sin embargo, Clara tuvo que abandonar su instrumento, pues había desarrollado dificultades crónicas en los huesos debidas a problemas de malnutrición cuando era niña. Contemplativa acerca de su futuro creativo, se inclinó hacia el uso del Theremin, un instrumento nuevo, con un sonido similar al del violín y que describió como “el salvador de su cordura musical”.

Notando las limitantes del diseño original del Theremin, Rockmore ayudó a desarrollar el instrumento para ajustarlo a sus necesidades. Sugirió varias mejoras al inventor del instrumento, Léon Theremin —una antena de volumen más rápida, un rango musical más amplio y controles de tono— las cuales fueron incorporadas en versiones posteriores del instrumento.

Aquí puedes ver y escuchar las habilidades de Clara en su Theremin modificado: 

 

6) PAULINE OLIVEROS

pauline_oliveros

Aunque escribió sus primeras piezas utilizando notación tradicional, Pauline Oliveros rápidamente empezó a explorar con técnicas electrónicas. Influenciada por sus estudios en culturas nativo-americanas y religiones orientales, sus composiciones incluyen prácticas ritualistas y meditativas mientras explora ideas cada vez más profundas y existenciales.

Oliveros fue una figura central en el desarrollo de la electronic art music, y fue miembro fundador del San Francisco Tape Music Center. Ha escrito libros, imaginado nuevas teorías musicales y examinado nuevas formas de enfocarse en la música. La más famosa de todas es su noción de “conciencia sónica”  y “escucha profunda”. Oliveros acuñó el término de “escucha profunda para describir la disciplina de interpretar y grabar en espacios atmosféricos y resonantes como catedrales, cuevas y grutas.

Aquí puedes escuchar uno de sus trabajos titulado "Bye Bye Butterfly":

 

7) LAURIE ANDERSON

laurieanderson

En 1977, Laurie Anderson creó un violín con cinta magnética en el arco (en lugar de la tradicional crin de caballo) y una tape head en el puente. Aunque más tarde se deshizo de la cinta magnética y usó el contacto con el arco para disparar las secuencias de audio, la inventividad de Anderson, al igual que un filtro vocal que da gran profundidad a su voz, es un motivo recurrente en su trabajo.

Junto con sus filtros vocales, Anderson tenía su 'talking stick', un largo controlador MIDI con forma de bastón diseñado para reproducir sonidos. Así lo describe ella:

“[El Talking Stick es] un instrumento inalámbrico que puede accesar y replicar cualquier sonido. Funciona bajo el principio de síntesis granular —la técnica de romper el sonido en pequeños segmentos, llamados granos, y entonces volver a reproducirlos de maneras diferentes. La computadora reorganiza los fragmentos de sonido en líneas continuas o en paquetes aleatorios que son vueltos a reproducir en secuencias traslapadas para crear nuevas texturas”.

La pieza, mitad cantada, mitad hablada, “O Superman (For Massenet)”, que hace uso de su Talking Stick, inesperadamente alcanzó el lugar número 2 en el ranking británico en 1981.

[Champion Up North]